Genial
Genial

13 Películas que lograron efectos especiales memorables con presupuestos muy diferentes

Los efectos visuales juegan un papel muy importante en las películas. Pueden presentarnos mundos nuevos que nos parezcan tanto fantásticos como reales, y para eso existen muchas técnicas que los expertos emplean. Algunos deciden usar la tecnología y otros, hacer trucos con la luz y la ilusión. Pero sea cual sea el método, el cine demuestra que siempre hay formas de ir más allá de la imaginación.

1. El curioso caso de Benjamin Button

La famosa película protagonizada por Brad Pitt requirió un presupuesto de 150 millones de USD, mucha tecnología y una gran labor de efectos especiales. A lo largo de la cinta, el personaje pasa por diferentes edades, pero al ser interpretado por el mismo actor en todas ellas, los creadores buscaban que las expresiones fueran tan reales y creíbles como fuera posible.

Para ello contrataron a varios actores de cuerpo para simular las estaturas y complexiones correspondientes a la edad del personaje. Crearon una cabeza digital de Brad Pitt usando una técnica llamada contour, que utilizaba un maquillaje fosforescente que permitía a las cámaras computarizar mejor todas las áreas y músculos del rostro.

Por otro lado, hicieron una maqueta basada en un molde del Brad Pitt real, que lo simulaba siendo anciano. Así terminaron con una base de datos de miles de piezas de la cara de Brad Pitt que podían combinar y armar a su antojo. Además les prestaron especial atención a los detalles. Por ejemplo, una sola persona trabajó dos años en el movimiento de los ojos y otra, nueve meses en articular la lengua. Esta fue la clave para lograr naturalidad y que el público viera a una persona real detrás de todo el trabajo digital.

2. Crepúsculo la saga: Amanecer, parte 2

Para realizar la segunda parte de Amanecer, la última entrega de la saga Crepúsculo, se destinaron alrededor de 120 millones de USD. Durante el rodaje, un detalle que llamó la atención incluso de los actores fue el personaje de Renesmee, la hija de los protagonistas. Al ser difícil trabajar con niños, los productores intentaron usar un muñeco mecánico, pero daba tanto miedo que en algún punto la producción lo llamó “Chuckesmee”, haciendo referencia al muñeco Chucky.

Al final decidieron hacer un retoque digital del rostro de la bebé basándose en las fotos de pequeña de Mackenzie Foy, quien interpretaba el mismo personaje de mayor edad. Además, en la historia la pequeña es mitad vampiro, por lo que se desarrolla mental y físicamente más rápido. Los productores querían que tuviera una apariencia más madura, que solo pensaron poder lograr con efectos especiales, modificando un poco el aspecto de actrices más pequeñas para que se parecieran a Mackenzie.

3. Thor: Amor y trueno

Es bien sabido que las películas de Marvel llevan bastante trabajo de efectos especiales. Por eso Christian Bale pensaba que el aspecto de su personaje sería creado de manera digital. Fue al ver que sus llamados a las grabaciones eran cuatro horas antes que los demás cuando se enteró de que en realidad su papel requería sentarse algunas horas con el equipo de maquillaje.

Los efectos digitales también fueron una parte esencial de la creación de la película, llena de criaturas y reinos fantásticos. Sin embargo, los fans no estaban del todo felices con los resultados de la producción, que costó alrededor de 250 millones de USD, lo que causó que modificaran algunas escenas en la versión para streaming.

4. Mundo acuático

Aunque en su momento no fue del agrado del público, se ha convertido en un clásico de los 90. Protagonizada por Kevin Costner, en su época fue la película más cara de la historia. La cinta trata acerca de un mundo posapocalíptico en el que los polos se derriten y solo hay agua. Los costos para la realización del ambicioso proyecto se elevaron hasta los 175 millones de USD.

Con el gran presupuesto que tenían, construyeron sets a escala de la ciudad de Denver, que aparece en algunas tomas bajo el mar, incluyendo miniaturas de edificios, autos, señales y un submarino en medio de la ciudad. Además fue la primera película en digitalizar el agua, por lo que sus técnicas marcaron una pauta para las producciones futuras.

5. Ex Machina

A diferencia de las grandes producciones de Hollywood, esta película costó solo 15 millones de USD. A pesar de eso, fue aclamada por la crítica e incluso ganó el Óscar a los mejores efectos visuales en 2016. En esta cinta, el personaje principal es una robot que comienza a tomar cada vez más conciencia.

Para la apariencia de la protagonista, combinaron los efectos computarizados con el aspecto de la actriz Alicia Vikander, quien usaba un traje con apariencia metálica. Para la mayoría de las escenas que requerían un trabajo de efectos especiales, repetían la toma sin los actores, captando solo el fondo para poder tener tomas más limpias en las que las ediciones digitales fueran menos notorias para el público.

6. Terminator 2: Juicio final

Después del éxito de Terminator, el director James Cameron tenía tantas ideas y expectativas para la secuela que terminó siendo estrenada 7 años después de la primera parte. Sin embargo, la espera valió la pena. Lograron destinar 100 millones de USD a la producción de la película para innovar en efectos especiales.

El papel del actor Robert Patrick fue muy recordado por su aspecto metálico y fluido, ya que podía recuperarse fácilmente de cualquier daño. Para lograrlo el equipo de producción estudió cuidadosamente la apariencia física del actor. Lo grabaron caminando y moviéndose, pero también tuvo que mantenerse sentado durante varias horas, en las que el equipo le pedía que fijara ciertas expresiones en su cara para poder escanearlas y computarizarlas en detalle.

7. Rápidos y furiosos 7

Estas famosas películas de autos han tenido tanto éxito que sus realizadores encontraron la fórmula para hacer una saga de más de 9 entregas, con una próxima a estrenarse. Para la séptima película, se utilizó un presupuesto estimado de 190 millones de USD. Pero cuando falleció el protagonista, Paul Walker, a mitad del rodaje, los productores pensaron en cancelar todo, pues les parecía muy difícil resolver la trama sin su personaje. Sin embargo, decidieron darle un final en la saga y al equipo de efectos especiales se le encomendó la tarea de hacer un Paul digital.

Basándose en el material que alcanzaron a grabar con el actor y algunas escenas donde los hermanos de Walker actuaron como referencia, lograron un efecto tan real que incluso el rostro digital pudo ser usado para promocionar la película. Aun así, el director prefirió no dar detalles sobre cuáles son las escenas reales y cuáles las recreadas, pues no quería que ese fuera un tema central para los fans de la saga.

8. El exorcista

Debido a los alcances de la época en la que fue rodada, El exorcista tuvo una producción de 10 millones de USD. Estaba llena de utilería, trucos de luz y de cámara y casi nada de efectos computarizados. En algún momento, el director dijo que si volviera a hacer la película ahora, intentaría no usar computadoras.

Aun así, en el año 2000 se hizo una nueva edición en la que la tecnología ayudó a mejorar cosas que no se veían lo suficientemente reales. Gracias a los efectos especiales, pudieron incluir algunas nuevas escenas, como la famosa toma de la protagonista bajando las escaleras de espaldas, que antes no fue posible añadir pues los cables que usaban se veían mucho ante la cámara.

9. Querida, encogí a los niños

© Honey, I Shrunk the Kids / Walt Disney Pictures, Walt Disney Pictures / Buena Vista Pictures / Doric Productions / Collection Christophel / East News

Este clásico de finales de los 80 fue parte de la infancia de muchos. Tuvo un presupuesto estimado de 18 millones de USD. Sin duda impresionó mucho en su momento por cómo lograron hacer distintos escenarios a escala, empleando efectos especiales que les permitieron ganar varios premios.

Una de las escenas más recordadas es cuando dos de los niños vuelan por el jardín montados en una abeja sin que sus padres puedan verlos ni escucharlos. Para algunas tomas, hicieron una abeja y los actores eran grabados atrás con una pantalla azul; después añadieron el fondo del jardín. En otras escenas hicieron una abeja mecánica más pequeña con articulaciones móviles y muñecos detallados de los actores. Así podían jugar con diferentes tomas que pudieran dar una sensación más real.

10. Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas

La cuarta entrega de la saga sobre las aventuras del pirata preferido de todos, Jack Sparrow, fue también la película más cara de la historia. Con un presupuesto estimado de 410 millones de USD, se realizaron modelos a escala de los barcos pirata. Además hubo bastante personal trabajando para distintas áreas de la producción. Por ejemplo, para las escenas de las sirenas, contrataron a nadadores profesionales para simular los movimientos. También encargaron a 10 compañías distintas los efectos especiales de la película, que dieron como resultado 1112 tomas de efectos visuales.

11. La momia regresa

La segunda entrega de la saga protagonizada por Brendan Fraser le dio un impulso a la carrera actoral de Dwayne “La Roca” Johnson y fue todo un éxito de taquilla. En la película, que costó alrededor de 98 millones de USD, con el paso de los años ha resaltado la poca naturalidad del aspecto de Johnson como el rey Escorpión en algunas escenas. Sin embargo, recientemente el supervisor de efectos de la película admitió que no tuvieron suficientes referencias para trabajar debido al poco tiempo disponible en la apretada agenda del ahora actor, que en ese momento estaba centrado en la lucha.

12. Interestelar

© Interstellar / Paramount Pictures, Capital Pictures / EAST NEWS

El director Christopher Nolan es conocido por usar en sus películas métodos de efectos especiales que se alejen tanto de las computadoras como sea posible. Por eso, hacer un filme sobre el espacio y con 165 millones de USD no sería un obstáculo para él. Una de las claves para hacer que esta película fuera tan espectacular para la audiencia fue la naturalidad con la que se desenvolvió todo.

Para rodar Interestelar, la producción tuvo una especial atención al detalle, y destinaron horas a la investigación para apegarse al conocimiento científico. Además contrataron a un astronauta para consultarlo en los detalles del diseño de la nave. En las escenas que simulan otros planetas, optaron por locaciones como Canadá e Islandia, que tuvieran paisajes reales e impresionantes.

13. Avatar

Aunque al inicio la crítica le tenía poca fe al proyecto, Avatar se convirtió en una de las cintas más taquilleras de la historia. Tomó cerca de 14 años y 237 millones de USD ser terminada. La idea llegó a James Cameron en 1994, pero decidió esperar a que se desarrollara una mejor tecnología para proyectar su película tal como quería. Durante su producción, marcó varios referentes actuales en efectos especiales.


Alrededor de 900 personas trabajaron en la cinta y llevaron los métodos que existían un paso adelante. Crearon técnicas nuevas para iluminar las escenas, modelar los movimientos de los músculos y hacer las explosiones más reales. Además se creó tecnología específica para la película, como una cámara especial que capturaba mejor las expresiones faciales, un programa de edición de texturas y un sistema desarrollado por Microsoft para el almacenamiento y la coordinación de la información del filme.

¿Cuál es tu película favorita y qué es lo que más te gusta de ella?

Genial/Arte/13 Películas que lograron efectos especiales memorables con presupuestos muy diferentes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos