Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Cosas que no es conveniente limpiar con agua y cómo hacerlo de manera correcta

8-53
714

Normalmente, cuando vemos que algo se encuentra sucio, de forma automática tratamos de limpiarlo utilizando agua, ya que es lo más común. Sin embargo, existen algunos materiales que es mejor asear usando otros productos, ya que el agua puede llegar a dañarlos o no limpiarlos completamente.

Genial.guru te hablará sobre 10 objetos que es mejor limpiar con productos específicos y no simplemente con agua, además de explicarte cuál es la manera correcta de asearlos.

1. Muebles de madera

Es muy fácil que los muebles de madera absorban humedad si utilizamos agua para limpiarlos. Por eso, para poder asearlos sin dañarlos, se recomienda mezclar aceite de oliva y vinagre en proporciones iguales. Con la ayuda de un trapo de algodón humedecido en la preparación, haz movimientos circulares por todo el mueble hasta limpiarlo completamente. Después de 30 minutos, vuelve a limpiar la superficie con otro paño. De esta manera, dejarás el objeto limpio y reluciente sin dañarlo.

2. Hornillas de gas

Para el cuidado óptimo de las hornillas de gas no se recomienda utilizar agua sobre ellas, ya que esto puede causar su mal funcionamiento. Lo mejor para limpiarlas es remojar un trapo con un producto de limpieza especializado y utilizarlo para realizar el aseo. De esta manera, no se usará agua directamente sobre la zona donde sale el gas.

3. Pisos de mármol

Debido a que el mármol es un material poroso, puede llegar a dañarse si se utiliza agua para su limpieza. Por eso, lo mejor es usar un cepillo de cerdas suaves y, posteriormente, un trapo para limpiarlo. De esta manera no dañaremos su acabado.

4. Muebles de cuero

En realidad, asear muebles de cuero es muy sencillo. Debido a su material, lo único que tienes que hacer es limpiar la superficie con un paño de microfibra completamente seco para retirar el polvo. En caso de que el mueble tenga algún tipo de mancha, se recomienda utilizar un trapo de lana y una mezcla de jabón neutro y agua destilada para retirarla. Una vez que se encuentre limpio, seca con otro paño de lana (recuerda probar la preparación en una parte poco visible del mueble antes de aplicarla sobre la mancha para asegurarte de que no dañe el cuero).

5. Aparatos electrónicos

No es recomendable limpiar ningún aparato electrónico con agua, ya que, como su nombre lo indica, estos artículos contienen componentes “electrónicos” que pueden dañarse con los líquidos. Para mantenerlos limpios hay productos especiales, como las toallitas de uso específico o aerosoles.

6. Ladrillos

A la hora de limpiar una pared de ladrillos, debemos tener en cuenta que normalmente poseen una protección. Si utilizamos agua, esta puede llegar a dañarse. Por eso, para el cuidado y mantenimiento de este tipo de material se recomienda retirar el polvo con un cepillo o brocha de cerdas suaves y, posteriormente, terminar de limpiar con un trapo fino.

7. Lámparas

Debido a que estos productos van conectados a la electricidad, es necesario que tengas un especial cuidado a la hora de limpiarlos. Mantener las lámparas limpias es de suma importancia, ya que son las que iluminan los espacios en los que vives. Lo primero y más importante es desconectar el artículo de la corriente (de ser posible) para reducir cualquier tipo de riesgo. Posteriormente, con un plumero sacude el polvo que se haya acumulado y, con un trapo seco, limpia las partes de vidrio que posea. Las bombillas deben limpiarse de vez en cuando. Para hacerlo, hay que desenroscarlas de las lámparas y, con un trapo previamente humedecido en desengrasante, limpiarlas para retirar la grasa que pudieran tener. Una vez que se encuentren limpias, vuelve a colocarlas. Tendrás que esperar a que se sequen completamente para poder encenderlas.

8. Plata

Una de las maneras más sencillas y prácticas de limpiar artículos de plata, dado que solo ocuparemos un ingrediente que todos tenemos en casa, es utilizando pasta dental. Para hacerlo de manera correcta, primero debes lavar el objeto con agua y jabón. Después, agrega un poco de pasta dental sobre la plata; esto hará que se elimine el azufre que pueda tener. Pasados unos minutos, vuelve a enjuagar el artículo con agua y jabón para retirar la pasta dental. Cuando la remuevas completamente, seca con un paño de algodón para no dejar manchas de agua sobre el objeto.

9. Lentes de contacto

Los lentes de contacto son objetos con los que debemos tener especial cuidado, ya que limpiarlos de manera incorrecta puede dañarlos permanentemente. Es por eso por lo que existen soluciones especiales en las que deben guardarse, ya que están diseñadas para eliminar las bacterias que hay en los lentes. Si los conservamos solamente en agua, estos microorganismos nunca serán eliminados.

10. Accesorios o instrumentos de latón

Para quitar esas manchas que parecen óxido, basta con preparar una mezcla de vinagre, harina y zumo de un limón. Una vez que tengas lista la solución, aplícala sobre el objeto con un cepillo de cerdas suaves. Con un trapo limpio, ve retirando la mezcla mientras pules el artículo. El objeto recuperará su brillo de manera casi inmediata.

Ahora que conoces estos materiales en los que es mejor evitar el agua, cuéntanos: ¿sabes de algún otro que no sea recomendable asear con este líquido? ¿Conoces otro método para limpiar estos materiales? Comparte este artículo con alguien a quien podría interesarle esta información.

8-53
714
Compartir este artículo