Una cinta en la puerta significa que tu casa está marcada, pero ¿para qué?

Curiosidades
hace 4 meses

Vamos a descifrar el código de un ladrón. Una cinta adhesiva en la manija de la puerta o una rebanada de queso en el capó del automóvil, entre muchas otras, pueden ser señales de que un ladrón te está vigilando. Los ladrones no eligen una casa al azar y la roban. A menudo monitorean la propiedad antes de actuar. Quieren saber más sobre la casa y su seguridad. Dejan marcas en la puerta del garaje, el buzón o la unidad de almacenamiento. Conoce estas marcas y descubre lo que significan, y podrás proteger mejor tu hogar de los “chicos malos”.

Si ves un círculo dibujado, eso significa a los ojos de los ladrones que tu casa es pan comido. Tal vez no tengas instalado un sistema de seguridad. Sin embargo, un círculo cerrado significa que hay que evitar la entrada; tal vez la casa tenga alarmas de alta tecnología, cámaras de circuito cerrado de televisión o un perro. Las líneas en forma de escalera indican que hay objetos de valor visibles en la casa, que vale la pena robar. Si alguien dibuja la letra M en la basura, eso significa vacío por la mañana, y N indica vacío por la noche. Las fuerzas policiales han emitido advertencias sobre el código, pero ten en cuenta que algunas de estas señales son en realidad mensajes inofensivos que utilizan los trabajadores para comunicar algo sobre las tuberías, por ejemplo.

Si ves alguna evidencia de que intentaron abrir la puerta, no entres a la casa. Es una técnica en la que los ladrones usan una llave similar, hecha con un metal más pesado que los pasadores, para limar el interior de la cerradura. Además, las víctimas pueden encontrar problemas al reclamar el seguro en tales casos porque esta técnica puede no dejar señales de entrada forzada en el exterior de la cerradura. Te roban y no puedes demostrárselo a la compañía de seguros. Suena como una pesadilla. Forzar cerraduras es una técnica menos contundente. Deja marcas en el pomo de la puerta, como pequeños rasguños alrededor de la cerradura, pero las señales reales se encuentran en el interior de la cerradura, en los pasadores. Tendrán abolladuras. Los rasguños o marcas en el pomo de la puerta también pueden indicar que alguien ha entrado en tu casa. Los ladrones a veces usan destornilladores para romper los pasadores de la cerradura. Si ves rayones profundos, marcas o un ensanchamiento del ojo de la cerradura, ten cuidado cuando entres.

Los ladrones pueden pegar una cinta, generalmente transparente, en la manija de la puerta. Supongamos que la cinta todavía está allí un día después. Los ladrones pensarán que el dueño no está porque la puerta no se ha abierto. Esta estrategia se ha vuelto alarmantemente común en Dublín. La policía les advirtió a los ciudadanos que estuvieran atentos y retiraran cualquier cinta inmediatamente después de verla. Algunas de estas marcas las dejan los ladrones de perros, lo que indica que en tu hogar hay una raza digna de robar. Supuestamente, las marcas de tiza roja son para perros grandes, y las marcas amarillas y rosadas para perros medianos y pequeños. La policía aconseja a los dueños de perros que estén atentos y que informen de tales casos. Por último, presta especial atención cuando pasees a tus mascotas.

Una de las claves para estar a salvo en una casa es tener un buen sistema de seguridad y conocer la propiedad. Por ejemplo, si la cerradura de la puerta delantera funciona pero lentamente, puede ser una señal de un intento de robo. Esto podría deberse a una táctica llamada método de vulnerabilidad. Los ladrones van debilitando la cerradura de la puerta. Utilizan herramientas u objetos para deteriorar la cerradura sin dejar huellas. Puedes pensar que la cerradura está vieja y posponer la llamada a un cerrajero, pero eso sería un gran error. Del mismo modo, la llave podría girar dentro de la cerradura con retraso. Si es más difícil hacerla girar, esta suele ser la primera señal de un intento de entrada forzada. Y no debes ignorar esta advertencia. Incluso las cerraduras de las puertas de seguridad son vulnerables a los robos. ¿Sabías que en Churchill, Canadá, los residentes mantienen las puertas de sus autos abiertas? No lo hacen para invitar a los ladrones, sino para sobrevivir al posible ataque de un oso polar. La ciudad tiene la mayor cantidad de osos polares en el mundo. Imagina que alguien está frente a un oso y el carro de otra persona está cerca. Puede refugiarse rápidamente dentro de ese automóvil.

¿Qué tal aprender algunos consejos de seguridad para evitar el robo de bolsos? En primer lugar, no lleves el bolso sobre el hombro. Lo sé, lo sé, es para lo que está diseñado, pero así es más fácil para un ladrón agarrarlo. Por ejemplo, llevar un bolso pequeño tipo clutch debajo del brazo es más seguro. Comprar con otra persona es mejor que comprar solo. Cuando vayas de compras, y en general, no lleves más dinero del que necesitas ni todas tus tarjetas de crédito en la misma cartera. Lleva solo lo necesario para el día. Puedes pensar “es solo por un segundo”, pero no dejes tu bolso en los carritos de compras o en los mostradores.

...y está el tema de las estafas. Si crees que no puedes ser estafado, te volverás más vulnerable a los engaños. Las estafas se dirigen a personas de todos los orígenes, edades e ingresos. Pueden tomarte con la guardia baja cuando no te lo esperas. Usan nuevas tecnologías, productos o incluso servicios para engancharte y que les des tu dinero o tus datos personales. ¿Cómo evitar las estafas? En primer lugar, ten en cuenta que si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. En segundo lugar, no respondas a llamadas acerca de tu computadora en las que solicitan acceso remoto, aunque mencionen a una empresa conocida. Los estafadores a menudo te piden que enciendas tu computadora para solucionar un problema o instalar una actualización gratuita. Entonces te pasan un virus para obtener tus contraseñas y datos personales. Por último, presta atención a las solicitudes de pago extrañas. Los estafadores suelen pedirte que uses un método de pago diferente, como una tarjeta de débito precargada, una tarjeta de regalo o una tarjeta de iTunes.

Un ladrón de autos y una rebanada de queso, ¿qué conexión puede haber? Imagina que caminas hacia tu auto y ves queso derretido en la tapa del motor. Puedes pensar que es algún tipo de broma. Entonces comienzas a limpiar el queso. Naturalmente, toma mucho tiempo hacer eso bajo el sol caliente. ¡Presta atención a tu entorno! Alguien podría estar observándote desde la distancia y esperando el momento adecuado. ¡Pueden saltar a tu auto y huir mientras no estás mirando la puerta del lado del conductor, ocupado en limpiar el queso del lado del pasajero! ¿Sabías que podrías tener una llave extra en tu auto? Algunos autos tienen llaves de valet escondidas dentro del manual del propietario o en el juego de herramientas de la cajuela. Si tu auto tiene ese par de repuesto, ¡sácalo de inmediato! Si sabes dónde está, es probable que los ladrones también lo sepan. Además, no creas que tienes un escondite perfecto para tus llaves de repuesto. Los ladrones de autos saben dónde buscar. Por ejemplo, algunas personas esconden la llave adicional debajo del parachoques o debajo del tapete del piso. Los ladrones también revisan rutinariamente esos lugares.

Hablando de robo de vehículos, ahora podría ser un buen momento para mencionar los hábitos y estrategias de los ladrones de autos. No buscan lugares abiertos y visibles como los frentes de las casas y las entradas de vehículos. Los sitios oscuros y apartados, como los edificios de apartamentos o los estacionamientos techados o subterráneos, les atraen porque son más silenciosos. Les permiten oír si alguien se acerca. ¿Has oído hablar del número de identificación del vehículo, también conocido como VIN? Se trata de un número único para cada automóvil. Puedes grabar el VIN en las ventanas de tu auto. Esto hace que sea menos valioso en el mercado negro de partes. Además, cambiar las ventanas cuesta bastante, por lo que los ladrones intentan evitar esos automóviles. En general, es mejor no ser un objetivo fácil y atractivo. Bien, ¿tienes alguna historia de la vida real relativa a estos temas?

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas