10 Consejos de oro para elegir las cortinas perfectas para tu casa

Todos deseamos que nuestra habitación u otro lugar de la casa luzcan bien. Tal vez pensemos que necesitamos gastar dinero en muebles costosos, o incluso pagarle a un profesional. Sin embargo, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. En este caso, las cortinas pueden producir un gran antes y después en nuestro hogar. Lo importante es saber cómo elegirlas.

Es por eso que en Genial.guru te traemos algunos buenos consejos para que puedas escoger las cortinas ideales para ti.

1. Asegurarnos de elegir el largo adecuado para nuestro estilo

Lo primero que debemos decidir es si tendremos cortinas largas o cortas. Esto depende de la forma de la ventana; también de la altura y del tamaño del espacio. Aun así, saber si nuestro estilo es clásico o moderno puede ayudarnos.

Para los ambientes modernos, las cortinas cortas son una buena opción. Si lo deseamos, podemos acompañarlas con persianas americanas. En cambio, si preferimos un estilo más clásico, las cortinas largas les otorgan un toque elegante y distinguido a las habitaciones.

2. Tener las medidas correctas

Según el diseñador Suysel dePedro Cunningham, antes de medir el largo de la cortina, debemos decidir dónde deseamos que comience. Colgarlas más altas que el marco de la ventana le dará a la habitación una sensación de altura. Además, evitaremos que las cortinas toquen el suelo y se ensucien.

Otro punto que debemos tener en cuenta es que cuando medimos el ancho de la ventana, hay que agregar de diez a veinte centímetros en ambos lados. Entonces, esos centímetros adicionales alrededor de la ventana ayudarán a bloquear cualquier luz que quiera entrar en la habitación.

3. Determinar desde el principio el tipo de lavado

Al momento de comprar cortinas, saber de antemano qué tipo de lavado es el que queremos va a ahorrarnos tiempo y dinero. Podemos elegir entre usar la lavadora, el lavado a mano o el lavado en seco. Aunque la primera opción suene más rápida, debemos tener cuidado, ya que los forros y las costuras podrían encogerse con el lavado.

Si tenemos dudas, vayamos a lo seguro y elijamos limpiar en seco las cortinas, los pliegues y otras decoraciones. Si las cortinas requieren lavado a mano, hagámoslo con agua tibia o fría y utilicemos un detergente líquido suave.

4. Decidir la función principal de las cortinas

Si lo primordial para nosotros es la privacidad, podemos optar por cortinas de colores más oscuros o sólidos. Las cortinas opacas, además, pueden ser de ayuda para dormir bien, ya que reducen la luz exterior. Sin embargo, las telas transparentes son una mejor opción si queremos espacios frescos y con mucha luz natural.

5. Usar el color de acento para elegir nuestra cortina

El color de acento se emplea para destacar un espacio en un ambiente o algún aspecto de la decoración. Por ejemplo, el sofá del comedor o la cabecera del dormitorio. Una de las mejores formas de combinar el color de las cortinas con una habitación es usar uno de los colores de acento de la decoración. Podemos elegir el color de acento de piezas grandes del hogar, como los muebles o las alfombras, o incluso el color de una pared, e inspirarnos en ellos para elegir el color de la cortina.

6. Contrastar colores fríos y cálidos

Otra opción para elegir el color de la cortina es fijarnos qué tonos predominan en nuestra habitación. Los colores fríos incluyen los azules, verdes y violetas; son calmantes y apelan al intelecto. En cambio, los cálidos incluyen los amarillos, naranjas y rojos. Estos son estimulantes y apuntan a las emociones.

Si en una habitación predominan los tonos cálidos, elegir una cortina de color frío, o viceversa, puede contribuir a mejorar el estado de ánimo y la sensación de comodidad. La clave está en el equilibrio.

7. Cuidado con los estampados en la tela

Si la habitación tiene estampados llamativos, lo mejor es optar por cortinas lisas, ya que tener un espacio muy cargado puede crear un efecto de distracción o de choque. Por otro lado, si la habitación es más bien sencilla, las cortinas con patrones y estampados agregan un toque de estilo y transforman las ventanas en puntos focales.

8. No te olvides de los accesorios

Además de las cortinas, debemos pensar en los accesorios que necesitaremos. Los cordones o amarres para cortinas son una buena forma de agregarle más color al espacio y mantenerlo ordenado. Si buscamos diseños que complementen el resto de la habitación, les daremos un plus a nuestras cortinas. También podemos elegir aquellos que tienen decoración extra, como borlas u otros detalles.

9. Considerar el uso de persianas

Si las ventanas que queremos decorar tienen muebles debajo, como una cama o un sofá, tal vez los estores sean una buena elección. La mayor ventaja de elegir estores es que le dan un aspecto más limpio y ordenado al espacio; además, aportan mayor cantidad de luz. Podemos optar por estilos de madera o incluso de tela que combinen con el resto de la habitación.

10. Tener en cuenta el aspecto desde el exterior

Es cierto que al elegir las cortinas, el enfoque principal debe estar en el interior. Sin embargo, no es una mala idea considerar cómo lucen mirándolas desde afuera. Podemos fijarnos si el color se complementa con el exterior de nuestro hogar y si nos brindan la privacidad necesaria.

¿Cómo son las cortinas de tu hogar? ¿Qué otro consejo de diseño jamás te ha fallado?

Compartir este artículo