Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Productos peligrosos en tu hogar y cómo remplazarlos

En la vida cotidiana, utilizamos productos que pueden dañar la salud de toda la familia sin darnos cuenta. Para evitar esto, es necesario conocer los símbolos en las etiquetas de los productos y las posibles alternativas para reemplazarlos.

Genial.guru te recomienda estos cambios a productos alternativos para cuidar tu salud y la de tu familia.

1. Sartenes y ollas de teflón

El teflón que poseen las sartenes y ollas es el nombre comercial del producto antiadherente; este posee diversas propiedades como el aislamiento, flexibilidad y resistencia a temperaturas extremas. El problema es el producto que se utiliza para pegar el teflón a la superficie de los utensilios de cocina. Este se conoce como PFOA y puede producir cáncer, problemas en el hígado y de colesterol y otros daños a la salud. Por ello, cuando compres cualquier utensilio de cocina, asegúrate que no contengan PFOA o puedes reemplazar por ollas y sartenes de hierro o cerámica.

2. Alfombras

Relacionado con el punto anterior, las alfombras o tapetes pueden estar tratadas con PFOA. Se aplica como revestimiento para proteger las superficies. Además de esta sustancia, las alfombras guardan gran cantidad de polvo, bacterias y gérmenes, pudiendo provocar asma o alergias a niños y adultos. Por ello, se recomienda leer cuidadosamente las etiquetas de los productos antes de comprarlos o reemplazar las alfombras por piso.

3. Productos químicos para la limpieza

La desinfección e higiene es un hábito saludable, pero en la mayoría de los casos se utilizan productos químicos para la limpieza del hogar. Esto puede afectar el bienestar de las mascotas al ingerirlo o por inhalación. El daño al ser humano se da en el sistema respiratorio, un estudio demostró que la exposición cotidiana equivaldría a fumar 20 cigarrillos al día. La mejor solución es limpiar con productos naturales como el vinagre, limón y bicarbonato de sodio, que tienen propiedades germicidas.

4. Impresora láser

El tóner de las impresoras láser genera partículas que, al ser inhaladas, se adhieren a los pulmones produciendo problemas respiratorios y cardiovasculares. Un estudio de la Universidad de Queensland, Australia, reveló que, de 62 modelos de impresoras láser, 17 de ellos producían emisiones altas. Una alternativa es regresar a las impresoras convencionales de cartuchos de tinta.

5. Biberones (Bisfenol-A)

El bisfenol A (BPA) es una sustancia química que se utiliza en la producción de plástico y resinas. Uno de estos productos incluye los biberones para infantes. Los científicos han encontrado que la exposición al BPA puede ocasionar cáncer, obesidad, diabetes, pubertad precoz, efectos inmunológicos, hiperactividad, entre otros daños a la salud. Por la preocupación de autoridades médicas, actualmente se etiquetan los productos que contienen BPA, así que es cuestión de conocer las siglas y evitar comprar los biberones que lo contengan.

6. Humidificadores

El vapor para los niños puede tener consecuencias positivas y negativas. Si la exposición es constante, como en el caso de contar con un humidificador o vaporizador, puede generar una atmósfera propicia para el cultivo de bacterias y moho. Los niños aspiran vapor en el baño diario con agua caliente, por ello, no es necesaria la compra de este electrodoméstico para los hogares.

7. Detergentes y suavizantes

Junto con los productos de limpieza del hogar, los detergentes y suavizantes para ropa contienen químicos que dañan la salud. El más común es el cloro, que, al ingerirlo, ocasiona intoxicación y la exposición directa de la piel puede tener como consecuencia quemaduras. Las etiquetas de los productos pueden nombrarlo de distinta forma, como triclosán o hipoclorito. Se puede optar por cambiar a detergentes orgánicos o productos naturales.

8. Champú

Los productos de higiene y belleza contienen lauril sulfato de sodio (SLS) que sirve como agente espumante. Lo encontramos en geles de baño, champús, espumas y dentífricos. Por ser un excelente eliminador de grasa, puede ocasionar sequedad en la piel. Se ha comprobado que la exposición repetitiva y acumulativa al SLS puede dañar el hígado. Te recomendamos que cambies a champús naturales y no tóxicos para que reduzcas la exposición a este compuesto.

¿Qué te parecieron estos cambios saludables? ¿Conoces otros productos peligrosos en el hogar que podamos añadir a la lista? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!