Genial

Conoce la historia de Kirk Douglas y su esposa, quienes demostraron que también hay matrimonios fuertes entre los famosos

Resulta sorprendente ver a una pareja que lleva más de medio siglo unida, ya que no son muchos los matrimonios que duran tanto. Sin embargo, existen ejemplos de eso, como el del famoso actor Kirk Douglas y su esposa, Anne Buydens. En 2019 celebrarán su aniversario número 65. Ambos pasaron por todo lo que la vida podría haberles puesto en el camino: guerra, fama, riqueza, traición, e inclusive la muerte de un hijo. Pero decidieron preservar lo más importante: el amor.

En Genial.guru nos fascinó tanto esta historia que decidimos compartirla contigo. Quizás los principios vitales de personas que han vivido en un matrimonio feliz durante 65 años sean útiles para aquellos que quieren que su relación dure para toda la vida.

Kirk

Los padres de Kirk no tenían relación alguna con el mundo de espectáculo. Él creció en una familia de inmigrantes muy pobres, quienes, en 1910, viajaron desde Bielorrusia hasta Estados Unidos en busca de una vida mejor. La familia tenía siete hijos: seis mujeres y Kirk. Nada podría haber presagiado que, un día, el joven se convertiría en un brillante actor: era un chico de orígenes humildes, y también era judío de nacimiento, por lo que fue sometido regularmente a ataques antisemitas y a burlas de sus compañeros.

Sin embargo, Kirk se dio cuenta de que, para alcanzar sus metas, incluso siendo muy talentoso, debía ser perseverante y trabajador. No le daban miedo las dificultades ni el trabajo duro: quería salir de la pobreza y convertirse en actor a toda costa. El chico siguió adelante, enfrentando los problemas con fortaleza.

Anne

Anne nació en Alemania, en el seno de una familia adinerada, y recibió una formación excelente. Su camino no fue tan espinoso como el de Kirk, pero ella también conoció la amargura de la pérdida y sobrevivió a la guerra. Cuando era adolescente, sus padres y ellas se mudaron de la Alemania nazi a Bélgica.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Anne se mudó a París (ciudad que estaba ocupada por los nazis) para trabajar de traductora y especialista en relaciones públicas para la industria cinematográfica francesa. Sabía hablar varios idiomas, tenía un aspecto brillante, era inteligente y ambiciosa... Todas las puertas estaban abiertas para ella.

El encuentro

Kirk conoció a Anne en el set de una película cuando ya era muy famoso.

“¡Es la mujer más complicada que he conocido! Quiero decir, yo era una verdadera estrella de cine en ese entonces. La invité a cenar, pero ella me dijo: ‘Oh, gracias, ¡pero estoy muy cansada!’”. En aquel momento, el actor se quedó profundamente indignado.

Kirk estaba furioso y, al mismo tiempo, intrigado por esta mujer que no había caído en sus brazos inmediatamente después de la invitación. Anne no salía de su cabeza. Durante el rodaje, Kirk hizo más intentos para establecer una relación con la alemana, pero todos fracasaron.

La razón de su frialdad era bastante simple. “Por supuesto, él era encantador y sensual. Pero presencié en varias ocasiones cómo las jóvenes se enamoraban de estrellas de cine estadounidenses que, después de tener una aventura, regresaban a sus vidas con sus esposas, y sus amantes se quedaban solo con sus fotos”, explicó la mujer. “No quería convertirme en otra víctima de esos romances. Sobreviví a la guerra en París, por lo que comprendía instintivamente cómo protegerme de situaciones peligrosas”.

La boda

Al final del rodaje, Kirk, por no querer separarse de Anne, le sugirió que siguiera trabajando con él en un servicio de asistencia, y la chica aceptó el acuerdo.

Kirk sabía que su relación sería un acuerdo comercial y nada más, pero estaba tan interesado en Anne que realmente quería conocerla mejor. Descubrió que la mujer tenía un sentido del humor implacable, hablaba cuatro idiomas y era la muchacha más interesante y elegante que jamás hubiera conocido. Él estaba enamorado.

Trabajando y comunicándose con Anne, Kirk hablaba cada vez menos de sí mismo y pasaba más tiempo escuchándola. Precisamente en ese período se pudo observar un punto de inflexión: tuvieron un increíble romance que terminó, como todos sabemos, en una boda.

Vida familiar

Su vida familiar era como la de todos los demás: trabajo y niños... Con la única diferencia de que Kirk era una estrella a nivel mundial.

Anne comentó que estar casada con una celebridad no era para nada tan glamoroso como pensaba la mayoría de las personas. Kirk era guapo y carismático, siempre había un montón de mujeres coqueteando con él, incluso después de casarse. “No quería que las mentiras y desconfianza arruinaran nuestra relación. Por lo tanto, le pedí que me contara sobre todas sus aventuras, ya que no quería que los rumores se convirtieran en mi única fuente de información. Él no sabía guardar secretos, así que nunca me escondió nada”.

Ella comprendió de inmediato la naturaleza de su amante. Incluso antes de casarse, Anne organizó una fiesta sorpresa para el cumpleaños de Kirk. Los invitados eran las mujeres que anteriormente habían salido con el actor, y lo único que la muchacha pudo hacer fue saludar a todas las damas, sacudir la cabeza y soltar un par de palabrotas. Pero ella se sentía contenta. ¡Lo sabía todo sobre él!

Anne aceptó a Kirk tal y como era, lo que no les impidió que se escribieran constantemente cartas muy conmovedoras.

El amor salva vidas

Anne acompañaba a Kirk a todas partes siempre. El actor necesitaba saber su opinión sobre sus papeles, ya que ella era su amiga y asistente. Fueron sus instintos para los negocios y su capacidad para comprender los asuntos financieros lo que les ayudó a ganar su fortuna actual.

Sin embargo, además de salvar a Kirk de la bancarrota, una vez lo arrebató de los brazos de la muerte. Cuando estaba embarazada, Douglas, junto con Mike Todd, esposo de Elizabeth Taylor, se preparaba para volar a Nueva York en un jet privado. Anne, que nunca se involucraba en esos viajes, se opuso repentinamente. “No sé qué me hizo apartar a Kirk de ese vuelo, solo sabía que tenía que detenerlo”, declaró la mujer.

Se generó un escándalo impresionante, pero, finalmente, Kirk se quedó en casa. Al día siguiente, todavía enfadados por lo de la noche anterior, realizaron un pequeño viaje en auto. Para romper el silencio, Kirk encendió la radio. Ambos aún recuerdan las noticias que interrumpieron la música: el avión que Mike había abordado se había estrellado, y todos los que estaban a bordo habían fallecido. Kirk sobrevivió gracias al presentimiento de Anne.

Ángeles guardianes

En 1996, Douglas sufrió un derrame cerebral. Anne comprendió rápidamente lo que le estaba sucediendo y lo llevó al hospital con tanta rapidez que incluso los pilotos de Fórmula 1 la envidiarían.

Después de sufrir la apoplejía, Kirk entró en un estado muy depresivo, e inclusive pensó en el suicidio: ¿quién necesita a un actor que no puede hablar? Y, de nuevo, Anne no dejó que se rindiera: era dura con él, pero eso era exactamente lo que necesitaba. Han pasado 23 años desde el accidente cerebrovascular, y Kirk sigue vivo. Quizás, una vez más, gracias a la ayuda de su esposa.

Cabe mencionar que él también siempre fue un gran apoyo para Anne. Igual que todo el mundo, los cónyuges pasaron por los tiempos de crisis, y tuvieron que enfrentarse al cáncer que sufrió la mujer. La lucha contra la enfermedad fue feroz, pero la vencieron. Hace aproximadamente un mes, Anne celebró su centésimo cumpleaños.

Sin embargo, el período más difícil de la vida para los dos fue cuando su hijo menor, Eric, falleció. ¿Existe algo peor para unos padres que la muerte de su niño? Después de todo, incluso siendo adulto, siempre fue su pequeño. Lograron sobrevivir la tragedia apoyándose mutuamente. Sin embargo, todavía no pueden hablar de ello.

Los últimos años

En los últimos años de su vida, Kirk, quien fue una de las estrellas más brillantes del cine en el pasado, fue más conocido por ser el padre de Michael Douglas. Él y su esposa se dedicaban a la caridad, concedían entrevistas y simplemente disfrutaban de su vida.

Por supuesto, constantemente se les hacía la misma pregunta: ¿cómo lograron preservar su amor por tanto tiempo?

Además del inmenso respeto mutuo, siempre enfatizaban en la importancia de cada cónyuge. Kirk y Anne tenían su propia filosofía: trataban de ver lo bueno que habían hecho y dejaban de lado las decepciones que les han sucedido. En las cartas a su esposo, ella siempre mencionaba la suerte que tenían por estar juntos, y a ninguno de los dos les importaban las críticas que recibía una película de Kirk, ni si el actor lograba o no obtener el papel que quería.

Estos hermosos ancianos en sillas de ruedas siempre tenían algo para hablar: cada noche organizaban la "hora dorada", momento en el que conversaban sobre lo que les había sucedido durante el día. Anna y Kirk no les temían a los dispositivos modernos, y, con frecuencia, en sus "horas doradas", compartían entre sí algo que les habia gustado en Internet.

Era un placer ver en sus caras la misma felicidad que tenían cuando eran jóvenes y hermosos, ya que toda la sabiduría y ternura del amor que cultivaron a lo largo de sus vidas se reflejaba en sus ojos.

¿Conoces a otras parejas famosas que hayan logrado preservar su relación durante décadas? Cuéntanos en la sección de comentarios, ¡estamos ansiosos por leer tus sugerencias!