5 Secretos inesperados para vivir una vida larga

Curiosidades
hace 7 meses

Todos conocemos las reglas básicas para una larga vida: comer bien, dormir bien, hacer ejercicio todos los días y dejar de bailar salsa con los leones en el zoológico. Sí, todo es bastante obvio. Pero ¿y si te dijera que hay otras formas mucho más interesantes de mantener a raya a este sujeto? Y sí, cada una de estas sugerencias ciertamente extrañas está totalmente respaldada por científicos, médicos y madres. Es posible que estos consejos no te hagan inmortal, pero podrían mantenerte el tiempo suficiente para conocer a tus tataranietos y finalmente descubrir cómo funcionan las criptomonedas.

¿La gente dice que hablas demasiado? Adivina qué: ya estás por delante en el juego. ¿Por qué? Porque la ciencia ha descubierto que las personas que más hablan parecen vivir más tiempo. Según el psiquiatra español Dr. Luis Rojas Marcos, el número mágico de palabras por día parece ser de 15 000 [bla, bla, bla]. Los que lo superan a menudo viven más que los que no lo hacen. ¿Pero por qué? ¡Una razón es que las personas conversadoras tienen menos estrés! El estrés es terrible tanto para la salud mental como para la física. Al hablar, puedes procesar mejor las cosas que te molestan. Puedes resolver tus preocupaciones, superar tus malas experiencias o encontrar una solución a un problema.

También desarrollas una mejor comprensión de quién eres como persona. Esto facilita el control de los impulsos peligrosos o poco saludables, como comer en exceso y correr riesgos innecesarios. Esta es la razón por la que la terapia de conversación, en la que le pagas a alguien muchísimo dinero para que se siente y te escuche, puede ser tan eficaz. Así que, la próxima vez que alguien te diga que te calles, explícale cortésmente los peligros de NO hablar antes de aburrirlo con ese sueño que tuviste sobre hacer un sándwich de mortadela. ¡Pero espera! ¡Esto no es solo un juego de números! Repetir la misma palabra 15 000 veces no cuenta. Marcos Rojas sugirió que también importa lo que se hable. Ser pesimista simplemente aumentará esas hormonas del estrés. No hagas eso. Habla de una manera esperanzada y optimista. Cuanto más positivo seas cuando hables, menos estresado te sentirás.

Así que reemplaza esa queja de “Oh, ay de mí” con “¡Tengo esto!”. ¡Dale una oportunidad! En serio, no pasaremos al siguiente punto hasta que te oiga decirlo. ¡Ahí lo tienes! ¿No se siente bien? Diría que la siguiente sugerencia no es cosa de risa, pero lo es. ¡La frase “la risa es la mejor medicina” es realmente cierta! Según la Clínica Mayo, la risa tiene beneficios físicos y mentales. Ya hemos hablado de lo peligroso que es el estrés. Bueno, la risa reduce las hormonas del estrés en tu cuerpo. Es por eso que a menudo te sientes tan feliz y relajado después de una noche de monólogos cómicos o tu comedia favorita. Cada vez que ríes, respiras más rápido y más profundo; esto aumenta el nivel de oxígeno en la sangre mientras mejora el flujo sanguíneo.

E incluso si no estás de humor para reír, puedes obtener el mismo beneficio fingiendo. Investigadores de la Universidad Estatal de Georgia encontraron que la risa simulada tenía un efecto similar a la risa real. ¡Oye! Adivina esto: ¿Por qué los hongos siempre son invitados a las fiestas? ¿No sabes? ¡Porque son fungis! ¡Ah! Fun guy, o sea, “Chico divertido” en inglés, ¿entiendes? Y ahí acabo de añadir unos segundos extra a tu vida. ¡De nada! Pero no todo puede ser diversión y juegos. Cuando algo sale mal, es normal sentir un poco de calor debajo del cuello. ¡Quieres rabiar! ¡Gritar! ¡Para liberar tu Hulk interior! ¡Aaaa-aaaaargh! Ups, lo siento por eso! Un estudio de Alemania descubrió que las personas que expresan su ira pueden vivir, en promedio, dos años más que las que no lo hacen. Sin embargo, un arrebato explosivo no es la respuesta. ¿Ese Hulk interior? Dejarlo salir podría causar graves daños a tu corazón. Y no puedes darte el lujo de romper otro par de pantalones.

El doctor Chris Aiken reveló que el corazón está en grave riesgo durante las dos horas posteriores a un arrebato de ira. Sugirió algo llamado “ira constructiva”, que significa hablar con la persona con la que estás frustrado para abordar tus sentimientos de una manera que resuelva los problemas. Resuélvelo para evitar un conflicto similar en el futuro. Se necesita práctica y mucho autocontrol, pero vale la pena el esfuerzo. ¿Qué tal un cambio de aire? Mudarse a Grecia podría ser el cambio que necesitas. La gente de la isla de Icaria tiene una esperanza de vida inusualmente larga, con uno de cada tres residentes viviendo hasta los 90 años. Dan Buettner [Buet-ner], trabajando con National Geographic para estudiar a los isleños, descubrió que los residentes son mucho más saludables y menos propensos a experimentar problemas de salud graves que un ser humano promedio en otros lugares.

Sé lo que estás pensando: ¡probablemente esté en los genes! Está bien, sabelotodo, eso es verdad; pero según Buettner, solo el 20 por ciento de la vida de una persona está dictada por su ADN. El 80 % se reduce al estilo de vida, que es algo sobre lo que tienes mucho más control. En Icaria, este estilo de vida incluye beber té de hierbas, una dieta rica en frutas y verduras y mucho aceite de oliva. Y una vez más, ¡nadie baila con leones! De acuerdo, si mudarse al otro lado del mundo está fuera de tu alcance, es posible que desees intentar mudarte al campo. O, al menos, más cerca de un parque arbolado. Un estudio de salud de enfermeras mostró que las mujeres que vivían más cerca de la naturaleza tenían un 12 por ciento más de posibilidades de vivir más tiempo. ¿La razón más obvia del beneficio? Vivir más cerca o en la naturaleza significaba menos contaminación. El aire es mejor. El ruido es menos intenso. Y muchos menos patógenos están tras tu cuerpo.

El 30 por ciento del beneficio de tu proximidad a la naturaleza es su efecto positivo en tu salud mental. Sin embargo, cuando tomas en cuenta que un oso hambriento te puede atacar, ese beneficio probablemente se reduce a cero. ¡CORRE! ¿No quieres o no puedes mudarte? Bueno, Peter James, uno de los investigadores del proyecto, señaló que algunos de estos beneficios los experimentaron quienes permanecieron en los centros urbanos pero encontraron formas de mantener algún contacto con la naturaleza. Esto incluía agregar plantas a una habitación o plantar un árbol en el patio trasero. No pensaste que exploraría formas de prolongar tu vida y no hablar de actividad física, ¿verdad? Pero esto es algo que probablemente no sabías. De todos los deportes que podrías estar practicando en tu tiempo libre, el que más afecta tu longevidad es... redoble de tambores, por favor... deportes de raqueta. Sí, el tenis, el squash y el bádminton son el estándar de oro para mantenerse en forma.

Estas actividades requieren concentración y coordinación, lo que involucra a tu cerebro. Utilizas tanto los brazos como las piernas, por lo que estás ejercitando varios grupos musculares a la vez. Y con suerte, te estás divirtiendo, lo que reducirá esas molestas hormonas del estrés. Además, ¡cualquiera puede lucir un atuendo de tenis! El British Journal of Sports Medicine examinó los hábitos de ejercicio de 80 000 participantes. En comparación con las personas que no hacían nada de ejercicio, los jugadores de deportes de raqueta tenían un 47 por ciento más de probabilidades de vivir más tiempo. Eso es mejor que los nadadores, que vieron solo un 28 por ciento más de posibilidades. Y mucho mejor que los corredores, cuya tasa de mortalidad era la misma que la de los no deportistas, con la carga añadida de calambres en las piernas. ¡Ay! Un estudio de Dinamarca encontró que jugar tenis podría resultar en 10 años adicionales en comparación con aquellos que no hacían ejercicio. En este estudio, el bádminton mejoró la esperanza de vida en poco más de 6 años... pero todos saben lo peligrosos que pueden ser esos birdies.

Sin embargo, los investigadores creen que el beneficio no es solo de la actividad física. El tenis es un juego social, lo que significa que puedes hablar, reír y desahogarte con amigos y colegas, todo lo que ya hemos demostrado te ayudará a vivir más tiempo. A estas alturas, probablemente haya reconocido un patrón en todas estas sugerencias: ¡todas están libres de leones! Espera, eso no es. Oh, sí, lo único que todas tienen en común es que todos ayudan a reducir el estrés. Además de algunos beneficios físicos, la reducción de las hormonas del estrés parece ser clave para vivir verdaderamente una vida mejor y más larga. Así que habla más. Ríe más. ¡Y sigue evitando esos leones! ¿Cuáles son tus trucos para vivir una vida más larga? Compártelos abajo en los comentarios. Y si alguno de estos consejos te resultó útil, regálanos un “me gusta” y compártelo con tus amigos. ¡No olvides suscribirte al canal para que puedas seguir uniéndote a nosotros en el lado Genial de la vida!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas