Genial
Genial

17 Pruebas de que conseguir un nuevo trabajo es solo el comienzo, y que lo peor aún está por llegar

Probablemente, muchos tengan historias sobre cómo consiguieron un nuevo trabajo. Es difícil olvidarse de una experiencia así: cuando todavía no sabes cómo funciona todo, no hay una sola cara familiar alrededor, y parece que las tareas caen sobre tu cabeza una tras otra. Sin embargo, ocurren momentos en los que un recién llegado en verdad obtiene mucho más trabajo del que se supone que debería recibir un empleado en período de prueba.

En Genial.guru recurrimos a los recuerdos de los usuarios que contaron sobre las dificultades que enfrentaron en sus primeros días de trabajo.

  • Una pariente mía no lograba encontrar trabajo. Al final, la contrataron como cajera de banco. Después de recontar su primer sueldo, encontró un billete de más. Junto con su madre, decidieron quedarse con el dinero extra. Resultó que era una prueba estándar de decencia para los recién llegados. La despidieron. © Oídoporahí / VK
  • Era mi primer día como decorador de pasteles en una panadería. La primera rareza fue que dos pájaros entraron volando al local, uno de ellos se quedó atascado detrás del refrigerador y no paraba de chillar, tuve que llamar al jefe para que me ayudara. Y luego un perro se sentó al lado de la entrada trasera, se puso a ladrar sin parar y no se iba, tuve que llamar al departamento de control de animales. © _iron_butterfly_ / Reddit
  • En el verano de mi último año escolar trabajé durante 1 mes como chica de la limpieza. No sabía si llorar o reír. Lavé 2 pisos, pensé que si le agregaba más detergente en polvo al agua, todo quedaría más limpio. Terminé de lavar y decidí dar una vuelta, revisar mi trabajo. Quedé boquiabierta, todos los pisos quedaron manchados de blanco. Tuve que volver a repasar todo. © Valentina Shuvakina / Facebook
  • Cuando era joven decidí trabajar como peón. Encontré una empresa de construcción a través de una página web de trabajo. Llamé y me convocaron. Dijeron que iban a construir un centro médico. Llegué temprano en la mañana, la contratación duró unas 2 horas, después de eso hasta me llevaron a la obra. Era un lugar completamente vacío, había un edificio sin terminar, y absolutamente nadie alrededor. Dijeron que esperara a la brigada. La brigada llegó, pero no para trabajar, sino por el dinero que no les habían pagado en varios meses. Después de hablar con ellos durante 10 minutos, me di cuenta de que no había nada que hacer ahí. Fui a la oficina y renuncié. © santik8 / Pikabu
  • Mi primer día como profesora de quinto grado. Estuve varios días arreglando el salón de clases, quedó perfecto. Planeé una increíble actividad de introducción a la clase. Como resultado, ninguno de los alumnos pronunció una sola palabra durante todo el día. Ni siquiera hablaban entre ellos. No importaba lo que hacía, no hubo respuesta, ni siquiera una sonrisa. Me sentí como un mono entrenado actuando en el escenario. Me fui a casa y me puse a llorar, pensando: “¿En qué me he metido?”. © Tinypenguin29 / Reddit
  • Conseguí trabajo como cocinera en un comedor. Era mi primer día, estaba corriendo por la cocina sacando chispas. Después vino la jefa, comenzó a dar vueltas, revisando todo, gritándole a todos. Me señaló con el dedo y dijo: “Tú te dedicarás a la limpieza”. A lo que respondí: “¿Cómo? Yo fui contratada para hacer otra cosa”. Las otras cocineras comenzaron a quejarse de que no llegarían a cocinar lo necesario sin mí. Recorriendo la cocina con una mirada loca, señaló con el dedo a la pastelera: “¡Tú ayudarás a las cocineras!”. Ella, por supuesto, también se negó. La jefa empezó a gritar que entonces nos despediría. Nos fuimos solas en ese mismo momento. El resto de los que trabajaban allí huyeron después de una semana. © Galina Grechishnikova / Facebook
  • Fui a la entrevista para el puesto de lavaplatos en una cafetería. Me contrataron enseguida y me dijeron que fuera a trabajar a las 18:00. Llegué sin saber qué hacer: había enormes pilas de trastes que se habían juntado durante el día, el fregadero estaba lleno de restos de pollo y camarones, así que me puse manos a la obra. Por la noche, el gerente dijo que se iba y que debería cerrar todo cuando terminara. Salí de ahí recién a las 4 am. © GeranimoAllons-y / Reddit
  • La primera vez que trabajé fue en mis años escolares. En el quinto grado, decidí ganar mi propio dinero, así que durante el verano fui a desmalezar los macizos de flores en el terreno del Instituto Agrícola. Quedé amargamente decepcionado con este trabajo: íbamos quitando las malas hierbas de estos macizos de flores por las mañanas durante todo un mes en lugar de disfrutar de las vacaciones. El verano terminó, y el dinero ridículo que recibí ya ni lo quería.
  • Se suponía que debía trabajar como ayudante de chef durante una semana antes de comenzar a trabajar por mi cuenta, pero la mañana de mi primer día laboral el chef no se presentó. Tenía 19 años, nunca había cocinado más que para mí y mi hermana. No tenía experiencia de trabajar en restaurantes en absoluto. La cafetería estaba repleta de camioneros, la lista de pedidos estaba casi llena y las meseras me decían: “Tú solo cocina, bebé”. © Amish***Fights / Reddit
  • Tenía 18 años, me acababa de graduar de la secundaria. Era mi primer trabajo en un taller de costura: me dieron una plancha de 8 kilogramos, era un turno de 12 horas, y todo el tiempo tenía que levantar esa plancha y ponerla sobre prendas terminadas. Después del primer día, llegué a casa con callos en las manos. © Elena Yakupova / Facebook
  • Presenté mi solicitud para trabajar en un local de comida rápida de mi barrio, me llamaron de inmediato y dijeron que podía ir a practicar el sábado. Me capacitaron durante aproximadamente una hora antes de que abriéramos y luego me cayó encima un montón de trabajo. Fue agotador y estresante, y al final nunca me volvieron a llamar. Creo que me dejaron trabajar sin experiencia solo porque ese día no tenían suficiente personal. © SavageryNA / Reddit
  • Mi amiga tenía 24 años, era su tercer día como asistente contable. Una mujer se acercó a ella y dijo agresivamente: “¡Empaca tus cosas ya mismo y sal de aquí!”. Ella se sorprendió y le preguntó a su jefe qué estaba pasando. Resultó que era la esposa del jefe, que simplemente no aceptaba chicas jóvenes al lado de su esposo. © Víborgskiy krendel / Genial.guru
  • Era mi primer turno en una cafetería. Me dijeron: “No debería haber mucha gente esta noche”. Se suponía que iban a estar 3 empleados y yo como practicante. Pero, de hecho, solo quedamos mi superior y yo en el trabajo ese día. Y nos inundaron de pedidos. Fue muy duro y ni siquiera me lo pagaron porque solo era un practicante. © fuzzypyrocat / Reddit
  • Era ayudante de educadora, me dejaron sola con un grupo de niños pequeños y no me dieron instrucciones. Me encantan los niños, pero nunca antes había tenido que cuidar a tantos niños de dos años al mismo tiempo. Fue terrible. © cerezsis / Reddit
  • Una vez conseguí trabajo en una imprenta, trabajaba con una señora que no paraba de hablar, sermoneaba y me molestaba con sus comentarios constantemente. Estaba tan cansada de ella, que una semana después fui con el director y dije que renunciaba. Él preguntó por el motivo. Y entonces no pude aguantar más: estallé en lágrimas por el estrés acumulado. Resultó que esa señora antes era profesora. © Inna Stepanova / Facebook
  • A los 20 años me contrataron como vendedor en una concesionaria de autos, me preguntaron si podía quedarme a aprender ese mismo día. Estuve de acuerdo, el gerente me dijo que monitoreara el trabajo de los vendedores. Así que, cuando un vendedor empezó a atender a un cliente, comencé a seguirlo. Él se dio cuenta y preguntó: “¿Qué estás haciendo?”. Bueno, entonces fui tras otro vendedor, pero él también me dijo que me largara. Básicamente pasé todo el día recibiendo maldiciones de parte de los vendedores. © jakers31 / Reddit
  • Era mi primer día de práctica en una tienda. Estaba cambiando las etiquetas de precios de los quesos y noté moho en dos trozos. Fui con la gerente y ella dijo que recortara el moho de los quesos y los volviera a poner en su lugar. A mis objeciones, me respondió: “Pero así hacen todos en casa”. Continué discutiendo, a lo que ella dijo que aparentemente yo era de familia rica. Nunca volví a esa tienda, ni para trabajar ni a comprar. © Habitación № 6 / VK

¿Y cómo fue tu primer día de trabajo: fácil y divertido, o difícil y triste?

Genial/Historias/17 Pruebas de que conseguir un nuevo trabajo es solo el comienzo, y que lo peor aún está por llegar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos