Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Personas para las cuales la visita a un gimnasio se convirtió en una divertida situación

Es poco probable que muchos de nosotros acudamos al gimnasio con la esperanza de encontrar cómicos personajes o nosotros mismos formar parte de una graciosa situación. Pero el Universo frecuentemente tiene sus propios planes. Por ejemplo, usuarios de las redes sociales encontraron un montón de historias encantadoras al momento de ir a un gimnasio: hay quien descubrió que la comida para gatos ayuda a ganar masa muscular, otros inventaron un original método para animarse desde muy temprano y por último hay quien descubrió que el sauna puede tener un código de vestimenta bastante raro.

Genial.guru no podía dejar pasar tales historias de personas, las cuales recordarán su visita al gimnasio durante toda su vida.

  • Hoy en el gimansio, un chico estaba en la caminadora escribiendo un mensaje en Facebook. Al parecer se distrajo, perdió el control y salió volando hacia el espejo que se encontraba por detrás. Y no, él no se levantó ya que se estaba muriendo de la vergüenza, simplemente siguió acostado y continuó escribiendo su mensaje. #Respect

  • Recuerdo que una vez estaba sentado y escuché una conversación de dos chicos que estaban detrás de mi: “¡Te ves genial, hermano! Eres el chico más guapo del gimnasio”. “No, ¡ese eres tú!”, respondió el otro. Me volteé y vi que eran hermanos gemelos. © mister_sleepy / Reddit

  • Una vez llegué al gimansio y como muchos decidí hacer ejercicio con audífonos. Puse música y comencé a hacer ejercicio en la bicicleta. De pronto el teléfono me dice: “Reduzca la velocidad, dentro de 700 metros gire a la izquierda”. Casi me caigo de la bicicleta por tal situación inesperada. Al parecer el teléfono colocó en el reproductor los archivos de audio del navegador.

  • En el gimansio coloco todas mis cosas, excepto los zapatos, en el casillero. Mis zapatos simplemente los coloco bajo la banquita. Hoy entré al vestidor después de entrenar y vi que una mujer se estaba probando (¡ATENCIÓN!) MIS zapatos en el espejo. Al darse cuenta de que yo era la dueña, con un rostro espontáneo (y sin apresurarse a quitárselos) me dijo: “Ay, yo también quería ordenar unos zapatos así en Internet”.

“Tú puedes más”

  • Un hombre estaba ayudando a una chica a configurar la máquina de ejercicio, yo pensé que ella había ido al gimnasio con él. Después otro chico la estaba cuidando y también pensé que ambos habían ido al gym juntos. Al parecer ella es tan simpática que en principio podría haber acudido con cualquiera de los hombres del gimnasio.

  • Trabajo en un gimnasio. Hemos notado a una mujer que llega por las mañanas, no se cambia de ropa, pasa por la recepción directamente a la zona de la alberca con su abrigo. Ahí se lo quita, se sienta en una silla, se cubre con el mismo abrigo y se duerme. A las dos horas se levanta y se va. La seguridad del lugar se acercó a ella para averiguar lo que sucedía. Resultó ser que ella es miembro del gimnasio, su esposo le compró una membresía como regalo y la obliga a hacer ejercicio. La despierta por la mañana y la lleva al gimnasio. Y a las dos horas pasa por ella. Así es como ella finge estar haciendo ejercicio.

  • Un hombre en el gimnasio no dejaba de mirarme fijamente (yo soy hombre) y eso era algo que me causaba una determinada incomodidad. Al mismo tiempo él me lanzaba miradas a propósito o de manera seductora. Él levantaba peso y volteaba a verme, como intentando ponerme nervioso. Y realmente funcionó, tuve que cambiarme de gimnasio. Y este chico ni siquiera tenía buenos músculos. © alexthegreatmc / Reddit

  • Tengo un amigo completamente musculoso. Sin exagerar se podría decir que es un “Johnny Bravo”. Él me contó una divertida situación. Después del trabajo se dirigió al gimnasio, de camino pasó a la tienda, en donde compró decenas de bolsas de comida para gatos. Las colocó en su maleta y se fue a entrenar. Dejó su maleta en el vestidor, la abrió, sacó su fórmula de suplemento y comenzó a cambiarse. A su lado había dos jóvenes estudiantes quienes lo miraban con demasiada atención. Cuando por fin uno de ellos no soportó y dijo: “Disculpen, pero eso que... mmm... — un movimiento incierto con la mano hacia la bolsa abierta, en donde hay un montón de bolas de alimento para gato, — ¿también sirve para aumentar la masa muscular?”.

  • Recuerdo que un chico cada vez que levantaba las pesas o usaba las máquinas de ejercicio escupía y lamía sus manos. Y, por supuesto, no limpiaba los aparatos después de usarlos. © SeattleCoffeeRoast / Reddit

  • Un hombre en el gimnasio se estaba despidiento de todos. A la pregunta: “¿Por qué tan temprano?” él respondió: “Ya estoy harto, en casa mi esposa ha preparado pollo con papas”.

  • Una mujer siempre llegaba al gimnasio una hora antes de abrir. Se veía muy llamativa, como si hubiera llegado de los años 1970. Tenía el cabello rizado de color negro, una cinta en la cabeza, medias de lana, muñequeras, medias y todo en colores neón. Además, tenía sombras azules, labial rojo y líneas llamativas en sus ojos. Era muy tierna y comunicativa, pero un poco rara. © Corignium / Reddit

  • Voy al gimnasio temprano antes de ir a trabajar. Un día observé cómo una chica bajó del vestidor, se acercó al costado de la piscina y se aventó al agua, relajándose por completo como un costal de papas y salpicando por todos lados. Después salió del agua y dijo: “Buenos días”, y se fue de regreso al vestidor.

  • Una mujer estuvo en el vestidor únicamente en ropa interior. Durante una hora no salió de ahí. Al parecer, era modelo de instagram, la cual literalmente llegó a hacer un selfie nada más. © SundayMorningTrisha / Reddit

  • Hago ejercicio en el gimnasio. Vi que un chico se parecía mucho a uno de mis conocidos y pensé “ahorita lo saludo”. Se dirigió hacia mí, lo saludé, se acercó y me di cuenta de que no era mi conocido, sino otra persona desconocida. No me detuve ya que no era la primera vez que caía en tal situación. Estaba sentada, sonriendo y comenzó a hablar conmigo como si nos conociéramos de hace años. Pensé que tal vez sí me conocía. Decidí decirle la verdad y le dije que fue por casualidad, tengo la peor vista en el mundo y le pedí una disculpa... Aquí escuché su respuesta:
    — ¿Entonces no eres Elena?
    Me sentí confusa.
    — Ehh, no, jaja.
    — Diablos, todo ese tiempo pensé que eras Elena de la fiscalía. Por cierto, también tengo una mala vista.
    Parece que encontré mi destino.

  • Un chico siempre se adaptaba a mi ritmo en la caminadora. No me veía a los ojos y no pronunciaba ni una sola palabra. La única señal de que me seguía era cuando mi caminadora de repente daba señal de acelerar y él de inmediato presionaba el botón de su caminadora para acelerar también. Una vez aceleré por curiosidad para ver si hacía lo mismo. Y lo hizo. Una vez aumenté la velocidad hasta 10 verificando la resistencia de este chico. Y él lo hizo también. © beatscribe / Reddit

“¡No entres al gimnasio! Las puertas están cerradas por las clases de tiro con arco”.

  • Durante un tiempo trabajé en la recepción de un gimnasio y cerca de él había una universidad. Un chico atrajo mi atención y por su apariencia supuse que era estudiante. Él a veces llegaba en traje (normal, no deportivo) sin mochila con uniforme, entraba al vestidor, estaba allí un tiempo y después se iba. Los cubículos tenían seguro pero no teníamos cámaras en los vestidores. Desde hace mucho tiempo quería saber qué hacía hasta que un día fui testigo de una conversación con otro de nuestros clientes, al parecer, su amigo. Este fue su diálogo palabra por palabra:
    — ¿Desde hace mucho tiempo haces esto?
    — ¿Hacer que?
    — Venir aquí al baño.
    — Sí, ya llevo mucho tiempo. Los baños en la universidad están sucios, ni siquiera se puede sentar, pero aquí está limpio y siempre hay papel higiénico.
    — Está claro.
    Ahora entiendo que el chico está usando su inscripción al máximo.

  • Salí de mi entrenamiento (el gimnasio se encuentra en un cuarto piso), bajé al centro comercial en el primer piso, me acerqué a la sección de panadería y estaba escogiendo. Frente a mí había un chico de dos metros de estatura, muy grande, y evidentemente quería dirigirse a la vendedora. De pronto pasó un chico de baja estatura, delgado, pero tenía una figura deportiva. Se saludaron apretando sus manos, uno de ellos siguió su camino y compró algo en otro de los pasillos. El chico alto fingió que estaba viendo un agua en la sección de enfrente. Después de unos 30 segundos el chico regresó y se escondió. Después se acercó a la vendedora y le dijo:
    — Por favor, me podría dar unos pastelillos de pistacho.
    — Sí. Aquí tiene. Disculpe, ¿pero por qué no se ha acercado de inmediato? Siempre los compra y vi que los quería pedir.
    — ¿Ha visto al chico que acaba de pasar cerca de mi?
    — Sí.
    — Es mi entrenador. Y si ve que estoy comprando pastelillos, me matará.

  • Un día entré al sauna de un gimnasio y allí estaban sentados unos chicos vestidos con deportiva y tenis. Me vieron de forma rara porque yo solo tenía una toalla y chanclas. En sauna. © hoopsandpancakes / Reddit

¿Cuáles de tus visitas al gimnasio recordarás para siempre? ¿Quizás alguna vez has tenido una situación embarazosa o has encontrado a personas sobre las cuales se puede contar una anécdota?