Qué pasaría si la Tierra rotara a la velocidad de la luz

Curiosidades
hace 6 meses

Guou, algo no anda bien. Todo parece... temblar. Definitivamente no es un terremoto. Y está empeorando. Las nubes parecen moverse más rápido de lo normal, y los animales están frenéticos. Un periodista con tono alarmado aparece en tu televisión: “Buenos días, lamentamos interrumpir su programa. Los científicos acaban de descubrir que la rotación de la Tierra ha estado fluctuando de manera inusual. Un grupo de científicos creen que su rotación está aumentando cada segundo, y no saben por qué”.

Si la Tierra aumentara su velocidad apenas un kilómetro y medio, el día se volvería aproximadamente un minuto y medio más corto. No lo sentiríamos, podrías seguir con tu vida como si nada. Pero, a medida que la Tierra gire más rápido, nuestros cuerpos, que están ajustados a días de 24 horas, tendrán problemas para adaptarse. Si vives cerca del ecuador, la rotación de la Tierra será más rápida que en el polo norte y el polo sur. La zona del ecuador necesita más tiempo para completar una rotación desde su punto de partida.

Verás más lluvia de lo normal. La rotación de la Tierra mantiene el clima consistente y equilibrado para que no suceda nada inusual. Pero, como ahora está moviéndose muy rápido, el clima se ve afectado. Nos acostumbraremos a las tormentas y los días acogedores en casa con un chocolate caliente. Por más que parezca extraño, la gente podrá seguir con su vida como siempre. Pero, si la Tierra ganara más velocidad y se moviera a 45 m/s, el día pasaría a tener solo 22 horas. Eso te haría sentir que tu sueño está mal adaptado en todo momento. Todas las tiendas funcionan pensando en días de 24 horas, así que esas 2 horas menos tendrían efectos catastróficos en la economía mundial. El calendario tendría que cambiar y adaptarse a la nueva hora. Los diseños de los relojes tendrían una nueva medianoche a las 10 de la noche.

Y las horas se acortarán cada semana, así que no habrá una manera precisa de medir el tiempo, con excepción del amanecer y el atardecer. El clima seguirá empeorando y parecerá que la lluvia nunca se detiene. Los animales que dependen de los patrones climáticos no sabrán qué hacer, verás migraciones masivas de casi todas las especies de animales. Las bandadas de pájaros volarán hacia todas partes y llegarán a lugares que normalmente no visitan, afectando toda la cadena alimenticia y la ecología. Los bosques, las selvas y otros lugares donde los animales deambulan se mantienen en equilibrio si no son afectados por los humanos. Si llueve constantemente en ciertos lugares, las inundaciones los obligarán a mudarse a otros territorios y competir con los depredadores de la región.

Si la Tierra acelerara cada día, pararte en una balanza en el Ártico te indicaría que pesas unos 81 kg, pero en el ecuador podrías pesar cerca de 80 kg. Eso se debe a la fuerza extra que se opondría a la gravedad en esa zona. Ahora que la Tierra gira más rápido, las aerolíneas de todo el mundo han dejado de operar, ya que los sistemas de radar se han vuelto locos y es peligroso volar con este clima. Todos deben trasladarse en automóvil.

Los satélites se ubican de manera tal que es esencial que permanezcan donde están para que las señales reboten hacia nosotros. Debido a todo esto, las señales de wifi y televisión no pueden pasar. Todas las comunicaciones serán cada vez más lentas, y finalmente sufriremos una interrupción completa. Los barcos dejarán de operar y el comercio mundial colapsará, lo que dañará aún más la ya afectada economía. Los vientos se volverán más fuertes y rápidos de lo normal, así que las temperaturas cambiarán. Los huracanes serán más fuertes que nunca y tendrán más energía destructiva. Además, a 160 km/h, el ecuador será tragado por el agua. La Cuenca del Amazonas y las islas pequeñas se sumergirán unos 15 metros en el agua.

La mayor parte de las plantas correrán peligro, especialmente cerca del ecuador. Con los bosques amenazados por las inundaciones, muchos medioambientes se verán amenazados. Si la Tierra acelerara hasta alcanzar días de 15 horas, probablemente sentiríamos que estamos constantemente en un avión que atraviesa una turbulencia. Sería imposible dormir con la Tierra ganando velocidad con cada segundo. Los días durarían cerca de 7 horas, al igual que las noches. El planeta entero se inundaría, con excepción de los puntos más elevados de las montañas más altas. Si eso sucediera, probablemente los humanos terminarían aferrándose a los últimos parches de tierra disponibles. La mayor parte de la vida animal se extinguiría.

Y, a medida que la Tierra gire más y más rápido, la corteza perderá su resistencia, lo que hará que los terremotos sean más fuertes y frecuentes. Los volcanes entrarán en erupción por todas partes, incluso los que están sumergidos en el agua. Las cosas seguirán así un buen tiempo. Muchos desastres naturales importantes (como terremotos, tsunamis, volcanes y hasta capas de hielo derretidas) han acelerado la velocidad de la Tierra unos milisegundos. Por eso, con nuestro planeta girando cada vez más rápido, estos desastres naturales lo acelerarán aún más. Unos milisegundos son suficientes para que haya enormes consecuencias. Actualmente, la Tierra real gira a 1600 km/h. Mientras estás sentado con el resto de los supervivientes, sientes que comienzas a levitar suavemente. Ves piedritas flotando a centímetros del suelo.

Las nubes sobre tu cabeza pasan como estrellas fugaces. El aire es espeso y húmedo, ya que el agua se eleva y forma nubes gruesas y listas para desatar lluvia. Pero, como la gravedad es más débil, parte de la lluvia queda suspendida en el aire. Muchos objetos pequeños flotarán, como si estuvieras en el espacio. Los días y las noches no durarán más que un par de horas. A este punto, todo el planeta estará inundado, y el 80 % de la corteza habrá desaparecido. Si esto continúa así, no quedará ningún ser vivo, con la posible excepción de las criaturas microscópicas capaces de soportar condiciones extremas.

La Tierra tendría que girar a aproximadamente 28 300 km/h para anular la gravedad y lograr que las cosas comiencen a flotar. En este punto, toda el agua de los océanos se elevará y parecerá una lluvia invertida. Las grandes rocas de las montañas se separarán del suelo y levitarán, lo que las hará parecer pequeños planetas en el espacio. Ahora la Tierra gira 17 veces más rápido de lo normal, lo que la lleva a completar una rotación en solo 84 minutos en lugar de 24 horas. Si logras seguir ahí hasta entonces, verás cómo literalmente los días y las noches duran unos instantes. Además, flotarás en el cielo y te estrellarás contra rocas y otras superficies. Ya no reconocerás nada de lo que te rodea.

La corteza terrestre está deshaciéndose y exponiendo el magma que hay debajo, así que aterrizar en el suelo no es una opción. A medida que asciendas, verás el espacio exterior. No sabrás qué tan rápido estás moviéndote, pero de seguro serás el único ser humano que quede en este planeta. Con el tiempo, la Tierra girará tan rápido que las capas comenzarán a desprenderse y a exponer su interior. Se aplastará a sí misma desde el núcleo hasta parecer un panqueque. A esta altura, nada podrá sobrevivir: el núcleo producirá tanto calor que el planeta se calentará como un microondas. Toda el agua desaparecerá, y la Tierra parecerá un punto rojo en el sistema solar.

Una vez que comience a acercarse a la velocidad de la luz, el tiempo se congelará. Las rocas y los elementos flotantes no se moverán y finalmente se distorsionarán. Y, con el esfuerzo suficiente, la Tierra se convertirá en un agujero negro. Por supuesto, nada de esto ocurrirá jamás. Según los científicos, lo más probable es que la rotación de la Tierra se desacelere. Desde que la Luna entró en escena, la Tierra ha desacelerado unos 6 kilómetros por hora cada 10 millones de años. Ese es el producto de la atracción gravitacional de la Luna sobre nuestro pequeño planeta azul. Y lo más probable es que esta tendencia continúe, así que ¿cuál es la prisa?

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas