Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Tendencias de belleza y modas peligrosas que la gente solía tener en el pasado

El término “victima de la moda”, el cual se ha utilizado en el pasado así como en el presente, sugiere que la industria de la moda es responsable de formar nuestras vidas y nuestros puntos de vista en función de lo que esta de “moda”. Sin embargo, las personas en los siglos anteriores estaban mucho más controladas por la moda de lo que lo estamos nosotros hoy en día. Cuando algo era tendencia, estaban obligados a usarlo, especialmente si tenían un cierto estatus social. Esto significa que siguieron tendencias y prácticas culturales que no solo eran incómodas, sino que muchas veces eran peligrosas para su bienestar.

Genial.guru quiere mostrarte algunas de las tendencias de belleza y moda más desagradables y peligrosas que la gente solía practicar no hace mucho tiempo atrás, a pesar de que la mayoría de las veces conocía los riesgos.

1. Pies de Loto o vendaje de pies en China (960 — 1912)

El vendaje de pies, también conocido como pies de loto, era una costumbre de belleza que practicaron las mujeres de China desde la Dinastía Songong (960 — 1279) hasta el año 1912, cuando fue oficialmente prohibida. Durante ese tiempo, las mujeres doblaban el hueso para colocarlo dentro de estos zapatos tradicionales de Loto que medían aproximadamente unos 10 centímetros de largo. La costumbre comenzaba entre las edades de 4 y 9 años cuando las niñas solían envolver sus pies en vendas diariamente durante aproximadamente 2 años para que su pie adoptara la forma y el tamaño deseados.

2. Los anillos de cuello o las mujeres jirafa de Kayan, en Myanmar (Desde el siglo 11 hasta el día de hoy)

Las mujeres de Kayan en Myanma comienzan a usar anillos de cobre pesados alrededor de sus cuellos a partir de los 5 años y a medida que crecen, agregan más anillos. Cada mujer debe llevar en total unos 11,5 kilogramos en anillos en el cuello. A pesar de la creencia común, los anillos en realidad no alargan el cuello, de hecho, la consecuencia es la deformación de éste dando así la ilusión de un cuello más largo ya que empujan la clavícula hacia abajo. Esta costumbre todavía se sigue el día de hoy.

3. Ohaguro en Japón (250 d.C. y hasta 1870)

El color negro siempre se ha considerado hermoso en Japón y es por eso que las mujeres solían teñirse los dientes de color negro. Las mujeres casadas estaban obligadas a teñirse los dientes inmediatamente después de su matrimonio. El empaste de hierro se ponía en una taza de té hasta que éste se oxidaba y el líquido se ponía negro. Luego, se agregaban algunas especias para cubrir el fuerte olor y las mujeres lo bebían con frecuencia para mantener sus dientes negros. Se dice que esta práctica fue realmente beneficiosa para la salud dental. Esta costumbre duró miles de años hasta que se desvaneció a fines del siglo 19.

4. Las faldas hobble (1908 — 1914)

La falda hobble o falda pegada hacía cojear a las mujeres y fue una tendencia muy efímera que duró de 1908 a 1914. Estas faldas tenian un dobladillo ligeramente angosto que no permitía el paso normal sino que lo ralentizaba, y se la denominó cómicamente la “falda de límite de velocidad” por razones obvias. Algunas mujeres usaban algo llamado grillete de metal para mantener sus rodillas juntas y evitar caídas. A medida que esta tendencia comenzó a desvanecerse, muchos diseñadores comenzaron a ofrecer nuevos diseños que permitieron un mejor moviemiento de las piernas.

5. Los crakows (siglo 15)

Los zapatos largos han estado de moda en varios períodos de la historia, pero los crakows fueron especialmente populares durante el siglo 15 a pesar de las fuertes críticas de muchas personas de esa época. Los parte de los dedos estaban llenos de relleno para mantener su forma intacta, pero la falta de comodidad dio lugar a su prohibición en 1465. Los zapateros tampoco tenían permiso de hacerlos.

6. Corsés masculinos (siglos 18 y 19)

Mientras que las mujeres llevaban corsés desde el año 1500, los hombres comenzaron a inclinarse a su uso en algún momento del siglo 18. Estos corsés masculinos fueron utilizados principalmente para adelgazar la figura varonil, algo que fue popular desde 1820 hasta 1840, cuando era deseable que los hombres tuvieran cinturas diminutas al igual que las mujeres. En 1880, la forma clásica del corsé cambió y se convirtió en una banda rígida con listones que se podía sujetar a los pantalones.

7. Dieta de la lombriz solitaria (principios de 1900)

Pierde peso

¡La forma más fácil!

Prueba la nueva y mejorada Lard-B-Gone

Ahora huevos de lombrices solitarias vivas

Durante el comienzo de la década de 1900, era popular entre las mujeres seguir dietas usando píldoras de tenia o lombriz solitaria. Cada píldora contenía un huevo de lombriz, que luego eclosionaba y crecía dentro de los intestinos, e ingiría la mayor parte de la comida que esta persona comía. Esta práctica ayudó a las mujeres a perder peso sin reducir sus calorías. Los peligros de esta dieta fueron bloqueos intestinales y la formación de quistes en el hígado, los ojos, el cerebro y la médula espinal.

8. Extensiones de pestañas usando una aguja (1899)

Un artículo que fue publicado en 1899 sugería que una forma de lograr que las mujeres hicieran sus ojos más atractivos era agregar más pestañas. El método para hacer esto consistía en coser pelo a éstas, y el procedimiento era que una aguja se enhebraba con largos pelos tomados de la cabeza y luego se cosían hasta los bordes extremos del párpado, entre la epidermis y el borde inferior del cartílago. Antes de iniciar el procedimiento, el especialista limpiaba la parte inferior del párpado a fondo y lo frotaba con una solución que contenía cocaína.

9. Manteca de cerdo para peinar pelucas (finales de 1700)

A finales de los años 1700, las pelucas estaban en la cima de su apogeo, y la gente haría todo lo posible para que las propias destacaran entre todas las demás. Para darles la forma deseada usaban manteca de cerdo y pinzas calientes para luego espolvorearlas con plomo. El cabello por lo general se mantenía mucho tiempo sin ser lavado, por lo que era una zona muy buena para la proliferación de piojos y alimañas. Muchas mujeres solían usar jaulas alrededor de sus cabezas durante la noche para mantener a los ratones alejados de sus cabezas.

10. Crinolinas inflamables (1850 — 1870)

Las crinolinas comenzaron a usarse en 1850 y se popularizó su uso muy rápido. Fueron utilizadas por mujeres de todos los niveles sociales, a pesar de inflingir muchas muertes debido al hecho de que se incendiaban. El acero rozaba las faldas con aros que las mujeres llevaban sobre su crinolina y eso creaba una chispa que causaba el incendio. Era tan difícil quitar esta moda y a la mujer le tomó tanto tiempo eliminar el hábito de llevar la crinolina que a menudo muchas mujeres terminaron siendo quemadas vivas.

11. El lysol para el control de la natalidad (1960)

¡Por favor Dave... por favor no me dejes fuera de tu recámara!

¡Dudas, inhibiciones, ignorancia!

A menudo, una esposa no se da cuenta de que las dudas debido a un abandono íntimo no le permiten ser una esposa feliz.

El lysol es un producto de limpieza que las mujeres solían usar para limpiar sus cocinas y baños, pero durante algunos años, también se aconsejó usarlo para el control de la natalidad y la higiene femenina. Los métodos anticonceptivos usuales eran demasiado caros en aquel momento y las mujeres tenían que encontrar su propia solución al problema. La propia marca del producto les aseguraba que higienizarse la zona genital con lysol era útil para no tener bebés. Muchas mujeres informaron que al usarlo sufrían de inflamación, ardor, y algunas incluso murieron por usarlo. A pesar de eso, la compañía todavía lo anunciaba como un producto seguro.

¿Cuál de estas tendencias de moda y de belleza que te hemos presentado anteriormente crees que fue la más salvaje y dolorosa para mujeres y hombres? ¡Cuéntanos qué opinas en la seción de comentarios!