Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

6 Nuevas tendencias que creemos nos hacen más saludables, pero en realidad pueden hacernos daño

En ocasiones, seguir las tendencias de la moda puede dar lugar a desagradables consecuencias en la salud. Toda la culpa es de los mercadólogos que promueven estas tendencias en masa y, en primer lugar, se centran en las personas jóvenes, quienes tienen un organismo fuerte y saludable. Sin embargo, aquellos que tienen enfermedades crónicas deben seguir las modas con cuidado.

Genial.guru comparte contigo los resultados de investigaciones y argumentos de que no todo lo que parece inofensivo para muchos necesariamente lo es para cada uno de nosotros.

1. Entrenamientos de intervalo de gran intensidad

Las personas que desean tener una figura ideal creen que estos entrenamientos son casi como pastillas mágicas. Pero estudios realizado por la Universidad de Rutgers demostraron que aquellos que hacen ejercicio a un ritmo acelerado son más propensos a lesionarse y desarrollar inflamación en las articulaciones de las rodillas y los hombros. Esto ocurre porque, para realizar ejercicios tan intensivos, es necesario tener un nivel de preparación determinado. Si eres novato y decidiste perder peso rápidamente, entonces tal vez esta opción no sea la mejor para ti.

Por lo tanto, siempre comienza el entrenamiento con un calentamiento, pasando poco a poco a los ejercicios de mayor intensidad.

2. Pasta de dientes con carbón

Últimamente, no solo está de moda utilizar carbón vegetal para limpiar el estómago, sino también con fines cosméticos. El carbón activado es abrasivo, por lo que al cepillar la superficie exterior de los dientes con pasta que contenga este ingrediente, se elimina parcialmente la capa del esmalte, que, por desgracia, no se regenera. Esto hace a nuestros dientes más sensibles. Además, los pedazos de carbón pueden quedar atrapados en la amalgama o encías, y provocar irritación.

Los dentistas confirman que, para obtener una sonrisa blanca, es mejor pedir una consulta con un especialista.

3. Cigarrillos electrónicos (IQOS)

Los cigarrillos electrónicos con cartuchos intercambiables (IQOS) son muy populares. Se considera que son menos dañinos, en comparación con los habituales. Pero los productos de tabaco calentados de manera electrónica generan aerosol de nicotina, el cual se compone de tabaco y otros químicos, que, por el contrario, resulta más fatal para el organismo del ser humano.

Teniendo en cuenta los resultados de investigaciones de células epiteliales bronquiales pertenecientes a un fumador IQOS, se puede concluir que los dispositivos electrónicos para fumar (al igual que los cigarrillos) pueden llevar a la inflamación, estrés oxidativo y otras repercusiones en los pulmones y vías respiratorias. A largo plazo, esto puede provocar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer.

4. Duchas vaginales

Este método de limpieza puede conducir a cambios en la microflora del sistema reproductor y la aparición de comezón, irritación y vaginosis bacteriana. El uso frecuente del irrigador puede aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino.

Por eso, si notas algún tipo de incomodidad en la región de los órganos sexuales, no te automediques con los consejos de tus amigas y no confíes en los anuncios publicitarios, es mejor acudir con un especialista.

5. Consumo de vitaminas sin recomendación médica

Los médicos frecuentemente nos recuerdan que el consumo incontrolado de vitaminas por iniciativa propia puede tener consecuencias negativas. Por ejemplo, una gran cantidad de vitamina C en el organismo puede conducir al desarrollo de piedras en los riñones.

Si sospechas que no estás obteniendo la cantidad suficiente de nutrientes necesarios, piensa en adoptar una alimentación de mayor calidad o acude con un nutriólogo, quien creará para ti un menú completo.

6. Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel no solo están destinados para las mujeres, sino también para los hombres. Al ejecutarlo correctamente, es capaz de fortalecer los músculos del suelo pélvico. Pero este entrenamiento también tiene una serie de contraindicaciones. Por ejemplo, una persona con dolor en la zona pélvica o incontinencia urinaria solo empeorará y afectará su vejiga y riñones. Además, muchas personas realizan estos ejercicios de la manera incorrecta, confundiéndolos o realizándolos con mayor frecuencia una sola vez al intentar obtener resultados rápidos.

Si tienes problemas de salud y quieres eliminarlos con ayuda de los ejercicios de Kegel, entonces consulta obligatoriamente a un médico.

¿Qué otras tendencias actuales consideras que son dañinas?

Imagen de portada Depositphotos
Compartir este artículo