Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Famosos mexicanos que lucharon por controlar su peso y mantener un cuerpo saludable

Bajar de peso muchas veces se asocia con adecuarse a un estándar de belleza. Sin embargo, hay quienes después de pasar por conteos de calorías y esforzarse por cambiar su cuerpo, se dan cuenta de que mejorar no se trata solo de llegar a ciertas medidas, sino de reconciliarse consigo mismo y de sentirse cómodo en su propia piel.

Genial.guru quiere mostrarte algunas de las transformaciones de celebridades mexicanas, quienes desde el autocuidado decidieron llegar a un peso que los mantuviera sanos física y emocionalmente.

1. Betty Vázquez

Investigadora y estudiosa de sus raíces, la chef Betty Vázquez es una de las grandes embajadoras de la cocina mexicana en el mundo. Debido a su conocimiento, fue invitada a formar parte del jurado del concurso culinario MasterChef México, en donde después de las temporadas iniciales, sorprendió a los televidentes con su cambio físico.

Ella logró bajar más de 20 kilos en menos de 11 semanas. El método que usa se llama PnK. Y, según explicó la propia chef, se basa en una alimentación sana y en rutinas disciplinadas en la forma de comer, con lo cual se logra entrar a un proceso de cetosis. Todo el camino, la persona es acompañada por un psicólogo, un coach físico y un nutriólogo.

Para la chef Betty, el cambio que inició, y en el cual continúa, se trata no solo de verse espectacular, sino de sentirse bien para poder vivir una larga vida.

2. Diego Luna

El actor inició su carrera artística a los ocho años con el cortometraje El último fin de año. Luego, en 1992, participó en la telenovela El abuelo y yo; y en 1995, en El premio mayor, donde hizo el papel del hijo de Carlos Bonavides (Huicho Domínguez) y Laura León.

En sus primeras apariciones en televisión, Diego Luna lucía con mejillas prominentes. Más tarde, bajó de peso y cambió su figura. Luego de tener el papel protagónico en la cinta Rogue One, el actor confesó que para la precuela su papel luciría más joven, por lo que debía mantener una dieta estricta para volver a dar vida al personaje, así como hacer ejercicio y mantenerse lo más sano que pudiera.

3. David Faitelson

El periodista deportivo explicó que siempre ha sido un hombre de contextura robusta. Sin embargo, hubo un tiempo en el que descuidó su alimentación, principalmente por enfocarse en el trabajo.

Después de algunos años, aproximadamente en 2013, Faitelson comenzó a practicar actividad física. Así se convirtió en un entusiasta corredor que a diario recorre siete kilómetros. Para bajar de peso, él dijo que no necesitó cirugías, sino ganas y mucho esfuerzo. En cuanto a su dieta, lo único que dejó por completo son las carnes rojas.

4. Édgar Vivar

El comediante y médico llegó a pesar 160 kilos. Siempre fue un niño gordito, según dijo en una entrevista, pero su problema de sobrepeso empezó cuando tenía 30 años. La enfermedad se desarrolló a medida que fueron pasando los años.

Cuando puso en riesgo su vida, Édgar Vivar buscó soluciones y conoció a un médico cirujano regiomontano, quien le realizó un baipás gástrico para controlar su peso. Fue así como el actor que interpretó a míticos personajes como “El señor Barriga” y “Ñoño” en El Chavo del 8 logró bajar 100 kilos.

5. Rafael Balderrama

El presentador nació con casi seis kilos, y su peso se fue incrementando al grado de sumar 80 kilos cuando tenía cinco años. Debido a los desórdenes alimentarios, Rafita, como también se lo conoce, llegó a pesar 179 kilos, lo cual le ocasionó problemas de movilidad y una afección en las vértebras.

Gracias a un arduo régimen alimentario y a una operación de baipás gástrico, pudo llegar a pesar 65 kilos. A causa de este largo y exitoso proceso, que ha durado 13 años, ahora da conferencias sobre motivación y estilo de vida para compartir cómo fue que logró encontrar un sano equilibrio en su vida y en su alimentación.

6. Sheyla Tadeo

La cantante y actriz decidió transformar su vida. En 2018, tuvo que ser operada de la nariz debido a que tenía problemas para respirar. Desde entonces, mejoró su rutina para beneficiar su salud. De los 137 kilos que pesaba, logró bajar a 77.

Su proceso no fue fácil. Sheyla ha confesado que, además de la cirugía estética a la que se sometió, tuvo que trabajar con su seguridad y su autoestima con respecto a su apariencia para poder llegar a quererse.

7. Rubén Cerda

El famoso actor que le da vida a Santa Claus en temporada navideña creció en una familia con sobrepeso. Desde pequeño tuvo una mala relación con la comida, pero recién cuando empezó a interesarse en las chicas, se acercó al ejercicio, y llegó a ser un seleccionado olímpico de clavados. Desafortunadamente, se lesionó las rodillas y tuvo que abandonar el deporte.

Tras la inactividad y una alimentación de alto rendimiento que ya no requería, aumentó de peso. Tenía 19 años y pesaba 80 kilos. Más tarde, el ritmo de vida que tenía provocó que llegara a pesar 220 kilos, lo cual le generó diabetes y otros problemas de salud.

En 2006, se sometió a una cirugía de baipás gástrico. Complementó el proceso con asesorías psicológicas y de nutrición. De esta forma logró recuperar su salud y perder 120 kilos. A raíz de su experiencia y al ver lo que ocurre con la piel tras la pérdida de peso, Rubén Cerda creó una línea de productos para reducir tales efectos, como la flacidez.

8. Omar Fierro

El actor y presentador, luego de estar entre los 98 y 99 kilos, su peso ideal, llegó a pesar hasta 136 kilos debido a sus continuos viajes de trabajo, sus cambios de rutina y la ingesta excesiva de alimentos: podía comerse hasta 100 tacos al pastor y cinco pizzas familiares.

Tras darse cuenta de que estaba descuidando su salud, comenzó a alimentarse bien y a ejercitarse diariamente. No le costó trabajo retomar la actividad física, pues en su familia siempre han sido deportistas.

Omar Fierro busca adelgazar, pero sin caer en un dietismo crónico. Por ello, cada que puede se da permisos para comer alimentos “prohibidos”, sobre todo si se trata de una reunión con la familia. Se describe como alguien de buen comer, y ahora una de sus pasiones es cocinar.

9. Sylvia Pasquel

La actriz pesaba 79 kilos y perdió 14 kilos en tres meses. A pesar de ser disciplinada y de cuidar lo que comía, Pasquel se dio cuenta de que estaba engordando. No estaba contenta con su imagen y empezó a frustrarse, porque ni el ejercicio ni su rutina de cuidado la ayudaban. Entonces consultó a una nutrióloga y comenzó con la dieta keto o cetogénica.

El plan implica reducir los carbohidratos de forma drástica y reemplazarlos por grasas. Esta disminución expone al cuerpo a un estado metabólico llamado cetosis. La hija de Silvia Pinal dice que, además de perder kilos, se ha sentido mejor: ya no tiene problemas para respirar, sueño constante y cansancio. Sigue decidida a no bajar la guardia, porque está muy contenta con su cambio.

10. Érika Alcocer Luna

La cantante que se dio a conocer en 2003 con su participación en el programa televisivo La Academia transformó su cuerpo sobre la base de ejercicio y una alimentación sana. Esto ocurrió luego de que llegara a pesar 100 kilos y tuviera problemas en las articulaciones, las rodillas y los tobillos. Además del cansancio físico y emocional que el sobrepeso le causaba.

Su transformación comenzó en 2016. A lo largo de nueve meses, perdió 40 kilos, y su proceso para mantener su cuerpo sano duró aproximadamente cuatro años.

¿Tú también quisiste transformar tu cuerpo? Cuéntanos, ¿cómo ha sido tu proceso para lograr y mantener un peso saludable?

Imagen de portada sheylacantante / Instagram
Compartir este artículo