Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Esta mujer es maestra de yoga a sus 100 años, y decidió contar el secreto detrás de su fuerza

Si crees que eres demasiado viejo para algo, es momento de que conozcas a Tao Porchon-Lynch, una mujer que, a sus 100 años, sigue impartiendo clases de yoga a cientos de alumnos y compartiendo su sabiduría y la manera en la que sigue manteniéndose joven tanto física como espiritualmente. Todo eso, sumado a la paz que transmite con su sonrisa, ha llamado la atención del mundo, dándole fama internacional.

Genial.guru quiere contarte la historia de Tao y compartir contigo algunos de sus consejos para llegar a los 100 años con la misma vitalidad con la que ha vivido siempre.

Su primer contacto con el yoga

Tao nació en Puducherry, India, y fue ahí cuando un día, a sus siete años, mientras caminaba por la playa con su tía, vio a un grupo de hombres practicando yoga. En aquel momento se sintió hipnotizada por el ritmo de sus movimientos y preguntó qué era. Aunque su tía le explicó de qué se trataba el asunto, también le dijo que era una práctica demasiado masculina para ella, pero eso no hizo que se le fuera de la mente la sensación de querer saber más al respecto.

Para ella no hay nada imposible

A partir de los 20 años, la mujer comenzó a tomar clases de yoga y a buscar maestros de la talla de Deepak Chopra, con quien aprendió que para el cuerpo, la mente y el espíritu no hay límites cuando se vive en paz y en armonía con el universo. Así, fue perfeccionando su práctica hasta llegar a Nueva York, en donde fundó el Westchester Institute of Yoga en 1982, escuela en la que, desde entonces, ha dado clases y ha entrenado a cientos de profesores.

El secreto está en respirar

A lo largo de su carrera, Tao ha enseñado yoga en Francia, Dubái, China y Rusia, pero nunca ha dejado de perfeccionarse y, durante todo este tiempo, ha viajado 30 veces a India para continuar con su formación. Sin embargo, reduce toda la sabiduría que lleva en su interior en una sencilla frase: “La respiración es la que nos enseña”. Según ha dicho en varias entrevistas, aprender a inhalar y a exhalar es lo que fomenta la armonía entre el cuerpo, la mente y el espíritu, dándonos la energía que necesitamos.

Dar gracias por cada día

Al despertar, antes de impartir clases, Tao agradece por seguir viva y mantiene un solo pensamiento en su mente. “Cuando me levanto en las mañanas, miro al Sol y digo ‘Este va a ser el mejor día de mi vida’. Y lo es, siempre lo es”. Gracias a ello, la sonrisa que lleva en su rostro nunca desaparece, y con ella transmite una sensación de tranquilidad a todo aquel que la conoce.

Aprovechar el poder interior

De acuerdo con Tao, todo el mundo podría llegar a su edad sintiéndose igual de bien y realizando las mismas posturas de yoga que ella hace sin problemas. Lo único que hay que hacer es reconocer el poder que llevamos dentro y dejar de tener malos pensamientos, concentrándonos en todo lo que puede salir bien, en lugar de en todo lo que puede salir mal. “No hay nada que no podamos hacer si aprovechamos el poder que vive en nosotros”, se puede leer en su página oficial, en donde puedes aprender más sobre su filosofía de vida y enterarte de dónde estará dando clases, por si gustas tomar alguna.

Lista para los 101 años

El 13 de agosto de 2019, Tao cumplirá 101 años, y, aunque todavía no sabe cómo celebrará, dice estar lista para dar gracias por un año más de vida y que se siente mejor que nunca, algo que definitivamente se nota en su semblante.

¿Te gustaría llegar a los 101 años? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios!

Compartir este artículo