Genial
Genial

La historia de John Cena que nos muestra que para ser campeón se necesita mucha fuerza y humildad

John Cena es uno de los luchadores más famosos de la WWE. Y a pesar de tener un rostro y un cuerpo muy rudos, con los que ha enfrentado incontables peleas en su carrera, también ha dedicado su vida a cumplir los sueños de otros. Parte de su gusto por poner una sonrisa en las caras de niños y adultos es la satisfacción de que, además de darles un momento inolvidable, les brinda un poco de esperanza para que nunca se rindan.

Una de las razones que motivó a John Cena a ayudar a sus semejantes viene de su niñez. Él contó en una entrevista que cuando tenía 12 años, era molestado por sus compañeros por su forma de vestir y la música que escuchaba. Por eso, pidió de regalo de Navidad un juego de pesas, para poder ejercitarse y dejar de parecer débil.

Él comentó que en esa época pesaba como 40 kg y quería ser más fuerte para defenderse de los mayores. “Comencé a ejercitarme cuando tenía 12 años, y para cuando tenía 15, ya pesaba 68 kg. A los 17, ya pesaba más de 100, así que ya no me molestaban”.

Cuando era joven, John Cena viajó a buscar la fama y el éxito a la ciudad de Los Ángeles. Él contó que su papá no estaba de acuerdo con eso y que le dijo que regresaría en dos semanas “con la cola entre las patas”.

La fama no llegó rápidamente, y John tuvo que vivir en su auto en lo que encontraba un trabajo adecuado. “Dormí en mi coche un tiempo, era un espacioso Lincoln Town Car de 1991. Tenía mi ropa en la cajuela y dormía en el asiento trasero”. Trabajaba en un gimnasio y se duchaba en las regaderas. Gracias a eso, pronto pudo ahorrar para mudarse y pagar sus cuentas.

John Cena continuó con su vida, tomando varios trabajos eventuales, como en una empresa de mudanzas cargando cosas. Pero no dejaba de entrenar, y tenía la ilusión de poder ingresar en la WWE.

Jim Ross, un cazador de talentos de la WWE, contó que lo encontró en el gimnasio donde entrenaba. Le impresionó su tamaño, e incluso pudo charlar con él, pero lo que más llamó su atención fue el conocimiento que tenía de las luchas y su carisma. Ross de inmediato tuvo la corazonada de que John sería una gran estrella en los próximos años, por lo que lo firmó de inmediato confiando en su intuición. Y no estaba equivocado.

A principios de la década del 2000, John Cena hizo su debut en la WWE, en donde se convirtió en una figura por sus grandes victorias y el carisma que desbordaba en sus presentaciones.

Fue campeón mundial 16 veces y ganó el campeonato de la WWE 13 veces, imponiendo un récord. Se convirtió en la cara pública de la compañía por más de una década. En 2022 se cumplen 20 años de la primera vez que John se subió a los escenarios, y ahora aparece en ellos solo en ocasiones especiales.

En 2006, filmó The Marine, su primera película como protagonista para WWE Studios, la división de la compañía que produce y financia cintas con las estrellas de la lucha libre. La producción triunfó, y pronto comenzó a hacer más y más películas, hasta que en 2019 fue parte de Rápidos y Furiosos 9. Este filme se convirtió en un éxito internacional y en una de las cintas más exitosas de los últimos tiempos.

Esto hizo que su carrera como actor despegara, y en 2022 protagonizó su propia serie, Peacemaker, creada por el renombrado director James Gunn.

Chris Pizzello/Invision/AP/East News

Gracias a su éxito en la lucha libre de la WWE y en las películas y series que ha estelarizado, John ha acumulado una gran fortuna. Ha revelado que tiene una colección de más de 20 coches de distintas épocas, los cuales presume en sus redes sociales.

Esta incluye algunas piezas clásicas impresionantes, las cuales van desde un Dodge Charger 426 Hemi del año 1966 hasta un Plymouth Road Runner Superbird de 1970. Pero aún conserva el viejo Lincoln de 1991 en el que solía dormir cuando no tenía dinero.

John Cena no solo consiguió varios récords en su paso por la WWE, sino que también alcanzó algunos por la recaudación en taquilla de sus películas. Sin embargo, uno de los que más le ha costado obtener es ser el famoso que más deseos ha cumplido en la fundación Make-A-Wish, una institución que se dedica a hacer realidad los pedidos de pacientes con enfermedades terminales.

El libro Guinness World Records ha reconocido al actor y estrella de la lucha libre por la mayor cantidad de deseos cumplidos a través de la fundación, con un total de 650. Hizo realidad el primero en 2002, y en 2015 logró llegar a los 500 deseos. En los últimos 7 años, ha cumplido 150 más, y el 19 de julio de 2022 logró cumplir el deseo número 650. Al hacer realidad uno de esos, él declaró: “No puedo decir lo genial que es ver a los niños y a sus familias tan felices. Realmente quiero mostrarles que este es su día. Simplemente lo dejo todo, no me importa lo que esté haciendo”.

“La razón por la que amo tanto Make-A-Wish es porque esos son los deseos de esas familias. Puedes hacer lo que quieras, y la lista de Make-A-Wish es enorme, literalmente harán lo que quieras. ’Quiero jugar fútbol con John Cena e ir a verlo luchar’. Eso es lo más genial que he oído en mi vida. Pero teniendo todo en cuenta, me encanta todo eso, me encanta esa alegría. Me encanta esa conexión, y ahí es donde estoy ahora mismo”, declaró recientemente en una entrevista.

Actualmente, ostenta el récord mundial Guinness como el famoso que más deseos ha cumplido a través de la fundación Make-A-Wish, con un total de más de 650. Lograrlo le costó más de 20 años, pero John no planea detenerse, y seguirá cumpliendo pedidos mientras pueda.

Durante todos estos años de cumplir deseos, Cena ha interactuado con personas con cáncer, accidentadas, pacientes con enfermedades congénitas y otros padecimientos. Con ellos comparte uno de sus eslóganes característicos: “¡Nunca te rindas!”.

Hace unos años, varios de esos niños (ahora adultos) y personas que fueron inspirados por John Cena le devolvieron el favor y lo sorprendieron al entregarle un trofeo por ser un “Cambiador de vidas”. En una entrevista, el actor declaró que le encanta hacer este tipo de cosas porque da alegría a las personas involucradas y a todos los que ven las sonrisas en los rostros de los pequeños. Esta felicidad es igual a esperanza, y la esperanza mueve montañas.

¿Qué persona te ha inspirado en algún momento difícil de tu vida?

Genial/Historias/La historia de John Cena que nos muestra que para ser campeón se necesita mucha fuerza y humildad
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos