Genial
Genial

La historia de cómo Cher rompió con los estereotipos de su época para convertirse en una estrella

Hacerse un lugar en la industria del entretenimiento es largo y tedioso, y más si implica seguir ciertas normas para evitar caer en el escándalo. Fue así como la cantante y actriz Cher logró convertirse en todo un ícono del cine, la música y la moda, aunque tuvo que superar varios obstáculos para reinventarse y cosechar éxitos en su carrera.

En Genial.guru queremos compartir la historia de Cher y de cómo construyó su trayectoria artística entre altibajos, tropiezos y logros, llegando a alcanzar la cima.

Siendo hija de una aspirante a actriz, la pequeña Cherilyn Sarkisian (más conocida como Cher) se sintió atraída por la fama debido a su madre. Durante su infancia, creó un grupo musical en la escuela, y aunque pensaba que no era apta para ser actriz por no considerarse atractiva, no se veía haciendo otra cosa.

Durante la adolescencia, dejó la escuela debido a las dificultades que tenía en los estudios y se volcó por completo al mundo del espectáculo. Recién a los 30 años supo que tenía dislexia, un trastorno que dificulta comprender la relación de las palabras y los números.

Ante esto, ella dijo: “Soy una lectora terrible. No escribo cartas. Tengo mala relación con los números. Puedo hacer una llamada siempre que no sea a larga distancia. Cuando escribo la primera letra de una palabra, mi mente me lleva a la última. Veo las palabras y las mezclo”.

A pesar de eso, Cher logró darle vuelta a su situación para comprender sus propios textos a la hora de actuar o cantar. “Leo mis guiones lentamente y los memorizo casi de inmediato. Ahora mi problema es solo un fastidio más que otra cosa”. Aun así, no lo ve como un defecto que desearía cambiar, ya que en su cuenta de Twitter escribió: “Si pudieras retroceder el tiempo y cambiar una cosa, ¿sería no tener dislexia? ¡No! Causó dolor, ¡pero soy yo!”.

Mientras buscaba abrirse un camino en el ámbito de la actuación, conoció a un compositor llamado Sonny Bono, de quien se enamoró al instante. “Tenía una admiración por Sonny como héroe, incluso después de estar juntos. Simplemente pensé que era genial”, recordó la artista. Pasado un tiempo, Cher se percató de que su esposo la veía más bien como una gran fuente de ingresos y que se le hacía imposible trabajar por su cuenta, ya que él poseía gran parte de los derechos de todo su trabajo.
Por eso, luego de separarse, a Cher se le dificultó seguir adelante. Aun así, no se rindió: “Hice modelaje, porque eso era lo único que podía hacer para mantenerme en marcha”. Poco después conoció a un magnate llamado David Geffen, quien la ayudó a salir del apuro: “David me ayudó mucho. No tenía dinero ni forma de vivir. Si no fuera por él, no sé dónde habría estado. Habría estado en la calle”.

El talento, la personalidad y el carácter atrevido de Cher la llevaron a entablar relaciones con actores de renombre, como Meryl Streep, quien la aprecia por su habilidad como actriz. En una ocasión, Streep dijo: “Ella hizo que pareciera que todos los demás en la televisión se estaban esforzando demasiado, empujando. Ella era tan inmediata, libre, y era astuta al aterrizar las bromas. Hábil, pero era invisible”.

Por otro lado, el diseñador Bob Mackie, quien fue contratado por Cher para diseñar su vestuario, admiró la audacia de la cantante y actriz por romper los moldes de la época. Así la describió: “Para ser linda y bonita en ese entonces, debías tener una nariz hacia arriba y mucho cabello rubio. Pero Cher es una chica de aspecto increíble. Ella puede parecerse a cualquier cosa. Le encantaba vestirse, y nada la intimidaba. Al final, la gente veía su programa solo para ver qué iba a ponerse”.

Y es que Cher no solo era reconocida por sus canciones e interpretaciones, sino también por sus llamativas vestimentas, que se salían de las normas de la época. Ya fuera un pañuelo de seda o un tocado de araña, cada conjunto estaba hecho para romper todas las reglas. Pero fue en la Gala del Met de 1974 cuando generó un gran cambio al lucir un vestido de plumas y cristales. Tal fue su repercusión que varias artistas replicaron su estilo años más tarde.

Durante los años ochenta, Cher obtuvo una nominación al Óscar por Silkwood, y se ganó la estatuilla por su actuación en la película Hechizo de luna. En los noventa, retornó a la música con su tema Believe, alcanzando el primer lugar en ventas. Esto también la llevó a ser nominada a mejor álbum de pop vocal en los Grammy del año 2000.

Con el paso del tiempo, esta artista siguió cosechando éxitos, y actualmente es considerada la estrella femenina número 1 del mundo en las últimas seis décadas. También se la reconoce por ser la mujer de mayor edad en llegar a la cumbre de la lista Billboard Hot 100 y alcanzar la mayor venta de todos los tiempos.

Cher es un ejemplo de perseverancia y riesgo, puesto que superó sus dificultades de aprendizaje y luchó por recuperar lo que por derecho le correspondía tras el abuso de su primer matrimonio. También mostró que, en ocasiones, vale la pena salirse de los esquemas sociales para romper estereotipos e incentivar a las futuras generaciones a vencer sus miedos y a trabajar para llegar a la cima.

¿Cuáles son las estrellas que te inspiran a sobreponerte a los obstáculos para lograr tus propósitos? ¿Qué cosas crees que deben cambiar para superarse a uno mismo y ser ejemplo de perseverancia?

Genial/Historias/La historia de cómo Cher rompió con los estereotipos de su época para convertirse en una estrella
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos