Genial
Genial

Cómo Barbie llegó a las tiendas de juguetes, y las dificultades que atravesó su creadora

Cuando una mujer viaja al pasado y se pone a platicar sobre sus juguetes favoritos de la infancia, lo más seguro es que mencione una Barbie, esa muñeca bonita y aspiracional que ha estado en manos de muchísimas niñas a lo largo del tiempo. Pero poco se conoce sobre la mente maestra detrás de esta muñeca y todo por lo que tuvo que pasar para que las niñas tuviéramos una en nuestras manos. Su nombre es Ruth Handler, una mujer emprendedora que jamás imaginó el éxito de su creación.

Ruth Handler aprendió a trabajar desde muy pequeña

Matt Campbell / East News

Ruth Handler fue la creadora de Barbie, la muñeca que no solo se convirtió en un ícono estadounidense y un negocio multimillonario, sino también en la consentida de muchas niñas alrededor del mundo. Pero el camino no fue fácil.

Ruth nació en Denver, Colorado, en 1916 y fue la menor de diez hermanos. Debido a los problemas de salud de su mamá, se fue a vivir con su hermana mayor desde que era una bebé de seis meses hasta que cumplió 19 años. Como casi no le gustaba jugar, aprendió a trabajar en el negocio de su hermana.

Las ventas: su talento escondido

A los 22 años, se casó con su novio de la secundaria, Elliot Handler, y se mudaron a Los Ángeles. Como él era artesano, hacía los muebles de su propia casa con dos nuevos plásticos, el lucite y el plexiglás. Entonces, Ruth le sugirió que comercializaran esa idea y convirtieran la fabricación de muebles en un negocio.

Cómo nació el imperio de Mattel

Mattel / Capital Pictures / East News

Además de muebles, los Handler crearon un taller de garaje donde hacían marcos de plástico. Para ayudarles, contrataron a un experto en producción llamado Harold “Matt” Matson. Mientras trabajaban en un gran pedido, se anunció que el plástico se limitaría a uso militar, así que los esposos tuvieron que sustituir su material de trabajo por una madera de baja calidad. Para sorpresa de ambos, los marcos de madera fueron todo un éxito.

Entonces, a Ruth se le ocurrió darle un nombre a su empresa al combinar las primeras letras del apellido de su socio (Matt) y las de su esposo, Elliot (El), nombrando así al que sería un gran imperio: Mattel. Lamentablemente, Matson dejó el negocio, pero los Handler se hicieron cargo de todo.

A la empresa le iba tan bien que la pareja se animó a hacer cosas diferentes, así que dieron el siguiente paso y crearon un juguete musical: un ukelele que se convirtió en el más vendido. Para 1955, la empresa seguía creciendo y adquirió los derechos para producir productos de El club de Mickey Mouse.

Dos historias, una muñeca: cómo nació Barbie

La familia Handler fue bendecida con una linda bebita a la que llamaron Bárbara. Conforme fue creciendo, su mamá la vio jugando con muñecas de papel, pues los bebés de juguete u otros de la época no la entusiasmaban. Ruth llegó a la conclusión de que tal vez un juguete más realista que representara lo que las niñas “querían ser” podría ser una mejor opción.

También se cuenta que, en un viaje a Suiza con su esposo y su socio Harold, Ruth descubrió una muñeca alemana cuyo nombre era “Bild Lilli”, que se diferenciaba de otras muñecas comercializadas de la época porque tenía forma de adulto. Así que, en la imaginación de Ruth fue naciendo la idea de crear una muñeca diferente.

Rechazaron su idea

Wojtek Laski / East News, © barbie / Instagram

Inspirada por la muñeca alemana y las de papel con las que jugaba su hija, Ruth puso manos a la obra y creó una con forma de adulto. Sin embargo, los ejecutivos de Mattel tuvieron una reacción aprensiva, pues pensaban que las niñas no iban a identificarse con esta. Seguían apostando por los carritos, los bebés y las muñecas infantiles, pues eran un éxito asegurado y no querían arriesgarse.

Por otra parte, Ruth escribió en su autobiografía, Muñeca de ensueño, que la resistencia también provenía del hecho de que la muñeca tuviera pechos, por lo que Handler contrató al psicólogo especializado en marketing Ernst Dichter para que analizara si los pechos de Barbie podrían desanimar a los padres. Su consejo, después de realizar entrevistas con las niñas y sus madres: hacerlos más grandes.

La fuerte personalidad de Ruth y su firme creencia en la muñeca acabaron por convencer a todos. Una vez que todo se arregló, la muñeca fue nombrada Barbie, diminutivo de Barbara, en honor a la hija de ambos.

El gran debut de Barbie

Mattel / East News

El sueño estaba a punto de hacerse realidad. Los Handler estaban listos para presentarse en la Feria de Juguetes de 1959 en Nueva York y hacer el debut de la muñeca. Barbie llevaba el cabello rubio, un traje de baño a rayas blanco y negro y fue la sensación. Costó solo 3 USD y se vendieron más de 300 000 muñecas.

Variedad de Barbies a lo largo del tiempo

El éxito de ventas fue tan grande que, con el paso de los años, Barbie fue cambiando. Al principio era morena o rubia, pero en 1961 se lanzó una Barbie pelirroja. Desde entonces, se ha lanzado una gran variedad de Barbies con más de 125 carreras profesionales diferentes. La más vendida de la historia fue la Totally Hair Barbie de 1992, que tenía el pelo hasta los pies.

El novio de Barbie y sus nuevos amigos

No tardó en salir a la venta un novio para Barbie: Ken. Su lanzamiento causó sensación hace seis décadas. Aunque su look ha evolucionado con el paso del tiempo, debutó con un traje de baño rojo, sandalias en color café y una toalla amarilla en el cuello. “Después de cientos de cartas pidiendo un novio para Barbie, Mattel presentó a Ken en 1961 y nació la pareja más emblemática del mundo”, escribió la compañía.

Fue creado por Elliot Handler, el esposo de Ruth, y llamado así en honor a su hijo, Kenneth. Con el paso de los años, fueron surgiendo los amigos de la pareja de muñecos, y hasta sus mascotas.

La miel del éxito contra la hiel de los obstáculos

Robert Clark / East News

Aunque todo respecto a Barbie fue un éxito rotundo y Ruth Handler fue la pionera en el mercado de las muñecas, se tuvo que enfrentar a ciertos obstáculos. “En la época en que empecé en los negocios, no había otras mujeres dirigiendo una compañía. El principal obstáculo para mí era que me aceptaran como jefa y como líder. Mirando hacia atrás, el hecho de ser mujer tenía una cierta ventaja, porque los hombres no sabían cómo reaccionar o cómo entenderme”, explicó.

Sin embargo, Ruth no se dejó intimidar por el hecho de que los hombres fueran quienes llevaban las riendas de los negocios. Precedió al feminismo corporativo y siguió adelante.

La Barbie original en la actualidad

Bárbara “Barbie” Handler Segal ha declarado que, aunque su madre se inspiró en ella para hacer la muñeca, no se parecen en nada. “La muñeca no la moldearon a mi imagen. Eso es una idea equivocada, pero la gente piensa que sí es así. Solo es una muñeca y no era mi vida”, comentó.

Su batalla contra el cáncer no la detuvo

La salud de Ruth Handler fue presentando algunos problemas, hasta que le diagnosticaron cáncer de mama en 1970 y tuvo que ser sometida a una mastectomía. “El cáncer de mama destruyó la confianza en sí misma. Mi propia imagen se rompió en pedazos. Quería mantener mi feminidad en un mundo de hombres”, afirmó.

Lejos de deprimirse, la mamá de Barbie luchó por encontrar una buena prótesis mamaria hasta que decidió fabricar una propia, con una versión más realista del pecho de una mujer. De esta manera, ayudó a otras mujeres afectadas por el mismo padecimiento.

Ruth murió en 2002, a los 85 años. Pero su legado, la famosa muñeca Barbie, vivirá por siempre.

¿Cuáles eran tus juguetes favoritos de la infancia? Si pudieras elegir uno solo, ¿con cuál te quedarías? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imagen de portada Matt Campbell / East News
Genial/Historias/Cómo Barbie llegó a las tiendas de juguetes, y las dificultades que atravesó su creadora
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos