Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Maneras científicas para frenar el envejecimiento y convertirse en una persona longeva

La palabra “vejez” causa depresión en algunos, otros prefieren no pensar en ello, y los científicos decidieron encontrar una manera de deshacerse de esta etapa inevitable en la vida de cada persona. En este artículo, veremos cuánto han alcanzado la ciencia y la tecnología, y si ya es posible derrotar o al menos retrasar este proceso natural para el organismo.

En Genial.guru, anticipamos que los científicos han logrado un gran avance.

1. Estilo de vida

Todos los días escuchamos sobre los beneficios del ejercicio, la nutrición adecuada y la ausencia de malos hábitos. No es un mito: en 2018, se demostró que todas estas acciones juntas pueden agregarte más de 10 años de vida. Un estudio que duró 34 años demostró que si una persona deja de fumar, mantiene el índice de masa corporal de 18,5 a 24,9 kg / m², hace ejercicios durante al menos 30 minutos al día, limite el consumo de alcohol y sigue una dieta adecuada, puede aumentar su esperanza de vida. Para los hombres, se calculan 12 años adicionales, y para las mujeres son 14 años.

2. Alimentación

La dieta ahora no solo es moda. Los científicos han demostrado repetidamente que reducir la ingesta de calorías puede retardar el envejecimiento y reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad avanzada. Pero esto no significa que no puedas comer tu pastel favorito debido a restricciones. Un estudio realizado en 2018 demostró que el momento de la ingesta de alimentos y la cantidad de alimentos pueden tener un efecto antienvejecimiento y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el cáncer y la demencia. La regla básica de tal nutrición es el ayuno intermitente.

3. Salud mental

Los trastornos mentales, incluido el abuso de sustancias, también pueden acelerar el envejecimiento. En un estudio publicado en agosto pasado, se examinaron más de 62 mil escáneres cerebrales de personas de 9 meses a 105 años. Un grupo de investigadores, que incluía científicos de Google y la Universidad Johns Hopkins, encontró que el envejecimiento prematuro se debe a:

  • esquizofrenia — en promedio 4 años;
  • abuso de cannabis — 2,8 años;
  • trastorno bipolar — 1,6 años;
  • trastorno por déficit de atención con hiperactividad — 1,4 años;
  • abuso de alcohol — 0,6 años.

Por cierto, la depresión no fue asociada con el envejecimiento acelerado.

4. Transfusión de sangre para curar la demencia

Durante un experimento que el propio Conde Drácula habría envidiado, se descubrió que las transfusiones de sangre de ratones jóvenes a ratones viejos estimulaban la producción de neuronas y células madre en el cerebro de estos últimos y cambiaban completamente los efectos del envejecimiento.

A pesar de los resultados ambiguos y la polémica empresa emergente llamada “Ambrosia” (los pacientes pueden pagar 8 000 USD por el plasma sanguíneo de personas más jóvenes), se lanzó un estudio clínico. Los resultados fueron sorprendentes: los biomarcadores de las personas mayores con alzhéimer y problemas cardíacos mostraron mejoras. Pero, desafortunadamente, en algunos pacientes, el efecto fue de corta duración.

5. Transgenes

En los últimos años, los investigadores han logrado avances significativos en el tratamiento y la prevención de enfermedades del cuerpo, eliminando las células envejecidas o aquellas que han dejado de dividirse, pero que aún no se han muertas. Estos experimentos se realizaron en ratones utilizando transgenes.

El año pasado, por primera vez, 2 grupos separados de investigadores pudieron usar transgenes para prevenir la neurodegeneración. Como resultado de la investigación, los científicos de la Clínica Mayo aprendieron eliminar las células del cerebro envejecidas y con la enfermedad de Alzheimer, previniendo su degeneración.

Además, otro laboratorio utilizó transgenes para eliminar células senescentes en el cerebro de ratones expuestos al herbicida que se sabe que causa síntomas parkinsonianos en humanos así como en ratones. Dicha terapia previno la aparición de la enfermedad.

6. Impresión de tejidos con capilares en una impresora 3D

En junio de 2018, Prellis Biologics anunció que podría imprimir tejido humano con capilares viables que se pueden usar para trasplantes. Esto ayudará a imprimir órganos viables que se asemejen al máximo a los órganos reales que han perdido su funcionalidad, fueron deformados o “desgastados” con la edad. Hoy en día, existe una escasez mundial de órganos disponibles para trasplante, que es una de las principales causas de muerte en algunos países.

7. Alisar las arrugas de los órganos internos

Tendemos a preocuparnos por las arrugas en la piel a medida que envejecemos. Pero hay problemas más graves: arrugas en los órganos internos. En 2018, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia descubrieron que muchos de los efectos del envejecimiento, como la obesidad hepática, pueden ser el resultado de el “arrugamiento” de los núcleos de las células, lo que interfiere con el funcionamiento normal del ADN. Según sus investigaciones, los virus pueden modificarse para transferir y entregar una proteína especial a las células que puede suavizar las membranas nucleares y rejuvenecer el órgano.

8. Células madre para el tratamiento del cáncer y la diabetes

Los investigadores pueden intervenir un conjunto dado de células madre en condiciones controladas y estimular su distribución a los órganos correctos. Después se pueden usar para regenerar células o tejidos que han perdido su función debido al envejecimiento. Una de las empresas emergentes, lanzada en 2018, está desarrollando este tipo de terapia con células madre de la placenta para tratar todo, desde el cáncer hasta la enfermedad de Crohnla neuropatía diabética.

9. Biomarcador del envejecimiento

Steve Horvath, un experto en bioinformática, ha trabajado durante mucho tiempo para crear una caracterización confiable de una edad biológica. El año pasado, Horvath y un grupo de otros investigadores desarrollaron un nuevo biomarcador del envejecimiento, al que denominaron DNAm PhenoAge. Este supera con creces los marcadores anteriores en su capacidad para predecir diversos resultados del envejecimiento, incluida la mortalidad por todas las causas: cáncer, enfermedad de Alzheimer. El biomarcador fue desarrollado utilizando datos de sangre entera, pero se correlaciona con la edad en cada tejido y cada célula.

10. Mutación genética

¿Alguna vez te has preguntado por qué los mamíferos tienen un rango tan amplio de esperanza de vida? Unos investigadores de España y el Reino Unido trataron de estudiar este tema. Usando el método de la bioinformática, vincularon ciertos conjuntos de genes a las especies de primates que son longevas.

Durante el estudio, pudieron identificar 25 mutaciones de los genes implicados en la curación de heridas, la coagulación de la sangre y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Y ahora piensan en utilizar los resultados para estudiar el proceso de envejecimiento en los seres humanos.

11. Eliminación de células senescentes

Un equipo de la Clínica Mayo encontró que el tratamiento de ratones con medicamentos senolíticos que eliminan selectivamente las células senescentes (células normales que dejan de dividirse y crecer) puede prevenir el daño celular, restaurar la función física y, en ratones con envejecimiento natural, extender su vida útil. Mientras tanto, la empresa Unity Biotechnology, el año pasado lanzó los primeros ensayos clínicos en humanos para probar la terapia senolítica. El propósito de su investigación es el tratamiento de la osteoartritis de la articulación de la rodilla, una enfermedad que está estrechamente asociada con el envejecimiento celular en las articulaciones.

¿Te gustaría vivir para siempre? ¿Estás dispuesto a pasar por tales “trucos” de la ciencia para lograrlo?

Imagen de portada Depositphotos