Genial
Genial

12 Datos acerca de productos de consumo cotidiano que se aconseja tener en cuenta para evitar situaciones peligrosas

La alimentación es un tema de gran relevancia, en especial cuando estamos convencidos de que ciertos alimentos naturales que consumimos a diario son sanos y están libres de sustancias tóxicas, cuando resulta que no es del todo así. Algunos productos contienen de forma natural sustancias tóxicas, las cuales utilizan para protegerse de sus depredadores. Según datos oficiales, 1 de cada 6 estadounidenses se ve afectado por enfermedades transmitidas por alimentos cada año.

En Genial.guru nos parece fundamental controlar los alimentos con el fin de proteger a los consumidores y cuidar su salud. Por eso recopilamos una lista de productos que se suelen consumir a menudo para evitar hacerlo en determinados estados, cantidades o componentes, con el fin de eludir efectos negativos en el organismo. Es muy importante que cualquier inquietud sobre alimentación que se presente sea confirmada por un profesional especializado.

1. Semillas de cerezas

La semilla de las cerezas, que tiene un aspecto de piedra dura, está llena de ácido prúsico, también conocido como cianuro, el cual es venenoso. Pero no hay necesidad de asustarse si accidentalmente se traga una, porque pasará a través del sistema digestivo y se eliminará en el proceso de evacuación. Sin embargo, sí se desaconseja morderlas, masticarlas o triturarlas mientras se come la fruta.

2. Hojas de ruibarbo

El ruibarbo es pariente del apio, aunque en tonos rosáceos. Su sabor ácido característico lo convierte en ideal para preparaciones dulces y postres. Su tallo es apto para consumo, pero no las hojas. Estas contienen ácido oxálico, que podría implicar un riesgo de cálculos renales.

3. Nuez moscada en grandes dosis

La nuez moscada es una semilla de forma ovalada, compuesta por un tejido veteado y duro que contiene almidón y grasas. Al recolectarla una vez caída del árbol, hay que dejarla secar durante un mes aproximadamente, hasta que la cáscara cruja y se rompa fácilmente. Normalmente se adquiere en forma de polvo, siendo una especia muy valorada en la gastronomía para aromatizar platos. Su consumo en pequeñas dosis no presenta ni toxicidad ni efectos en el organismo. Pero si se ingieren entre 5 y 30 g, pueden producirse alucinaciones.

4. Papa verde

Cuando la papa es almacenada bajo luz solar, las reacciones químicas en su superficie la ponen verde, por la clorofila. Eso hace que esté lista para echar brotes. Al mismo tiempo, también se produce una sustancia llamada solanina, que debe su nombre a la hierba mora (Solanum nigrum). Esto hace que tanto la ingesta de papas con un tinte verdoso como de sus tallos y hojas produzca vómitos y otros efectos desagradables.

5. Frijoles rojos crudos

Las legumbres son un alimento sano, con variedad de propiedades nutricionales. Se las puede usar para preparar sabrosos guisos en el invierno y ensaladas frescas en verano. Pero si elegimos incluir en nuestras recetas frijoles rojos, es de vital importancia cocinarlos muy bien, ya que crudos poseen una lectina que resulta tóxica para el organismo.

6. Nuez de la India cruda

La nuez de la India es considerada un fruto seco, pero en realidad es la semilla de un árbol perenne originario de Brasil. Es un alimento que marida muy bien con diferentes preparaciones: como aperitivo, las nueces se tuestan en la sartén para incorporarlas a ensaladas o pastas, por ejemplo. Las que se pueden obtener en un supermercado no están realmente crudas, puesto que previamente pasan por un proceso de tostado y son cocinadas al vapor. A través de este se eliminan aceites tóxicos contenidos en su cáscara, como el urushiol.

7. Semillas de manzana

Las semillas de manzana contienen un precursor del cianuro, por lo que probar un puñado como tentempié no es una buena opción. Afortunadamente, la naturaleza es sabia, ya que están cubiertas por una capa protectora. Esta impide que este veneno ingrese en el organismo si se las ingiere accidentalmente. Aunque, de suceder eso, la cantidad sería muy pequeña. Además, consumidas en las raciones habituales, no causan trastornos.

8. Miel cruda

La miel cruda o silvestre de las abejas que viven en la naturaleza puede contener grayanotoxina, un químico producido con el néctar de los rododendros. Además, la miel cruda puede tener Clostridium botulinum, bacteria que causa el botulismo. Por esta razón, así como para reducir la posibilidad de fermentación y también retrasar la granulación, se la pasteuriza. Sin embargo, el efecto adverso de este proceso es que puede reducir gran cantidad de sus propiedades.

9. Yuca amarga cruda

La yuca es una hortaliza tropical originaria de Sudamérica, que también se cultiva en África. Su harina es una alternativa popular sin gluten, pero las hojas y raíces de esta hortaliza son ricas en unas sustancias llamadas glucósidos cianogénicos, que cuando se descomponen, dan lugar a compuestos tóxicos. Por esto es muy importante que, antes de consumir el producto, sea pelado y cocinado.

10. Fruta estrella

Esta fruta es producida por un árbol tropical de pulpa fibrosa, con un sabor que varía entre ácido y dulce. Le debe su nombre a su forma característica de estrella, aunque también se la conoce como carambolo, y es popular en América Latina y Asia. Posee varios usos medicinales conocidos, como mejorar dolores de cabeza, aliviar la tos, resfriados y disminuir la fiebre. Sin embargo, por su elevado contenido de ácido oxálico, se la relaciona con afecciones renales, en especial en personas que ya cuentan con alguna afección de este tipo.

11. Tallos, hojas y frutos verdes de jitomate

Este jugoso fruto originario de México contiene una gran variedad de propiedades beneficiosas para las personas, tales como ser un gran antioxidante, fuente de vitaminas y minerales, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y colaborar con la salud de la piel. Además, representa una gran fuente de vitamina C, lo cual ayuda a mantener el sistema inmune fuerte ante la amenaza de enfermedades. Sin embargo, los tallos, hojas y frutos verdes de la tomatera contienen un alcaloide llamado solanina, que puede causar malestar estomacal. Aunque no implica un alto riesgo, lo recomendable es evitar consumir estas partes.

12. Atún

El atún es una fuente de proteína animal muy saludable, pero puede contener altos niveles de mercurio (solamente cuando está contaminado). Este metal es una neurotoxina que puede dañar el cerebro y los nervios, por lo que la FDA recomienda que los niños y las mujeres embarazadas no consuman este alimento en absoluto. El mercurio se aloja en los peces como resultado de la cadena alimentaria: esta comienza por la ingesta de plantas que pueden estar contaminadas con este elemento por parte de peces pequeños, los cuales, a su vez, son consumidos por los más grandes, como atunes y otros peces de aguas profundas.

¿Tienes algún alimento para agregar a la lista? ¡Queremos que compartas tu conocimiento con toda la comunidad!

Genial/Salud/12 Datos acerca de productos de consumo cotidiano que se aconseja tener en cuenta para evitar situaciones peligrosas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos