Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La psicología muestra 12 cosas que hombres y mujeres necesitan cambiar en su forma de comunicarse para entenderse mejor

Hombres y mujeres... podemos hablar el mismo idioma, pero eso no significa que nos entendamos. Un estudio determinó que las palabras y frases pueden tener diferentes significados para cada uno de nosotros cuando hablamos. Es por eso por lo que, a veces, no podemos comunicarnos sin discutir. Pero si estás dispuesto a hacer un esfuerzo mental, puedes aprender cómo comunicarte mejor con los demás, lo que seguramente te ahorrará algunos malentendidos, lágrimas y suspiros a largo plazo, y solo con un poco de psicología.

En Genial.guru preparamos 12 consejos que te ayudarán a tener una relación más fluida con tu jefe, padres y hasta con tu pareja. No tienes que agradecernos.

1. Mujeres: traten de no leer entre líneas

Existe evidencia de que las mujeres leen más el significado interpersonal en los mensajes con sus compañeros. En otras palabras, tienden a “leer entre líneas”, atribuyendo valores de intimidad y cercanía a las palabras de su pareja. Por otro lado, los hombres son más literales y podrían esperar que el centro de una conversación sea sobre un determinado tema.

Un ejemplo de esto sería nuestra ilustración de arriba. Si dijera “¡Tenemos las semifinales hoy!”, él realmente querría decir eso, y no: “Prefiero estar con mis amigos, ¡eres aburrida!”.

Comprender lo que los demás quieren de una conversación ayudará a resolver algunas diferencias. Esta traducción objetiva también permitirá que cada miembro se sienta apreciado en la relación. Pero hablaremos más sobre esto un poco más adelante...

2. Hombres: preferiblemente no aconsejen, solo escuchen

¡Ah! El común: “Simplemente no lo entiendes...”. Bueno, tal vez debería ser más como: “Simplemente no entiendes por qué”.

Las mujeres tienden a ver la comunicación como una forma de explorar los sentimientos y sentirse consoladas por sus parejas. No buscan una solución directamente, sino que el proceso y la conversación en sí son lo más importante para ellas. En el lado opuesto, los hombres tienden a querer pensar en soluciones claras y consejos saludables, y quieren darlos lo más rápido posible. Debido a esto, las parejas pueden obtener una mejor comprensión de lo que el otro está buscando. Él quiere dar un par de consejos, pero ella solo quiere ser escuchada.

3. Mujer: aprecia a quien quiere consolarte.
Hombre: actúa como si te importara

Un hombre verá un problema que necesita ser resuelto y mostrará cuidado por su pareja poniendo su energía en resolver el asunto por ella. Esto significa que probablemente será analítico, explorará diferentes tácticas de resolución de problemas e intentará comunicarse con ella.

Mientras tanto, en realidad, ella solo desea un oyente atento. El hombre realmente podría ayudar a su relación haciendo preguntas sinceras para tratar de comprender mejor a su pareja y asegurándose de que sienta que la están escuchando (tal vez a través de algunas señales no verbales).

4. Mujeres: comprendan que los hombres también disfrutan de un “tiempo de calidad”

A menudo, los hombres son acusados ​​de no comunicarse o encerrarse, y a simple vista, esto puede parecer cierto. Pero las mujeres pueden tener mucho por ganar al comprender las razones de este comportamiento.

Si el hombre parece un poco distraído, esto probablemente significa que solo está tomando un breve descanso de sus problemas. Estas minivacaciones pueden tomar la forma de una maratón de videojuegos, ver televisión o leer. No te preocupes por eso, ¡solo dale su espacio! Y asegúrate de hacerle sentir que todo va a estar bien haciéndole saber que confías en que él está al tanto de todo.

5. Mujeres: traten de ser más claras al momento de expresar sus intenciones

Las mujeres y los hombres difieren en la forma en que se dicen las cosas entre sí. Las damas son un poco menos directas que los caballeros. Además, tienden a evitar acusaciones puntuales y prefieren lanzar indirectas.

Por lo tanto, podría ser mejor que la mujer sea más precisa con su pareja, y que el hombre profundice un poco más en lo que realmente están discutiendo.

Por ejemplo, ella podría no decir: “Estoy enojada por lo que dijiste en la cena de anoche”. En cambio, podría optar por un comentario sarcástico como: “Tal vez deberías pensar en ser más amable durante nuestras citas”. Cuando esto sucede, ambos podrían estar discutiendo o defendiendo cosas absolutamente diferentes.

6. Hombre: asegúrate de que ella sepa que estás escuchando

Las partes de una relación difieren en sus estilos de comunicación a través de respuestas verbales, contacto físico y visual. En general, los hombres no pondrán mucho énfasis en demostrarle a su pareja que están escuchando a través del contacto visual u otras señales verbales como “ah...”, “oh...”, “bueno...” y “sí...”. Por otro lado, las mujeres ponen un gran énfasis en esta constante retroalimentación para asegurarse a sí mismas y a las personas con quienes están hablando que ambas partes están involucradas en la conversación.

7. Mujeres: intenten ver una tarea solo como una tarea.
Hombres: agreguen algo de romanticismo a la tarea misma

Las mujeres se involucran creando confianza, primero hablando y luego participando en tareas, algo que lograrán gracias a esa confianza. Los hombres tienden a descartar ese paso y, en cambio, se lanzan directamente a cumplir la misión. Por ejemplo: si necesitan trabajar con un jefe molesto, lo harán incluso si no les gusta.

Ambas partes se beneficiarán al dar un paso atrás y ver cómo se comporta su pareja, y siempre actuando con empatía adicional. ¡Ambos pueden tener el mismo objetivo en mente, pero diferentes maneras y velocidades de alcanzarlo!

8. Mujeres: a menudo, los hombres necesitan hacer algo mientras conversan

Los hombres tienden a comunicarse mientras realizan alguna actividad alternamente, lo que es fundamental a la hora de abrirse emocionalmente. Mientras tanto, las mujeres se sienten más cercanas concentrándose únicamente en la conversación: pueden enfocarse en ella sin necesidad de realizar alguna actividad secundaria. Reconocer esto puede ayudar a las damas a comprender por qué su pareja busca hacer algo antes, o incluso en medio de una discusión. Él podría estar buscando un mejor ambiente para discutir el tema, ¡mientras ella está tratando de discutir todo en ese momento!

9. Hombres: no duden en pedir ayuda

Pueden percibir que la necesidad de pedir ayuda es un reflejo de su incapacidad para lograr algo. Mientras tanto, para las mujeres, ofrecer consejos se percibe como un signo de preocupación por la otra persona. Para cerrar esta brecha, puede ser útil ser lo más clara posible acerca de tus intenciones, en lugar de permitir que la otra persona asuma que está buscando ayuda como una forma de indicar debilidad.

Entonces, como ejemplo, echemos un vistazo a la ilustración de arriba. Imagina que estás en tu computadora tratando de resolver un problema. No digas: “Lo estás haciendo mal, necesitas mi ayuda”. Intenta decir: “He tenido ese error antes, ¿quieres que verifique si puedo ayudarte a solucionarlo?”.

10. Mujeres: tengan en cuenta que los hombres son oyentes selectivos

Son lo que llamamos “oyentes selectivos”. Esto se relaciona con el punto anterior, el que hablaba sobre los hombres que buscan resolver problemas: solo escucharán el tiempo suficiente para preguntar todo lo que consideren necesario para encontrar una solución. Por otro lado, las mujeres muestran un mayor aprecio por las señales verbales y no verbales, y pueden ofenderse si estos 2 aspectos no están presentes.

11. Mujeres: no dejen que su ira se acumule

Los hombres “compartimentan”, mientras que las mujeres ven cada argumento como parte de un todo mayor. En otras palabras, los hombres están perfectamente bien discutiendo sobre un tema en particular, dejándolo ir y pasando a un segundo tópico sin pensar mucho en el argumento anterior. Mientras que es probable que una mujer lleve su ira al siguiente elemento de la lista. Puede ser de ayuda para ambos comprender que no se trata solo de ella “no dejándolo ir” o de él “olvidándose de todo”. En realidad, ambos simplemente entienden los problemas y la relación entre ellos de manera diferente.

12. Mujeres y hombres: denle la bienvenida al estilo de comunicación de su pareja

Aunque casi todos hemos sucumbido a los puntos anteriores, también es importante reconocer que diferentes personas (independientemente de su género) tienen distintos estilos de comunicación. Algunos pueden ser comunicadores más competitivos, aceptar los desafíos y ser directos al hablar. Otros pueden ser comunicadores más afiliativos, lo que significa que caen en el grupo de personas que disfrutan pidiendo comentarios a otros, o que les gusta escuchar a todas las partes y, en general, evitan los conflictos. Entonces, siempre recuerda que tu pareja también es única.

¿Cuáles crees que son los mayores defectos en la comunicación entre hombres y mujeres? ¿Cuál sería tu consejo para mantener un diálogo saludable en la pareja?