Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Tipos de té y sus beneficiosas propiedades para la salud

Hace algunos años, la mayoría de las personas solo conocía uno o dos tipos de té: el té negro común y algún té de hierbas. Hoy, eso ha cambiado: tomar el té se convirtió en una cultura y las opciones para preparar esta infusión aumentaron. Así que, ahora podemos tomar una deliciosa bebida y obtener numerosos beneficios para la salud a la vez.

En Genial.guru te contamos para qué sirven estos 10 tipos de té que coinciden en un punto: ¡son deliciosos!

1. Té de lavanda

La lavanda es una planta aromática muy agradable, y se la reconoce por sus propiedades relajantes.

Por ese motivo, es ideal para personas que sufren de insomnio, trastornos nerviosos y ansiedad.

¿Cómo se prepara el té de lavanda? Sumerge unas cuantas flores secas de lavanda en agua hirviendo, déjalo reposar durante unos 10 minutos, cuela y sirve el té.

2. Té de menta

El té de menta es antiespasmódico, antibacteriano y rico en vitamina B.

Al ser antiespasmódico, ayuda a controlar las náuseas y los vómitos. También ayuda a combatir el mal aliento.

Para prepararlo, debes sumergir unas hojitas de menta en agua hirviendo, dejar reposar unos cuantos minutos, colar el agua y beberla, aún caliente.

3. Té de canela

La canela es una especia cuya característica es su aroma fuerte, agradable para muchos. Y, además de su aroma, tiene otras propiedades.

El té de canela ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre, es anticoagulante y desinflamante. También reduce los niveles de colesterol.

Para prepararlo, solo debes mezclar una cucharadita de canela en polvo (o media, depende de si prefieres el té fuerte o liviano) en agua hirviendo, y beber la infusión.

4. Té de limoncillo

El limoncillo es ideal para desintoxicarte y para aumentar las defensas, lo que lo convierte en un aliado contra la gripe y el resfrío.

Pero ¿qué es el limoncillo? También conocido como lemongrass o citronela, es una planta de origen asiática y de aroma cítrico.

Para preparar este té, ralla la vara de limoncillo y ponla a hervir junto al litro de agua. Una vez que empiece a hervir, apaga el fuego, deja reposar durante 10 minutos y luego cuela la preparación.

5. Té de naranja

La naranja es una de las frutas más populares en muchos países, y además se puede preparar un rico té con ella.

Entre sus propiedades se encuentra su alto nivel de vitamina C. También es una infusión recomendada si quieres bajar de peso, ya que activa el metabolismo y libera líquidos retenidos.

Corta en trozos la cáscara de una naranja y ponla en agua hirviendo. Deja reposar, cuela y bebe.

6. Té de ginseng

El ginseng, planta de origen asiático, es famoso por sus propiedades energizantes. También permite una mayor oxigenación para el corazón y el cerebro.

También es bueno para controlar el colesterol y purificar la sangre.

Para preparar té, corta el ginseng rojo en rodajas finas. Coloca algunas de estas rodajas en la taza donde vayas a servir el té. Hierve agua y échala en la taza. Deja reposar y bebe (¡sin tragarte las rodajas!).

7. Té chai

A diferencia de otras infusiones, el té chai no proviene de una planta en sí. El té chai se elabora con una mezcla de té negro más algunas especias: té negro, clavo de olor, semillas de cardamomo, canela, jengibre y pimienta.

Es rico en antioxidantes, lo que ayuda a las funciones cardiovasculares. También es estimulante y ayuda a la digestión.

8. Té verde

El té verde es otra de las bebidas fundamentales de la cultura asiática desde hace siglos.

Esta infusión ayuda a depurar el hígado, estimula el metabolismo y por lo tanto ayuda a bajar de peso, y es cardioprotector. También previene infecciones bucales, y por ese motivo se usaba en medicina odontológica en China.

El té verde es una variedad de té, como el negro, que consigues en farmacias y herboristerías.

9. Té de jazmín

El té de jazmín es otra variedad de té que es consumida desde hace generaciones en el sudeste de Asia (es indudable que los asiáticos son los Maestros del Té, ¿verdad?).

El té de jazmín se produce mediante la infusión de té verde con las flores de jazmín.

Es bueno para reducir el estrés y combatir la ansiedad. También regula la producción de insulina, lo que es beneficioso para quienes padecen diabetes.

10. Té de orégano

Este té es un estimulante del estómago y se recomienda para subir el apetito.

También alivia los dolores de cabeza y de articulaciones, combate hongos y bacterias de forma externa e interna, y ayuda a regularizar el período femenino.

Para preparar esta bebida, necesitas un puñado de hojas de orégano, unas tazas de agua y una cucharadita de miel para darle un sabor más agradable. Aunque este último ingrediente es opcional, si lo prefieres al natural, adelante. Calienta el agua hasta que comience a hervir, agrega las hojas de orégano y mantén la infusión hirviendo durante un minuto más. Déjala enfriar, ¡y es todo!

¿Conoces algunos otros tés buenos para la salud? ¡Déjanos tus recetas en los comentarios!

Imagen de portada MischeleSC/ depositphotos