Genial
Genial

9 Consejos para limpiar las plantas de interior que sirven para mantenerlas sanas y atractivas

Las plantas en el interior y la jardinería pueden ayudar a mejorar la salud física y mental. Además, algunas especies como el lirio de la paz y los crisantemos de floristería podrían servir para reducir algunos contaminantes del ambiente. Tener, aunque sea, un poco de naturaleza a nuestro alrededor y cuidar de esta como si se tratase de un proyecto estimulante es algo que podría valer la pena intentar.

En Genial.guru, nos dimos la tarea de investigar cómo se recomienda limpiar las plantas del interior, para que puedas tener una pequeña guía al momento de realizar esta labor.

1. Cómo saber que ya es hora de limpiar las plantas de interior y algunos consejos previos

Limpiar las plantas de interior es crucial para mantenerlas sanas. La frecuencia dependerá de la cantidad de polvo que haya en el aire. Para saber si ya es momento de asearlas, basta con pasar los dedos sobre las hojas o soplar para ver si el polvo es notable.

La forma más simple de hacerlo es con una boquilla rociadora, usando una presión baja y tratando de que el agua esté tibia (ni muy fría ni caliente) y sostener las hojas o los tallos mientras las rociamos. También, como parte de los cuidados, puedes verificar que estas no tengan plagas.

2. Darles una ducha

Si eres de las personas que quiere una forma rápida y efectiva de limpiar tus plantas de interior, darles literalmente una ducha puede ser tu opción. Como recomendación, si son pocas o pequeñas, como las suculentas, prueba a darles el baño debajo del grifo de un fregadero. Si son muchas, o de gran tamaño, lo más efectivo puede ser llevarlas directamente a la ducha o sumergirlas en una bañera.

Otra opción que puedes considerar es, por ejemplo, aprovechar un día lluvioso y sacar tus plantas a que reciban un baño natural. Ten en cuenta que las macetas deben tener un buen drenaje, y antes de llevarlas a su sitio habitual, el agua se debe haber drenado por completo.

3. En algunos casos, es mejor usar un rociador

Se puede considerar usar un rociador en plantas más delicadas a las que la presión del agua podría resultar excesiva o incluso si resulta complejo movilizarlas a una ducha o al exterior. Por ejemplo, en suculentas, cactus y bonsáis.

4. Aprovecha y elimina las hojas marchitas

Quitar las flores y hojas muertas o amarillentas es otro de los cuidados que se pueden incluir durante la rutina de limpieza. En algunas plantas (siempre y cuando la hoja no ofrezca alguna resistencia), basta con removerlas usando las manos. Otra opción es utilizar una tijera en flores o para quitar la hoja más cerca del tallo. Regularmente, también es útil quitar las hojas muertas que han caído para evitar la aparición de moho, enfermedades o plagas.

5. Es mejor evitar el agua en algunas plantas

Otras plantas, que tienen hojas con una textura de terciopelo o con vellos, como las violetas africanas, requieren de una limpieza sin agua para evitar dañarlas. En estos casos, conviene usar algún cepillo o pincel. Se puede utilizar, por ejemplo, un cepillo para niños como si se estuviese pintando la hoja. En algunos casos, se puede humedecer con agua tibia, pero dependerá de la delicadeza de la hoja.

6. Utiliza un plumero para simplemente quitar el polvo de las hojas

Usar un plumero para quitar el polvo en plantas de interior es útil, pero se debe evitar usar en hojas con bordes aserrados, ya que las cerdas podrían quedar atrapadas en ellos. La limpieza se hace desde el tallo de la hoja hasta su punta. En caso de que sean grandes, se recomienda sostener la hoja con la mano mientras se frota suavemente el frente con el plumero.

7. Otra opción es hacer la limpieza con un paño húmedo

En caso de querer hacer el trabajo de limpieza sin mover las plantas, también es recomendable quitar la suciedad que acumulan con una esponja o paño húmedo. Para ello, se debe sostener cada hoja con una mano desde abajo, mientras se limpia con la otra. Las plagas suelen esconderse en la parte inferior, así que hay que asegurarse de llegar a esta zona e inspeccionarla. Este método suele usarse en hojas grandes.

8. Usa la cáscara de un plátano para devolverle el brillo a las hojas

Un truco para devolver el brillo a las hojas de las plantas es usar cáscara de plátano. Simplemente limpia cada una de las hojas frotando la parte interna de la cáscara y luego utiliza un paño sobre estas para limpiar los residuos.

9. Usar productos para limpiar las plantas

El jabón suele usarse para ayudar a eliminar algunas plagas que aparecen en nuestras plantas. En ese caso, ten en cuenta que este debe estar diluido utilizando solo dos cucharaditas de jabón para lavar plantas en aproximadamente medio litro de agua. Considera que altas concentraciones pueden quemar las hojas, especialmente cuando la humedad y las temperaturas son altas.

Otros productos especializados podrían ayudar a disminuir la probabilidad de hacer daño a las plantas y, por otro lado, algunas podrían ser sensibles a las soluciones jabonosas en aerosol. En ese sentido, conviene hacer una prueba en una pequeña parte de la planta.

¿Tienes otro consejo para limpiar las plantas de interior que crees que debamos agregar a la lista?

Genial/Hogar/9 Consejos para limpiar las plantas de interior que sirven para mantenerlas sanas y atractivas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos