Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Formas de hacer que tu depilación sea lo más indolora posible

El cuerpo de la mujer es más sensible justo antes de su período, mientras que es menos sensible unos días después de que este termina. Esta es solo una de las formas de lograr una depilación menos dolorosa, por lo que debes calcular los días y actuar en consecuencia. Cuando se trata de depilación o epilación, los métodos más comunes son el uso de depiladoras, depilación con cera, azúcar y con láser, y lo que todos tienen en común es, por supuesto, el dolor.

En Genial.guru queremos compartir contigo algunas sugerencias cruciales que debes tener en cuenta antes de decidirte a depilarte. ¡Te ahorrará muchas molestias!

1. Usa espuma o crema corporal para lograr una eliminación más suave

Aplica crema o gel en tu cuerpo antes de comenzar con el tratamiento. De esta manera, el vello y la piel serán más suaves, y la depilación, más tersa. Si deseas evitar el dolor, debes hidratar la piel y no dejar que se seque, ya que esto dificultará la extracción del vello. Limpia la espuma o la crema suavizante y comienza a depilarte.

2. Intenta realizar el proceso en la ducha, con una depiladora resistente al agua

Pocas personas saben que la mejor manera de lograr una depilación rápida e indolora es hacerlo mientras te bañas, por medio de depiladoras resistentes al agua. Al mojarte, el vello se vuelve más suave y los poros se abren. Además, la limpieza resulta más fácil y se puede hacer en ese mismo momento. Asimismo, la depiladora funciona con baterías, por lo que es compacta y puedes llevarla contigo en tus viajes.

3. Usa un exfoliante o un guante de hidromasaje para exfoliarte unos días antes

Exfoliarse unos días antes y después del proceso ayuda a eliminar la piel muerta y puede sacar cualquier vello encarnado o enterrado, lo que hará que su eliminación sea más fácil e indolora. Puedes hacer un exfoliante corporal natural mezclando azúcar morena con tu gel de ducha regular o con aceite de oliva para suavizar el área. Usa guantes de baño, una esponja o las manos para frotar suavemente las áreas con vellos 2 a 3 días antes y después de la depilación.

4. Afeita la parte a depilar de 2 a 3 días antes de la depilación, o recorta el vello antes de comenzar

Al afeitarte unos días antes de la depilación eliminarás la cantidad de vellos a depilar. Como resultado, eliminarás el dolor por igual. Puedes intentar depilarte nuevamente cada pocos días para retirar el vello restante, lo que será un comienzo fácil para ti. También puedes recortar los vellos antes de comenzar el proceso para evitar el dolor de tirar los pelos más largos.

5. Espera de 6 a 8 horas después de haber consumido un café o un refresco

Como la cafeína es un estimulante, el consumo de bebidas con este ingrediente justo antes de la epilación o depilación puede aumentar la sensación de dolor. Por lo tanto, es mejor esperar a que la cafeína salga de tu sistema antes de comenzar el tratamiento.

6. Toma una ducha rápida o un baño tibio antes de la depilación

El vapor caliente y el agua tibia abren los poros de la piel y suavizan los vellos. Si eliges ducharte justo antes de la depilación, verás una gran diferencia durante el proceso. El dolor será menos notable y los vellos se eliminarán más fácilmente.

7. Cuanto mayor sea el número de pinzas en la depiladora, menor será el dolor

Si utilizarás una depiladora para retirar el vello no deseado, opta por una con una mayor cantidad de pinzas. Estas necesitan menos pasadas sobre las áreas con vello porque rastrean y retiran una gran cantidad de pelos a la vez. De esta manera puedes evitar la irritación, y las pasadas con el aparato serán menos dolorosas.

8. Aprieta el área que vayas a depilar

Todo el mundo sabe acerca de la técnica de estiramiento cuando se trata de depilación. Pero un truco menos doloroso consiste en lo siguiente: en lugar de estirar la piel, apriétala. Esto es muy fácil de hacer: simplemente aprieta la piel en el área que deseas depilar con el dedo índice y el pulgar. De esta manera, suprimirás los receptores del dolor y la depiladora podrá alcanzar más fácilmente los vellos, lo que hará que el movimiento o recorrido sea indoloro.

9. Evita depilarte justo antes o durante tu período

Debido a los altos niveles de hormonas, el cuerpo de una mujer tiene una mayor sensibilidad justo antes y durante el sangrado menstrual. El mejor momento para realizar el tratamiento es de 3 a 4 días después de que finalice tu período. Esto significa, por supuesto, que la depilación será más dolorosa durante esos días. Sin embargo, esto puede variar de una mujer a otra.

10. Libera la tensión y respira adecuadamente

Durante la epilación, como con el ejercicio, la respiración adecuada hace una gran diferencia. Recuerda liberar la tensión antes de comenzar, inhalar y exhalar de forma natural, y, al jalar los vellos, respirar hondo. Si estás tenso, tu piel también lo estará, y será mucho más difícil para la depiladora extraer el vello, lo que te proporcionará más dolor.

11. Distráete haciendo otras cosas mientras realizas el tratamiento

Si deseas reducir el dolor durante el proceso, uno de los mejores consejos es encontrar una distracción. Puedes mirar tus series de televisión favoritas o canta junto a la radio. También puedes intentar chatear con amigos por teléfono o, incluso mejor, haz el proceso con una amiga o amigo. Al mantener tu mente ocupada te concentrarás en algo más que en el dolor, reduciendo la cantidad de energía que tu cerebro puede gastar en el proceso.

Bono: aprende qué áreas son las más dolorosas y evítalas

No es tu imaginación, algunas áreas de tu cuerpo duelen más que otras a la hora de realizar este tratamiento. Por ejemplo, la línea del bikini y el área debajo de las axilas son las más dolorosas. Si tienes baja tolerancia al dolor, es mejor evitar el uso de la epilación en esas partes y, tal vez, considerar otros métodos en esas zonas, como, por ejemplo, el afeitado o rasurado.

¿Qué método utilizas? ¿Conoces algún consejo genial para una piel sana que podrías jurar que funciona? Comparte tus recetas secretas en los comentarios.

Ilustrado por: Polina Chernevina para Genial.guru