Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Películas en las que el vestuario fue igual de importante que los actores

8-25
66k

Como regla general, el Óscar al mejor diseño de vestuario va para los creadores de películas de imágenes históricas recreadas con precisión. Y, si bien, solo un filme recibe la estatuilla, las nominadas son cinco. Aunque casi todos recuerdan a los ganadores del Óscar, generalmente, pocos recuerdan al resto de nominados. Sin embargo, vale la pena pasar una o dos tardes viendo también estas cintas. Además, el vestuario en tales películas no solo es agradable a la vista, sino que también tiene una carga semántica.

Genial.guru ha decidido restaurar la justicia y te trae 11 películas nominadas al Óscar al mejor diseño de vestuario de la última década.

1. El amor de mi vida, 2010

Diseñadora de vestuario: Janet Patterson

La diseñadora prestó especial atención a los trajes de Fanny Brawne, el personaje principal. Patterson trató de transmitir no solo el carácter del personaje a través de la ropa, sino también sus emociones y preocupaciones.

Por ejemplo, en una escena en la que Fanny y su amado, John, terminan bajo la lluvia, la joven lleva un vestido rosa. La diseñadora pasó mucho tiempo buscando un tejido adecuado para este atuendo: era necesario que el material se deteriorara fuertemente bajo la influencia del agua. Esto crearía un efecto dramático adicional, ya que la escena incluye, entre otras cosas, una traición. Y así sucedió: el vestido fresco y elegante de Fanny bajo la lluvia, de repente, se convierte en un trapo mojado.

2. El discurso del rey, 2011

Diseñadora de vestuario: Jenny Beavan

La película cuenta una historia sucedida hace más de 70 años, y los actores, en la mayoría de los casos, están vestidos con ropa de la misma antigüedad. Se alquilaron y se restauraron trajes históricos, ya que la mayoría de ellos estaban muy desgastados.

Según Beavan, a menudo, los actores usaban la ropa histórica como si fuera un disfraz, y eso se notaba. Por lo tanto, se tuvo que sacrificar la precisión histórica en favor de la comodidad para varios personajes. Por ejemplo, el personaje de Helena Bonham Carter, en vida, prefería vestidos de colores brillantes, pero la actriz no se veía natural con trajes coloridos. Por lo tanto, se eligieron tonos más tranquilos en sus atuendos para que fuera más creíble para el espectador.

3. Jane Eyre, 2012

Diseñador de vestuario: Michael O’Connor

El estilo del personaje principal es simple y sin pretensiones, muy diferente de los atuendos históricos cuidadosamente pensados que O’Connor está acostumbrado a crear (por ejemplo, en La duquesa). Por lo tanto, el diseñador decidió que los vestidos de Jane reflejarían su esencia interior, cosa que no se podría haber hecho con trajes del pasado exuberantes, densamente decorados, pero sin personalidad propia.

Para el personaje de Mia Wasikowska incluso se diseñó ropa interior especial (medias y corsé). Ese momento era extremadamente importante para el director, porque quería mostrar a Jane sin ropa, y la falta de lencería adecuada para esa época sería un momento desafortunado para los cineastas.

4. Los miserables, 2013

Diseñador de vestuario: Paco Delgado

La primera reacción de Delgado a la solicitud de liderar el trabajo para la creación de esta película fue la exclamación: “Dios mío, ¡pero es muchísimo trabajo!”. No estaba exagerando en absoluto: los atuendos tuvieron que ser creados desde cero para casi todos los personajes del musical. Además, el equipo de artistas (y estaba formado por 50 personas) se vio obligado a hacer una investigación histórica, ya que la acción de la película cubre un período de tiempo bastante largo: de 1815 a 1848. La ropa de los protagonistas tuvo que sufrir cambios estilísticos durante ese tiempo.

Como la historia de esa época era muy sombría, el primer deseo de Delgado fue vestir a todos los personajes con trajes negros. Sin embargo, el director necesitaba color en el encuadre, y el diseñador prefirió un esquema de colores brillante con intercalado de azul saturado.

5. La mujer invisible, 2014

Diseñador de vestuario: Michael O’Connor.

El diseñador investigó cuidadosamente la moda de la época (mediados del siglo XIX), estudiando pinturas y fotografías hechas en ese tiempo. Una de las características de la película es que los personajes no usan trajes diferentes al cambiar de escena: usan las mismas prendas, solo se les agregan pequeños detalles a los atuendos. Este es un homenaje a la historia: a mediados del siglo XIX, las personas no podían permitirse el lujo de tener cientos de vestidos o trajes; con cada nueva aparición, se agregaban algunos detalles o accesorios a la ropa ya existente, lo que la hacía parecer nueva.

6. Sr. Turner, 2015

Diseñadora de vestuario: Jacqueline Durran

La película tenía muchos detalles históricos que debían tenerse en cuenta, incluso al crear la ropa. Una persona especial, que fue contratada dos años antes de que el equipo de diseño comenzara a trabajar, se encargó de la recolección de esos detalles.

Una atención especial merece el personaje Hannah Danby, una sirvienta que nunca sale de la casa del héroe principal y lo atiende servilmente. En comparación con otras amantes de William Turner, esta mujer se ve pobre y rústica.

Durran evaluó la situación y decidió que, en la vida real, una mujer así probablemente usaría un solo vestido hasta que este quedara inutilizable. Por lo tanto, se decidió hacer dos trajes para Hannah: uno en buenas condiciones y el otro en muy mal estado. Así, los artistas lograron mostrar cuánto cayó la heroína durante su relación con el personaje principal.

7. Carol, 2016

Diseñadora de vestuario: Sandy Powell

La trama se basa en el personaje principal de la película: Carol. Para separarla del resto de las mujeres, la diseñadora recurrió a un truco: el vestuario del personaje escondía muchos detalles masculinos. Por esa razón, el espectador percibe a Carol como una mujer autosuficiente que puede defenderse a sí misma.

El personaje tiene una particularidad más: pinta sus uñas solo en tonos rojos y su manicura siempre es impecable. Mientras tanto, las manos de la segunda heroína son poco arregladas y es poco probable que sus uñas hayan conocido el esmalte.

Durante la película, el director se centra en las manos varias veces. El público ingenioso se dará cuenta rápidamente de que las elegantes manos de Carol nunca supieron trabajar: no limpiaron inodoros, no trapearon pisos y no lavaron ropa. Pero su amiga, por el contrario, no huye del trabajo físico.

8. Florence, 2017

Diseñadora de vestuario: Consolata Boyle

Para recrear la atmósfera de Nueva York de principios del siglo XX en la que vivía la famosa cantante de ópera Florence Foster Jenkins, la diseñadora tuvo que trabajar bastante. Además de estudiar los documentos históricos, el equipo examinó y analizó cuidadosamente las imágenes de la propia Jenkins, especialmente las fotografías de sus trajes de teatro. Sin embargo, su vida cotidiana y su vida escénica no diferían mucho entre sí en el sentido visual; la cantante se distinguía por su pasión por el exotismo en telas y estilos.

Cada atuendo que ves en la película fue cosido por los artistas desde cero.

9. Victoria y Abdul, 2018

Diseñadora de vestuario: Consolata Boyle

La principal dificultad para la diseñadora fue el componente histórico de la película. La verdadera reina vestía ropa de colores muy oscuros, ya que estaba de luto por su cónyuge fallecido. Nadie quería sacrificar la verdad por la estética del color, y encontraron una solución elegante: Boyle utilizó una gama oscura de atuendos con innumerables elementos texturizados que hicieron que la ropa incluso más oscura fuera casi festiva.

Para ayudar al espectador a comprender cómo se desarrolló la relación afectuosa de los personajes, cerca del final de la película, la artista cambió un poco los atuendos de la reina. Si al comienzo de la cinta se ponía vestidos oscuros, al final, en su guardarropa ya había tonos blancos y otras tonalidades claras. Es curioso que la historia también haya sido honrada aquí: el blanco era un color tradicional usado al final del luto.

10. La favorita, 2019

Diseñadora de vestuario: Sandy Powell.

Cada atuendo que se ve en la película se confeccionó desde cero en exactamente seis semanas. Debido al bajo presupuesto, los diseñadores usaron telas baratas y la paleta de colores se limitó principalmente al blanco y al negro. La joyería que aparece en las tomas, en realidad, no cuesta mucho dinero: los artistas hicieron algunas de ellas con sus manos y el resto se hizo por encargo de perlas artificiales.

Parte de la tela fue directamente comprada en tiendas de artículos usados. Por ejemplo, el traje de la criada de la cocina que ves arriba está hecho de jeans viejos que el equipo adquirió en una tienda de segunda mano.

La película no pretende para nada tener una precisión histórica.

11. Había una vez en Hollywood, 2020

Diseñadora de vestuario: Arianne Phillips

La diseñadora ideó una particularidad en la ropa de cada uno de los personajes principales. Una especie de talismanes que no solo hacen que los héroes se vean más elegantes, sino que también ayudan a revelar su mundo interior.

Se hizo un medallón para el personaje Rick Dalton: de un lado representa la Rosa Tudor y del otro tiene grabada la letra R. Por cierto, el personaje de Leonardo DiCaprio usa un cinturón con una hebilla que tiene la misma letra. Según Phillips, un hombre que usa ropa con un monograma es arrogante y le encanta jactarse. Y Rick es exactamente así.

Cliff Booth también tenía una hebilla, pero con el logotipo de la asociación de dobles de riesgo. Además, el personaje de Brad Pitt llevaba una camisa hawaiana, una de las camisas hawaianas más famosas creadas por Tarantino.

Cuando miras una película, ¿prestas atención a la ropa de los personajes? ¿Sus atuendos te dicen algo?

Imagen de portada Jane Eyre / BBC Films
8-25
66k