Genial
Genial

La actriz Diane Keaton decidió no casarse para convertirse en madre soltera a los 50 años

En la actualidad, muchas mujeres se sienten presionadas por completar sus metas de vida en el menor tiempo posible: tener una carrera exitosa, ser supermamás y mantenerse siempre jóvenes. Sin embargo, hay mujeres que quieren darse el tiempo para vivir cada etapa de la vida bajo sus propias reglas. Una de ellas es la actriz, directora y productora de cine Diane Keaton.

El día de hoy, en Genial.guru hemos decidido traerte la historia de cómo esta famosa decidió convertirse en madre soltera a los 50 años tras haber triunfado en su carrera profesional, para demostrar que con determinación y paciencia, es posible conseguir todas las metas.

Ser siempre la hija y no la madre

Diane Keaton fue la mayor de cuatro hermanos nacidos en Los Ángeles, California. Su padre, Jack Hall, era ingeniero civil y su madre, Dorothy Keaton, era una ama de casa y fotógrafa aficionada que ganó un concurso de belleza local. La actriz ha contado que fue la teatralidad de dicho evento, lo que la inspiró a comenzar su carrera y posteriormente convertirse en una de las actrices más representativas del cine en la década de los 70.

Respecto a la opinión que tenía sobre la maternidad en el pasado, la actriz comenta:
“He tenido una vida muy inusual. Obviamente orientada a mi carrera. Estaba feliz de ser la hija de alguien hasta bien entrados mis cuarenta años. Eso significaba mucho para mí. No pensé que alguna vez estaría preparada para ser madre”.

La influencia de sus padres

Además de no haber considerado de forma seria la opción de ser madre en su juventud, la actriz tampoco estaba muy enfocada en la idea del matrimonio gracias a la relación entre sus padres.

En una entrevista con varios colegas de su profesión, Keaton contó que mientras crecía, vio cómo la relación de sus padres se basaba en el amor, puesto que su padre amaba mucho a su madre, pero al ser la hija mayor de cuatro hermanos, también pudo ver todos los sacrificios que su madre realizó por la familia y eso la motivó a no querer renunciar a su independencia mientras crecía.

Las relaciones sentimentales que han formado su perspectiva

A pesar de haber estado ligada sentimentalmente a muchos de los galanes del cine de su época como Warren Betty, Jack Nicholson y Al Pacino, Keaton comenta que nunca surgió la cuestión del matrimonio, ya que nunca le han pedido la mano. Pero dice que no se siente triste al respecto, ya que piensa que el haberse casado en ese momento no hubiera sido una buena idea, puesto que ella considera que le faltaban las cualidades que necesita un matrimonio, por ejemplo, el lado maternal para atender a una familia.

En la actualidad, la actriz no parece arrepentirse de su decisión, ya que que a corto plazo no tiene planes de comenzar una relación sentimental. En una entrevista de 2019, le preguntaron sobre su vida sentimental y la actriz aclaró que no ha tenido una cita en al menos 35 años. “Tengo amigos hombres. Tengo muchos amigos, pero nada de citas, nada de mua-mua”, dijo, imitando el sonido de los besos.

La idea de adoptar

Al hablar de su decisión sobre adoptar, Diane explicó que la falta de una relación sentimental estable fue lo que causó que aplazara su decisión por tanto tiempo: “La maternidad no fue un impulso que no pudiera resistir, era más bien como un pensamiento que había tenido durante mucho tiempo... Quería tener una buena relación. Esas buenas relaciones que son fuertes y significativas nunca me sucedían, y eso prolongó mi indecisión”.

En muchas ocasiones, la actriz ha platicado sobre cómo su idea de la maternidad al principio estaba muy marcada por la necesidad de tener una pareja. Sin embargo, con el paso de los años parece ser que ha cambiado su opinión, ya que en posteriores entrevistas declaró: “No puedes sentarte ahí y decir pobre de mí”, ya que a pesar de haber tenido años de “egoísmo”, como ella los describe, descubrió que ser madre le resultaba mucho mejor.

Los retos de la maternidad

La talentosa actriz y productora decidió convertirse en madre por primera vez bajo sus propios términos, al adoptar a su hija Dexter en 1996. “La maternidad me ha cambiado por completo”, declaró una vez a los medios. “Se trata de la experiencia más aleccionadora que he tenido. Creo que te pone en tu lugar porque realmente te obliga a examinar las cuestiones en las que dices creer, y si no puedes mantener esos principios cuando estás criando a un niño, olvídalo”. Posteriormente, en 2001, adoptó a su segundo hijo, Duke.

Al hablar sobre los retos que experimentó al convertirse en madre adoptiva, Diane explica que tuvo que deshacerse de la perspectiva que había tenido hasta el momento: “Cuando adopté, inmediatamente tuve que cambiar como persona y volverme más generosa. Me hizo darme cuenta muy rápidamente de que estaba completamente ensimismada. ¡Soy actriz después de todo! No tenía a nadie que me dijera si lo estaba haciendo bien o no, que era a lo que yo estaba acostumbrada. Solo quería preguntarles ¿Cómo lo estoy haciendo? ¿Les caigo bien?”.

La vida con sus hijos

Ahora que es mamá, Diane dice que disfruta que la atención no se centre en ella y en cambio, prefiere enfocarse en sus hijos, ya que Dexter y Duke han logrado alcanzar sus metas propias, como el interés de su hijo por la fotografía, o el reciente matrimonio de su hija Dexter, graduada de la Universidad de Arizona. En la actualidad, los retos con sus hijos adoptivos no han terminado, ya que a medida que crecen y el mundo cambia, la maternidad y su desarrollo personal como mujer presentan nuevos retos.

Actualmente, la actriz tiene 76 años, pero el hacerse mayor no es un obstáculo para disfrutar la vida. Anteriormente, al abordar el tema de la edad, Keaton había comentado que: “nunca entendió la idea de que debes relajarte a medida que envejeces” y añadió: “Disminuir la velocidad no es algo con lo que yo me identifique en absoluto. Mi objetivo es seguir en las buenas y en las malas, en todo eso. La mejor parte es que todavía estoy aquí y, como sé que el final está a la vista, atesoro más las cosas”.

¿En qué momento consideras que existe más presión para que las mujeres consigan sus metas de vida? Compártenos tu opinión en los comentarios.

Genial/Historias/La actriz Diane Keaton decidió no casarse para convertirse en madre soltera a los 50 años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos