Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Este hombre viajó por el mundo durante 3 años en su vehículo eléctrico, y promovió la sostenibilidad ambiental

8-38
528

El holandés Wiebe Wakker es un amante de la aventura, los autos y activista por el medio ambiente. Por eso, en 2016, creó “Plug Me In” (Enchúfame) con el objetivo de educar, inspirar y promover los viajes en automóviles eléctricos, como transición a un futuro sin carbono. Así, Wiebe salió desde Países Bajos hacia Sídney, Australia, sin dinero y confiando en donaciones y ayudas de personas. El resultado final: 33 países recorridos en 3 años y más de 95 000 kilómetros a sus espaldas.

Genial.guru decidió conocer la historia de este conductor que viajó sin dinero por un buena causa: tener un mundo más sostenible.

Luchando por un mundo mejor

Wiebe, quien estudió gestión de eventos en la universidad, creó Plug Me In para combinar su pasión por los viajes, la fotografía y el video, sumado a sus intereses en sostenibilidad y los autos eléctricos.

Un antes y después para arrancar con todo

Antes de comenzar, el holandés registró cada acción que iba haciendo a propósito del viaje, incluyendo el momento en que compró y modificó el auto con el que recorrió 33 países.

Una ruta mundial con paradas inolvidables

Así, el viajero comenzó a recibir confirmación de personas que vivían en distintos lugares del mundo para apoyarlo con la alimentación, recarga de electricidad para el vehículo y una cama para dormir. Además, aprovechó para capturar cada monumento icónico de algunos países, por ejemplo: el Atomium en Bélgica, el Burj Al Arab en Emiratos Árabes, o las Torres Petronas en Malasia.

El bandido azul

El activista condujo su bautizado “bandido azul” en el que asegura ha sido el viaje en auto eléctrico más largo que alguien haya hecho jamás.

La hospitalidad puede salvar al mundo

Sin duda, esta experiencia le permitió conocer a muchas personas, y cuando su sueño estuvo a punto de acabar en Suecia, por problemas de carga del auto, una familia lo recibió sin dudar y hasta lo invitó a comer con ellos. “¡Los suecos han superado la prueba de hospitalidad”, comentó en su post.

Un trayecto de 3 años

Cumplir con el trayecto le tomó 3 años y se financió a través de donaciones en el sitio del proyecto, incluyendo la carga para el auto y donde la batería prestaba una autonomía de unos 200 kilómetros por ciclo.

No todo fue color de rosas

En el camino se encontró con obstáculos, como cuando el motor del vehículo y la caja de cambios dejaron de funcionar. O cuando casi no pudo entrar a Irán, ya que necesitaba una carta de invitación, pero cuando por fin ingresó, se le prohibió escribir o actualizar su blog, pues hay una censura de Internet en ese país. Sin olvidar que, además, tuvo que enviar su auto en barco unas tres veces.

Dejar un mensaje en cada lugar

De forma progresiva, el creador del proyecto demostró en cada lugar las ventajas de tener un vehículo eléctrico, pues impulsa a que el mundo sea más sostenible. Además, su viabilidad contrasta con los propósitos que queremos en el futuro.

La única vez en que utilizó recursos

Wakker mencionó que si no hubiera modificado su auto, habría tenido que cargar 6 785 litros de gasolina para completar el viaje y que solo utilizó 300 dólares en electricidad, cuando estuvo en el desierto australiano.

Todos aportaron un granito de arena

Además, logró que al menos 1 800 personas se registraran en su sitio para apoyarlo en los servicios básicos que necesitaba estando en toda Europa, Oriente Medio, India, sudeste asiático y, Australia, lugar donde finalizó su periplo.

El día final

De esta forma, el 7 de abril, culminó el viaje de 3 años ininterrumpidos, que sin duda se convirtió en una gran experiencia para el ambientalista. Además, aprovechó de dejar un mensaje sobre su viaje, “si un hombre puede conducir al otro lado del mundo en un automóvil eléctrico, entonces definitivamente deberían ser viables para el uso diario”. Por ahora, Wiebe Wakker descansará, pero no dejará de crear conciencia, hablar sobre el cambio climático y luchar contra el calentamiento global.

¿Qué piensas del viaje que hizo este ambientalista por el mundo? ¿Te atreverías a modificar tu auto y viajar durante 3 años por una buena causa? ¡Comparte tus ideas en los comentarios!

Imagen de portada Wiebe Wakker / Facebook
8-38
528
Compartir este artículo