Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Animales prehistóricos descubiertos recientemente que intrigan a los paleontólogos

6-25
13k

Los fósiles son las pistas más sólidas que existen para conocer cómo era la vida sobre la Tierra hace millones de años. Los paleontólogos siguen encontrando restos de animales prehistóricos, algunos ya extintos, y otros, antepasados de los que viven actualmente, y esto brinda más información sobre ese pasado tan lejano.

Genial.guru recopiló casos curiosos de especies que fueron descubiertas recientemente y de otras de las que se conocieron nuevos datos. Al final del artículo, encontrarás como bono un video grabado recientemente de un tiburón que vive en las profundidades del mar desde antes de la existencia de los dinosaurios.

1. Hércules, el loro de un metro con un pico superpoderoso

Paleontólogos australianos encontraron restos de un loro gigante que habitó lo que hoy es Nueva Zelanda hace 19 millones de años, y no dudaron en llamar a la nueva especie Heracles inexpectatus. El nombre, en honor al héroe mitológico conocido por su fuerza, le va perfecto: medía casi un metro, pesaba 7 kilos y tenía un pico fuerte capaz de consumir casi cualquier tipo de comida.

Es el loro más grande del que se tenga registro. Se cree que no volaba, y si era herbíboro o si utilizaba su pico superpoderoso para comer carne sigue siendo una incógnita, de acuerdo con los detalles de su hallazgo que fueron publicados recientemente en la revista Biology Letters.

2. Una especie idéntica a la “ardilla” de la saga La Era de Hielo

La simpática “ardilla” que apareció en cada una de las películas de esta saga persiguiendo una bellota tuvo un antepasado real. Investigadores de la Universidad Nacional de San Juan, en Argentina, hallaron recientemente en Ischigualasto, noroeste del país, una especie idéntica que vivió hace 231 millones de años.

Medía unos 25 centímetros de longitud, tenía colmillos largos y fue bautizada Pseudotherium argentinus, aunque los paleontólogos habían pensado llamarla “Scrat” en alusión al personaje de las películas, indicó la Agencia de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad Nacional de La Matanza.

3. El gran león africano de un tamaño superior al de un oso polar

Dos paleontólogos encontraron una nueva especie prehistórica al revisar un cajón de fósiles extraños en el Museo Nacional de Nairobi (Kenia), marcados como “hienas”. Llegaron a la conclusión que se trataba de los restos de un mamífero gigante que pobló la Tierra hace unos 22 millones de años, y lo bautizaron Simbakubwa kutokaafrika, o “Gran león africano” (traducido del idioma suajili).

A pesar de su nombre, no se trata de un antepasado del león, sino del miembro más antiguo descubierto de un grupo de mamíferos extintos denominados hienodóntidos, los cuales guardaban cierto parecido con las hienas. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology, la especie era carnívora, tenía un tamaño superior al de un oso polar y un cráneo tan grande como el de un rinoceronte.

4. Un pingüino prehistórico del tamaño de un humano

En la época del Paleoceno (entre 66 y 55 millones de años atrás) vivió una especie de pingüino con una altura de 160 centímetros y un peso de 80 kilos, 40 centímetros más grande y el doble de peso que el emperador, el pingüino más grande que existe en la actualidad. Fue descubierto este año en lo que hoy es Nueva Zelanda y la Antártida, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology.

Los científicos afirman que estos animales, llamados Crossvallia waiparensis, se vieron beneficiados por la falta de depredadores tras la extinción de los dinosaurios, aunque fueron desapareciendo a medida que los grandes mamíferos marinos comenzaron a dominar el agua.

5. Un cangrejo de ojos esféricos que arrojó nuevas pistas sobre la evolución

Un cuerpo pequeño como una moneda, patas aplanadas como remos y unos enormes ojos esféricos son algunos de los rasgos sobresalientes que describen al Callichimaera perplexa, una especie emparentada con el cangrejo que habitó hace 95 millones de años, y cuyos restos fueron hallados en lo que actualmente es Colombia y Estados Unidos.

De acuerdo con un reciente trabajo publicado en la revista Science Advances, estos particulares rasgos propios de las larvas fueron conservados en adultos a través de cambios que tuvo la especie en el tiempo, en un proceso evolutivo que se llama heterocronía. “Esto arroja pistas sobre cómo las formas novedosas evolucionan y se vuelven tan dispares a través del tiempo”, dijo Javier Luque, paleontólogo de la Universidad Yale que participó en la investigación.

6. Un cocodrilo que medía 12,5 metros de largo

El mes pasado, un niño brasileño de 11 años halló el fósil de un cocodrilo gigante enterrado a orillas del río Acre, en la Amazonia. “Estaba pescando con mi papá cuando, de repente, pisé algo que atrapó mi atención. Él cavó un poco y, desde que lo vi, pensé que era un dinosaurio”, manifestó el chico.

Lo que encontró fue una pieza completa de la mandíbula del Purussaurus, uno de los cocodrilos más grandes que alguna vez pisó el planeta. Habitó Sudamérica hace unos 13 millones de años, llegaba a medir 12,5 metros de largo, tenía 8,4 toneladas de peso y una mordida tan fuerte que le permitía tener una gran diversidad en su alimentación.

7. Un reptil volador de largos colmillos

Los pterosaurios son conocidos como los primeros vertebrados en conquistar el aire gracias a sus alas formadas por una membrana. A fines del año pasado, un grupo de paleontólogos de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, descubrió el fósil de una nueva especie que, a diferencia de las ya conocidas, tenía enormes dientes en forma de colmillo, de hasta 26 milímetros de largo.

Fue bautizada Klobiodon rochei, nombre que significa “Diente de jaula”. “Sus grandes colmillos se juntaban para formar una jaula de la que pocos podían escapar una vez que el Klobiodon los atrapaba”, indicó Michael O’Sullivan, miembro del equipo que participó en el hallazgo de este animal que vivió hace unos 167 millones de años.

8. Un perro del tamaño de un oso que se abalanzaba sobre su presa

La especie de perro más grande que jamás haya vivido, llamada Epicyon haydeni, y que vivió hace unos 16 millones de años aproximadamente, podía alcanzar el tamaño de un oso pardo, pesar unos 170 kilos y, de acuerdo con un reciente estudio publicado en la revista Nature, abalanzarse sobre su presa, como hacen actualmente los zorros y los coyotes.

Los científicos llegaron a esa conclusión tras estudiar con escáneres los cráneos de esa y otras especies extintas. Tras realizar un modelo en computadora descubrieron que el oído interno de esos animales prehistóricos, órgano que controla el equilibrio y la audición, les permitía cazar acechando y emboscando a sus presas.

Bono: un tiburón “prehistórico” que todavía habita en las profundidades del mar capturado en video

El Hexanchus griseus es la especie de tiburón más antigua del mundo: habita los mares desde antes que la mayoría de los dinosaurios, y sobrevivió a la extinción masiva del Pérmico-Triásico. El mes pasado, una misión de OceanX, una empresa que se dedica a explorar el océano, logró captar un video excepcional de la criatura en su hábitat natural.

“Fue como ver un Tyrannosaurus rex en el agua”, dijo Gavin Naylor del Museo de Historia Natural de Florida, encargado de patrocinar la expedición. “Este linaje ha existido temporalmente 100 veces más que el Homo erectus, y estos tiburones no han cambiado tanto”, añadió.

¿Te fascinan los dinosaurios? ¿Cómo crees que era la vida hace millones de años? ¿Te imaginas cómo sería convivir con estos animales prehistóricos? Cuéntanos en los comentarios.

6-25
13k
Compartir este artículo