Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Trucos de moda para mejorar tu estilo y verte mejor

4--3
461

Somos muchas las que tenemos el armario lleno de ropa y accesorios, y aun así nunca encontramos nada que ponernos. Y cuando lo hacemos, no quedamos conformes con el resultado. A veces no se trata de gastar tanto en prendas nuevas o en artículos de lujo, sino en darle una segunda oportunidad a esa ropa que tenemos olvidada en el fondo del armario aplicando consejos prácticos y útiles. Sí, podemos trabajar e innovar con lo que ya tenemos para obtener looks distintos; y no, no nos referimos a la famosa técnica del tie-dye.

Genial.guru preparó una lista de consejos para que tu estilista interior reluzca sin gastar mucho o nada de dinero. Prepárate para transformar tus looks y renovar tu apariencia.

1. Llevar vaqueros sin roturas

Sabemos que los pantalones de mezclilla rotos y con aperturas tuvieron su auge años atrás y que todavía siguen llevándose. Aun así, si queremos potenciar el largo de nuestras piernas o que nuestra figura se vea más estilizada, podemos optar por llevar unos vaqueros lisos de un solo color. Si queremos lograr el efecto contrario, es decir, conseguir más volumen, lo ideal es que llevemos alguno desgastado o deshilachado.

2. Enseñar los tobillos

Ya sea con botas, tacones o sneakers, dejar descubierta la zona de los tobillos logrará que te veas más alta y añadirá elegancia a tu apariencia. Si combinas esto con alguna blusa, camiseta o jersey que sea largo, conseguirás equilibrar tu figura y verte más estilosa y femenina.

3. Mezclar estampados

La regla del menos es más no siempre debe cumplirse, y es que jugar con los contrastes en la moda puede ser muy divertido. Si quieres crear un look inusual y atrevido combina dos o más tipos de estampados, aunque con una sola condición: hazlo en una línea de tonalidades y dibujos de tamaño similar para no parecer un árbol de Navidad.

4. Jugar con las proporciones

Combinar diferentes largos de prendas no solo alargará tu figura, sino que también le añadirá mucho estilo a tu outfit. Amamos la ropa oversize porque da una apariencia desaliñada y casual, pero para conseguir un aspecto menos voluminoso o no tan “dejado”, podemos intercalarla con prendas más estrechas que resalten la zona que queramos.

5. Romper con lo clásico

Estamos acostumbrados a ponernos una prenda más oscura debajo y una clara arriba, sobre todo en atuendos de oficina, en los cuales solemos combinar falda lápiz con camisa. Para cortar con esa monotonía podemos jugar con colores claros o brillantes en el regazo y otros más oscuros en la parte superior.

6. Añadir un lazo alrededor de la chaqueta

Los detalles pueden marcar la diferencia en un look. Por ejemplo, puedes pasar de llevar una chaqueta aburrida a llevar otra elegante en tan solo segundos con la ayuda de un cinturón. El accesorio no solo marcará tu cintura y, por ende, hará que tu figura se vea más proporcionada, sino que este sencillo truco te permitirá hacer distintas prendas con una sola, gracias a que puedes utilizar cordones, cadenas y otras telas para destacar y lograr una apariencia diferente.

7. Elegir una prenda o accesorio protagonista

Si necesitas llevar un look para un evento especial, lo mejor es que pienses en una prenda o accesorio que vaya a ser el protagonista para poder armar el resto del conjunto de acuerdo con ese artículo estrella. Por ejemplo, si llevas un traje monocolor, puedes optar por añadir una cartera llamativa o unas gafas de sol para que tu aspecto no se vea aburrido o con poca gracia.

8. Llevar un atuendo de distintas formas

Si eres de los que corren detrás de las nuevas tendencias y modas, aquí hay un dato para ti: no importa si vas a la última o adquieres todo lo que sale en las portadas, lo que te hará destacar será cómo usas y combinas cada prenda. No utilices un cárdigan como usualmente lo harías; póntelo al revés, con los botones prendidos en la espalda. Lo mismo pasa con las camisas: en vez de llevarlas sujetadas hasta abajo, puedes anudarlas y bajarlas de los hombros para conseguir algo más fresco.

9. Agregar pendientes XXL

Atreverse a llevar unos pendientes muy grandes hará que tu look no pase desapercibido. Aunque decidas vestirte de forma casual, al colocarte aros, perlas, pendientes geométricos o de tela potenciarás tu estilo y te verás mucho más chic. Eso sí, intenta no combinarlos con un collar o pulsera que llame la atención de la misma forma, o será too much.

10. Llevar una minifalda con zapatos planos

Si tienes un montón de faldas arrinconadas en el armario porque solo las usas cuando sales de fiesta o en ocasiones especiales, ¿qué estas esperando para darles movimiento? Si no queremos un aspecto muy “arreglado” con tacones, podemos combinarlas con zapatos tipo bailarina, con botas de estilo militar o con unos tenis de deporte. Se trata de una de las tendencias que arrasó en los últimos años y que gustó tanto por la comodidad como por el efecto femenino que aporta.

11. Apostar por los dobladillos

Doblar los bajos de un pantalón es una tarea sencilla y hay muchas formas de hacerlo. Un gesto tan simple puede conseguir que tu guardarropa se agrande, ya que con un solo vaquero obtendrás formas distintas. Puedes doblarlo dos veces hacia arriba para destacar tu calzado o meterlo en él para lograr que la forma de la pernera sea más recta.

12. Incorporar colores vivos

A veces nos malacostumbramos a elegir ropa oscura o neutra porque sabemos que siempre nos quedará bien, pero para complementar esos outfits básicos también es necesario tener algo de color en nuestro armario. Si no nos atrevemos con un atuendo de un solo tono brillante, podemos equilibrar una prenda neutra con otra más viva. Así saldremos de nuestra zona de confort, pero sintiéndonos cómodos.

13. Utilizar prendas viejas

Llevar camisetas de bandas de rock de nuestra adolescencia desgastadas, aprovechar ese abrigo vintage de nuestra abuela o reutilizar unos vaqueros convirtiéndolos en shorts logrará que tu look se vea muchísimo más desenfadado y con más estilo. También puedes combinar algo muy novedoso con un artículo clásico para darle un toque de elegancia a tu outfit.

14. Convertir una bolsa en un clutch

No hace falta invertir en una bolsa de mano nueva si contamos con una bandolera con tiras o cadenas. La moda también se identifica por reciclar accesorios para darles un nuevo uso y mezclar distintos estilos. En este caso, es tan fácil como no llenar demasiado la bolsa, guardar las tiras de las asas en su interior y agarrarla como si fuera un clutch. Además de agregarle elegancia a tu outfit, estarás cuidando tu bolsillo.

Utilizar estos trucos seguramente te ayudará a añadirles estilo a tus looks. No olvides contarles a tus amigos para que ellos también puedan aplicarlos y verse mejor. Si tienes algún consejo extra para dar, cuéntales a todos y así podremos ponerlo en práctica.

4--3
461