Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Qué le pasará a tu cuerpo si tomas agua en ayunas todos los días

Cuando pensamos en métodos para adelgazar, el agua es uno de los factores más importantes para lograrlo. Algunas personas recurren a tomar únicamente agua y permanecen en ayuno durante unas horas antes de su primer ingesta de alimentos pero, ¿qué tan conveniente es? Este método realmente tiene beneficios para el cuerpo y el funcionamiento de cada uno de los órganos que lo conforman y, de cualquier manera, con o sin ayuno, es necesario que tomes agua todos los días. Esto no solo te ayudará a adelgazar, sino que también puede prevenir el padecimiento de algunas enfermedades, mantenerte hidratado y libre de toxinas.

Genial.guru se preocupa por tu bienestar. Por ello investigó lo que plantean algunos estudios relacionados con el tema, para encontrar cuáles son los beneficios y las desventajas de beber algunos vasos de agua en ayunas.

Tomar agua en ayunas

Este hábito, usado por muchas personas para la pérdida de peso, es también una manera de iniciar el día y mantenerse hidratado. Por falta de tiempo o por una costumbre incorporada, a veces no te es posible tomar el agua que necesitas diariamente, a pesar de que esta se encuentre en algunos alimentos.

Un estudio encontró que la deshidratación podría perjudicar el funcionamiento del cerebro. Aunque no se tiene el conocimiento de cuáles son las zonas afectadas cuando no existe una ingesta necesaria de agua, consumirla es indispensable para el funcionamiento cognitivo, ya que permite que la oxigenación de sangre llegue hasta el cerebro. Además, empezar a tomar agua en ayunas, aun si no tienes mucha sed, podría traer algunos beneficios para tu salud y ayudarte a tomar lo necesario para tu cuerpo.

Cambios y beneficios

1. Aumenta la hidratación

Una persona podría sobrevivir solo algunos días sin agua. De manera general, mantenerse hidratado es fundamental para el funcionamiento de todos los órganos y también ayuda a que se liberen las toxinas que hay en el cuerpo.

A través de la orina, el sudor y algunas enfermedades estomacales, hay una pérdida de líquido. Es importante que, de acuerdo a las actividades personales, se preste atención y se tomen medidas preventivas para no caer en una deshidratación. Tomar agua en ayunas te permitirá dividir la cantidad que ingieres cada día y tener una hidratación constante.

2. Mejora el funcionamiento de los riñones

Algunos estudios han podido observar que la ingesta adecuada de agua podría estar relacionada con un mejor funcionamiento renal. Los riñones juegan un papel importante en el funcionamiento del cuerpo, pues se encargan de filtrar la sangre para librar los desechos que se generan en el organismo, por medio de la orina. Al no contar con el agua suficiente, no es posible que lleven a cabo sus funciones correctamente. Esto podría terminar en enfermedades renales o infecciones urinarias. Con el consumo de agua en ayunas, se podrían detectar cambios favorables en estos órganos y, por consecuente, en el color de la orina.

3. Acelera el aparato digestivo

Todos los alimentos que se consumen tienen que llegar a un punto de descomposición para que el cuerpo pueda absorber los nutrientes. El doctor Michael F. Picco afirma que el agua y otros líquidos son fundamentales para que esto suceda y que tomar agua, previa o posteriormente a la alimentación, ayuda en el proceso de la digestión. Por otro lado, al tomar líquidos antes de consumir sólidos, el aparato digestivo puede prevenirse del estreñimiento. Algunas personas prefieren tomar agua tibia por las mañanas, pues el líquido en esa temperatura funciona como un lubricante para que los desechos que están acumulados puedan ser expulsados más fácil.

4. Favorece la elasticidad y tonicidad en la piel

Algunos estudios señalan que hacen falta evidencias para determinar cuáles son los beneficios específicos en la dermatología cuando se consume más agua. Sobre todo para afirmar que el agua tiene efectos en la piel seca. Sin embargo, otro estudio ha encontrado que el consumo de agua logra tener un impacto favorable en la fisiología de la piel, particularmente en las personas que no suelen ingerir una cantidad muy elevada de líquidos y comienzan a hacerlo.

Después de todo, la piel es el órgano más grande de todo el cuerpo y necesita agua para cumplir sus funciones. Sin una hidratación suficiente, la piel podría comenzar a presentar resequedad y esto la haría más susceptible a arrugarse.

5. Previene los calambres musculares

Principalmente cuando vas a realizar algún tipo de ejercicio físico, es importante que estés hidratado previamente, pues un estudio encontró que cuando se realiza actividades físicas y el cuerpo está deshidratado, podrían presentarse factores perjudiciales para tu salud. Si el cuerpo no tiene el líquido suficiente, cuando se termine el ejercicio, probablemente se recurra a la ingesta de agua y eso hará que los músculos estén más sensibles a padecer calambres, debido a que no había suficiente hidratación. Por ello es importante que, antes de realizar cualquier actividad física, se hidrate el cuerpo. Si acostumbras a hacer tu rutina en las mañanas, no olvides tomar agua suficiente antes de comenzar para mantenerte hidratado durante y después.

6. Previene enfermedades del corazón

Aunque hacen falta investigaciones para determinar cuál es la relación del consumo de agua y los efectos en enfermedades del corazón, un estudio encontró que beber 5 vasos o más de agua podría ayudar a prevenir la muerte causada por un infarto, debido a que tenían menos probabilidades en comparación a los que bebían dos vasos o menos. Al beber de uno a dos vasos antes del desayuno, se estaría reduciendo la cantidad que se debe consumir en el resto del día y se podría consumir de manera más fácil la cantidad recomendada que señala la investigación.

7. Ayuda a regular la presión arterial

En caso de padecer de irregularidades en la presión, se podría ingerir más agua para remediarlo. A través de un estudio se pudo observar que el consumo de esta tenía un gran impacto en la presión arterial en los adultos, pero no en los jóvenes. Cuanto mayor sea el consumo de agua libre de solutos, mayor será el aumento en la presión. Sin embargo, es importante dejar claro que el agua no puede considerarse como una sustancia con efectos farmacéuticos contra este padecimiento, según el Dr. John R. Shannon, integrante de esta investigación. Para tratarlo, una de las recomendaciones generales es el mayor consumo de agua, debido a que los líquidos ayudan a aumentar el volumen de sangre y esto es indispensable para tratar la presión baja y la presión alta.

8. Hace que pierdas peso

Un estudio comprobó la teoría de que, cuando tomas agua en ayunas o antes de cualquier alimento, tienes una sensación de saciedad, y esto con cero calorías. Esto ocasiona que, al desayunar, tengas ganas de comer menos, lo que lleva a perder grasa corporal y tener una disminución más grande de peso. Otra investigación señaló que es importante que el agua que se consuma no contenga azúcares para que esto sea efectivo. A través de algunas pruebas, notaron que las personas que bebían agua antes de la comida bajaban más que las personas que simplemente estaban siguiendo un régimen alimenticio saludable.

9. Ayuda en la regulación de los niveles de colesterol

Una investigación descubrió que el agua rica en hidrógeno ayuda a disminuir el colesterol LDL (malo) así como su oxidación y mejora las funciones del colesterol HDL (bueno). Aunque beber agua en ayunas no es la solución completa, podría ser un hábito con gran impacto ante niveles altos de colesterol. Las personas que no acostumbran a consumir mucha agua son más propensas a tener el LDL alto, ya que el colesterol ajusta su distribución para llevar a cabo la protección de células ante una deshidratación. Por ello, es importante que la hidratación de cada persona sea constante y no solo por unas horas.

10. Previene la diabetes

Según una investigación, la recomendación para la prevención de la diabetes es cambiar el consumo de bebidas azucaradas por la ingesta de agua natural, encontrando que, entre más agua se sustituya por jugos, refrescos o líquidos altos en azúcar, más se reducirá el riesgo de padecer la enfermedad.

Otro estudio encontró que el agua simple podía tener una función al disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, e incluirla en la dieta era algo sencillo y rentable para todos. Incluso para las personas que ya lo padecen, se aconseja una ingesta elevada de agua, ya que ayuda reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Importante

Al tomar agua en ayunas, es importante que se modere la cantidad. De lo contrario, se podría ingerir más del agua que necesita el organismo y existiría el riesgo de padecer una hiperhidratación, también conocida como intoxicación por agua. Esto ocurre cuando se consume más líquido del que pueden liberar los riñones y pueden presentarse algunas complicaciones que pueden ser letales.

Recomendaciones generales

Para que el cuerpo funcione de la manera correcta, es necesario que tomes agua todos los días. No es posible generalizar la cantidad o la frecuencia con la que debería tomarse, pues eso depende de cada persona, sus condiciones físicas y su salud. Si vas a iniciar un ayuno, es importante que lo consultes con tu médico para que sepas cuál es el más conveniente para ti, sobre todo si padeces alguna enfermedad.

El método japonés

Dentro de los métodos para incorporar un ayuno, se encuentra el que usan los japoneses. Es famoso porque sus resultados son efectivos. Consiste en:

  1. Tomar 4 vasos de agua tibia o a temperatura ambiente al despertar y antes de lavarse los dientes. Es importante que el agua no contenga flúor. El vaso debe contener de 160 a 200 ml y entre cada uno debe existir un descanso por un par de minutos para continuar.
  2. Cepillarse los dientes de la manera habitual y después de eso no consumir ningún alimento, hasta después de 45 minutos.
  3. Después de cada comida, no ingerir ningún alimento en un periodo de 2 horas.
  4. Si es difícil ingerir esa cantidad de agua al inicio, se puede incrementar poco a poco hasta llegar a lo ideal.
  5. Este tratamiento puede prevenir algunas enfermedades.

Recuerda, es importante que, antes de iniciar este o cualquier otro tipo de ayuno, consultes con tu médico para saber si sería favorable para ti y, además, para que pueda recomendarte las cantidades y los periodos correctos para hacerlo.

¿Qué opinas de beber agua en ayunas? ¿Lo has intentado? ¿Qué cambios viste en tu cuerpo? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.

Ilustrador Igor Polushin para Genial.guru
Compartir este artículo