Qué le sucede a tu cuerpo si masajeas tus orejas a diario

Estrés, ansiedad, dolores de cabeza o somnolencia: todo el mundo tiene un poco de estos desagradables momentos. Pero la solución es bastante simple: ¡un masaje de orejas! Es una sensación verdaderamente relajante que puede liberar tu mente de problemas y malestar físico. Y la mejor parte es que se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento y de forma rápida y sencilla.

Genial.guru siempre busca prácticas interesantes y beneficiosas para nuestros lectores. Y en esta ocasión, nos complace contarte sobre los beneficios ocultos de estos masajes. Al final del artículo hemos incluido una guía de automasaje, ¡así que toma nota!

Reduce el dolor muscular

Se realizó un experimento para probar si un masaje en las orejas podría ayudar a reducir el dolor entre las personas con dolor lumbar crónico. Los resultados mostraron que este sencillo procedimiento es una forma eficaz de disminuir las molestias.

Jalar y frotar suavemente diferentes áreas de las orejas, especialmente los lóbulos, estimula muchas terminaciones nerviosas y puede ayudar a tu cerebro a liberar endorfinas. Se sabe que estas hormonas nos hacen sentir bien y ayudan a aliviar el dolor. Además, también pueden mejorar la circulación sanguínea. Algunos estudios incluso mostraron que, gracias a estas simples acciones de masaje, las personas pudieron controlar mejor su dolor físico e incluso elevar su umbral del dolor.

Disminuye tus niveles de estrés y ansiedad

Otro pequeño estudio se realizó entre pacientes durante un período de fertilización in vitro. Los resultados demostraron que el masaje de orejas es bueno en este tipo de situación estresante. Masajea el punto de la puerta del cielo de tu oreja con movimientos circulares lentos si te sientes estresado, en pánico, inquieto, fatigado o irritado. Este punto está situado en la parte superior de la oreja, en la parte que se siente como un hueco en forma de triángulo.

Tus dolores de cabeza y migrañas pueden disminuir notablemente

Si bien los analgésicos pueden tener algunos efectos graves y potencialmente destructivos en tu cuerpo y en tu salud, la estimulación de las orejas generalmente es inofensiva. Incluso puedes combinarla con algunos remedios más naturales como el té de menta para un mejor efecto.

Podrás perder peso más rápido

Además de hacer ejercicio con regularidad y mantener una dieta saludable, también puedes empezar a frotar diferentes puntos de tus orejas a diario. Resulta que, combinado con otras rutinas, el masaje podría promover una pérdida de peso más rápida. Después de alcanzar tu objetivo, asegúrate de continuar haciéndolo para mantener tu peso y mantenerte saludable.

Puede ser útil para combatir el insomnio

Dado que la estimulación de la oreja tiene un efecto relajante, puedes hacerlo antes de acostarte para calmarte y relajarte. Aunque este procedimiento por sí solo no te ayudará a eliminar el insomnio por completo, puede ayudarte a relajarte, lo cual es necesario para dormir bien. Además, puedes utilizarlo con otros tratamientos que ya utilices.

Te da un impulso de energía

Es posible que olvides tomar tu café matutino para despertarte. En su lugar, puedes intentar frotar las orejas un poco más intensamente. Estimular las terminaciones nerviosas de tus orejas puede activar ciertos centros cerebrales y hacer que la fatiga desaparezca. También puedes hacerlo durante el día, cuando sientas que tu cansancio se está saliendo de control y tu nivel de energía es bajo.

Bono: cómo hacerte un masaje tú mismo

Prueba estos movimientos:

  • Tira suavemente de la parte superior de la oreja, sosteniéndola con el pulgar y el índice. Frota lentamente los dedos hacia adelante y hacia atrás mientras te diriges hacia el borde externo de la oreja.
  • Acaricia el pliegue detrás de la oreja con movimientos hacia abajo. También puedes intentar trazar los contornos y curvas de tu aurícula: pellizca el lóbulo con los dedos y sube suavemente por la oreja.
  • Aleja el lóbulo de tu cabeza. Pellizca el lóbulo entre tus dedos nuevamente y haz movimientos circulares con ellos, amasando lentamente.
  • Tira de la piel detrás de la oreja también y baja el contorno de la oreja. Puedes hacer esto hasta que tus dedos lleguen a la línea de la mandíbula.
  • Coloca tu palma sobre tu oreja para que esté completamente cubierta. Presiona y desliza tu palma hacia abajo para hacer que la parte superior de tu oreja se doble.
  • Vuelve a cubrir la oreja con la palma y comienza a realizar movimientos circulares con la mano.

¿Qué otras técnicas de masaje conoces? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

Compartir este artículo