Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Qué es la dieta prehispánica y por qué es tan nutritiva

Hace siglos, los pobladores prehispánicos de Latinoamérica no contaban con neveras, microondas, ollas o sartenes, y no tenían la gran variedad de ingredientes que hoy en día existen en casi todas las cocinas. Es por eso que la dieta prehispánica, compuesta principalmente por maíz, calabaza, chile y frijoles, además de algunos otros elementos, podría ser la clave para mejorar tu salud y hacerte perder algo de peso de una manera sencilla y variada.

En Genial.guru reunimos los puntos más destacados de la dieta para compartirlos contigo, pero queremos recordarte que es fundamental que hables con tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu estilo de vida.

En qué consiste la dieta prehispánica

Esta dieta fue adoptada por los pobladores de Mesoamérica durante mucho tiempo, ya que los beneficiaba con una excelente nutrición por medio de productos locales. Para hacerla es necesario incluir su variedad de ingredientes, como maíz, calabaza, frijoles, chile, aguacate, guanábana, una variedad de carnes blancas y rojas, además de una selección de insectos. Sus métodos de cocción incluían hervir, asar, cocinar en piedra e incluso hacer barbacoas, pero no se recomienda freír los alimentos ya que esa técnica no existía en su época.

Su aplicación en la actualidad

Esta dieta está presente, completa o incompleta, en diversas partes de Latinoamérica. Principalmente se puede encontrar en México, país en el que aún se preparan platillos que involucran los ingredientes básicos utilizados por esos grupos sociales, como el maíz, los frijoles y el chile, y algunas otras comidas con insectos, como los chapulines, escamoles gusanos de maguey. Aunque hay platos como los tacos al pastor, los cuales existen de ese modo gracias a la corriente migratoria de árabes hacia México, muchas de las comidas actuales pueden incorporar los ingredientes y modos de preparación de la cocina prehispánica sin problemas.

Sus beneficios para la salud

La obesidad es una enfermedad y, a la vez, un factor desencadenante de otros padecimientos crónicos como la diabetes y la hipertensión. Considerando que esta puede prevenirse y tratarse, médicos mexicanos decidieron investigar la dieta prehispánica y encontraron en ella múltiples beneficios, como la disminución de enfermedades cardiovasculares (debido a que hay menos concentración de homocisteína en el caldo de frijol que en el de carne). Además representa un gran aporte nutricional gracias a la combinación de maíz y frijoles, debido a su contenido calórico, de calcio, fibra y proteína.

Alimentación completa a bajo precio

Además del maíz, chile y frijol, los cuales suelen ser productos muy asequibles y rendidores, la dieta prehispánica incluye otra amplia gama de ingredientes que complementan una alimentación variada. La cocina mexicana incluye platillos elaborados con veintiséis especies de chiles, salsas hechas con jitomate o aguacate, pero también otras comidas hechas con quelites, como el huauzontle, quintonil, berro, pápalo y verdolaga, los cuales son un grupo de hierbas comestibles que crecen de manera silvestre y abundan en los mercados locales por su bajo precio. Su consumo tiene enormes beneficios, como el aporte de vitaminas, minerales y fibra. Según la región, muchos de estos platos son económicos y rinden para una familia grande.

Sus nutritivos y variados ingredientes

Más allá del maíz y los frijoles, la dieta prehispánica cuenta con ingredientes como la calabaza, el tomate, hierbas, chile, semillas, vainas, flores comestibles, frutas, raíces y carnes tanto rojas como blancas. Una dieta que involucra picante mejora la circulación y quema calorías, mientras que plantas como el cacahuate aportan calcio, fósforo y vitamina B. Raíces como la yuca ayudan a la digestión y cuidan de la piel, y flores como la flor de calabaza son ricas en calcio y tienen vitaminas A, C, B1, B2, B3 y B9. Las ventajas principales de esta dieta recaen en lo completa y nutritiva que es.

¿Qué piensas de la dieta prehispánica? ¿Estarías dispuesto a adoptar esta antigua forma de alimentación? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo