Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Efectos de los abrazos que pueden ser buenos para tu salud física y mental

Todos necesitamos de un abrazo de vez en cuando. Este gesto siempre transmite una cálida sensación. Abrazamos al otro cuando estamos felices, o cuando estamos desanimados, cuando deseamos que le vaya bien o solo para decirle a alguien cuánto lo hemos echado de menos. El abrazo es una auténtica forma de demostrar confort y aceptación. Sin embargo, abrazar a otros podría tener más beneficios para la salud de los que podríamos imaginar.

Genial.guru le encantan los abrazos largos y fuertes; por eso te trae este artículo sobre algunos de los efectos positivos que los abrazos pueden tener en tu día a día.

1. Refuerzan tu sistema inmunológico

Los abrazos pueden amortiguar la susceptibilidad a sufrir enfermedades infecciosas inducidas por estrés, según un estudio publicado por la revista Psychology Science. La prueba se realizó a 400 adultos sanos mediante un cuestionario en el que se medía su nivel de estrés diario. Por otra parte, la recepción de abrazos se evaluó mediante entrevistas telefónicas en 14 noches consecutivas. Los participantes fueron expuestos a un virus que causa un resfriado común y fueron monitoreados en cuarentena para evaluar los signos de infección y enfermedad. Entre los participantes infectados, quienes recibieron más muestras de afecto, como abrazos, presentaron síntomas de enfermedad menos graves.

2. Equilibran tu sistema nervioso

Otro estudio, realizado por el Departamento de Psiquiatría, Habilitación y Rehabilitación del Neurodesarrollo de la Universidad de Kioto, sugiere que la presión de la piel puede ser un método fácil y efectivo para inhibir la excitación autónoma relacionada con las emociones negativas. Por lo tanto, los abrazos podrían ser un excelente remedio para ello.

Para dicho estudio, se evaluaron 12 voluntarios hombres (de entre 19 y 29 años de edad) completamente sanos, a quienes se monitoreó a través de un polígrafo mientras se exponían a ruidos fuertes en un nivel aproximado de 110 dB. Al mismo tiempo, se les aplicó presión en la piel usando dos resortes que medían la fuerza. El estudio demostró que, después de la exposición al ruido fuerte, los participantes presentaron menor estímulo de reacciones negativas si estaban bajo el efecto de presión de la piel que si no lo estaban. Por ello, un abrazo fuerte podría ser el mejor remedio para calmar cualquier reacción ante una situación negativa.

3. Reactivan tu sistema cardiovascular

Otro grupo de investigadores realizó un estudio que halló la relación entre un breve contacto social y físico cálido entre parejas y la reactividad de la presión arterial. En el estudio intervinieron adultos sanos dividido en dos grupos: con contacto cálido y sin contacto cálido. El grupo de contacto cálido se sometió a un período de espera de 10 minutos mientras veía un video romántico. A esto le seguía un abrazo de 20 segundos con su pareja. Mientras tanto, el grupo sin contacto descansó en silencio durante 10 minutos y 20 segundos igual. Los resultados demostraron que las personas que recibieron contacto con su pareja presentaron una presión arterial sistólica más baja y una presión arterial diastólica.

4. Reducen tus niveles de estrés y azúcar en sangre

Un estudio demostró que el contacto físico es fundamental para la interacción social y puede suavizar la angustia física y psicológica. Esto se halló luego de examinar los cambios en el cortisol, la hormona del estrés, antes y después de una conversación con un dispositivo de comunicación abrazable.

Los participantes conversaron durante 15 minutos con un compañero remoto a través de un dispositivo humanoide o con un teléfono móvil. El experimento reveló una reducción significativa en los niveles de estrés para los que tuvieron conversaciones con el dispositivo que se podía abrazar.

5. Elevan el autoestima

En un estudio publicado en la revista Psychological Science, científicos probaron la hipótesis de que las personas con baja autoestima pueden resolver sus preocupaciones al sentirse conectadas con otras. Un investigador se acercó a los participantes mientras caminaban por un campus universitario y les entregó unos cuestionarios para que los respondieran; sin embargo, a algunos de ellos les entregó el papel tocándolos ligeramente en el hombro o espalda, muy sutilmente y sin ser invasivo.

Sorprendentemente, los participantes con baja autoestima que recibieron el toque breve informaron menos ansiedad de muerte en el cuestionario que aquellos que no habían sido tocados. Esto no fue obra de magia, sino que el tacto actuó como un amortiguador contra la perturbación social de los participantes al ser conscientes de la muerte.

6. Reducen las posibilidades de sufrir ansiedad y/o depresión

En las unidades de cuidados intensivos neonatales especiales de los hospitales infantiles se ha demostrado que el contacto piel a piel entre los recién nacidos y sus padres promueve la salud mental y emocional positiva de ambos, así como una vinculación emocional.

Un estudio investigó el efecto que tenía este contacto sobre la frecuencia cardíaca y la presión arterial de los padres. Los resultados encontraron diferencias estadísticamente significativas en los datos de los padres en el momento antes y el momento después del contacto con sus pequeños. Esto, a su vez, se apoya de otros beneficios demostrados como la disminución de la depresión y la ansiedad de los padres mientras están en el hospital.

7. Ayudan a soportar mejor el dolor

Un estudio probó la efectividad de 6 tratamientos terapéuticos sobre la experiencia del dolor y la calidad de vida de las personas con síndrome de fibromialgia. Los hallazgos respaldan que los sujetos que recibieron contacto terapéutico tuvieron una disminución significativa del dolor por cada tratamiento de contacto antes y después de la terapia, así como una mejora significativa en la calidad de vida durante todo el tratamiento. Por lo tanto, abrazar puede ser un tratamiento efectivo para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de personas con síndrome de fibromialgia, aunque también de quienes no la padecen.

Nadie puede negar que la sensación de un abrazo es tan reconfortante que con solo uno no es suficiente. Siempre existen buenos pretextos para abrazar a los seres queridos y demostrar el afecto y el cariño de una manera especial. Todos estos estudios confirman la idea de que el amor todo lo puede.

¿Alguna vez te han abrazado con tanto cariño que sientes que todo se reinicia? ¿Crees que la “abrazoterapia” realmente funcione para todos? Queremos conocer tus comentarios.