Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Formas simples de ahorrar dinero para despedirse de las deudas y poder cumplir un sueño

1-3-
10k

¿Cómo gastar menos sin renunciar a los placeres de la vida? Gracias a los recursos de Internet, las personas ocurrentes intercambian activamente los consejos que les ayudan a reducir los costos, prácticamente sin cambiar su forma de vida habitual. Por ejemplo, pospón la compra de un automóvil a fin de mes y obtén un buen descuento, ordena los productos de la tienda por Internet y recibe obsequios, descuentos y entrega gratuita hasta la puerta de tu casa, y saca tarjetas de bonificaciones para recuperar parte del dinero gastado.

Genial.guru ha espiado un par de trucos de los usuarios de Internet que todavía no ganan millones, pero ya pueden permitirse un poco más de lo habitual.

10. Para la suciedad común, usa tabletas de lavavajillas hechas a mano

Mezcla 2 tazas de bicarbonato de sodio, 1/2 taza de sal y 1/2 taza de jugo de limón. Coloca la pasta resultante en contenedores de hielo, colócala en el congelador durante una noche y luego guarda los cubos en un frasco de vidrio. Úsalos como tabletas comunes de lavavajillas. Algunas personas también les agregan un par de cucharadas de vinagre. Guarda las tabletas compradas para la suciedad que sea más difícil de eliminar.

Ahorro potencial: desde 6 USD por mes, si usas al menos 40 tabletas en 20 o 25 días.

9. Instala en la cocina, debajo del fregadero, un triturador para no volver a llamar al plomero

En 9 de cada 10 casos, las obstrucciones graves se producen en el fregadero debido a los restos de los alimentos que se atascan en la tubería, y luego se cubren con una capa de grasa difícil de quitar. Muchas veces, el problema se resuelve con un triturador común y corriente instalado en el fregadero de la cocina.

Ahorro potencial: varios cientos de dólares gastados en la eliminación de las obstrucciones graves realizada por un plomero. A la vez, eliminarás del cubo de basura los olores desagradables de la comida podrida, y la mezcla resultante puede usarse como fertilizante para las plantas.

8. Ordena los alimentos y los productos químicos domésticos a través de Internet, demorando el pago por 1 o 2 días

Anota los productos que se han echado a perder durante el mes para comprarlos en menor cantidad. Si es posible, compra los productos en tiendas en línea, siguiendo estas sencillas reglas:

  • compra cualquier producto (excepto las verduras, las frutas, el pescado y la carne), artículo de cuidado personal y productos químicos para el hogar en tiendas en línea que ofrecen entrega a domicilio (muchas ofrecen este servicio de forma gratuita con una cantidad del pedido mínima);
  • habiendo llenado el carrito virtual de compras, regístrate y abandona el sitio, posponiendo el pago de la compra por 1 o 2 días. En primer lugar, es probable que al cabo de este tiempo reconsideres la lista final de las compras y, en segundo lugar, muchas tiendas en línea ofrecen un descuento adicional 24 o 48 horas después del registro de un pedido pendiente de pago;
  • los productos en las tiendas en línea muchas veces se venden con un descuento de hasta un 70 %, y algunos artículos, como el arroz, el azúcar, la sal, el champú o el jabón, se pueden comprar a un precio menor si se encargan en grandes cantidades;
  • haz la compra al final del mes y del trimestre, es cuando hay descuentos adicionales, porque la tienda trata de vender rápidamente los productos estancados.

Las frutas, las verduras, el queso, la carne y el pescado son más rentables de comprar en los mercados, donde puedes verificar personalmente la calidad del producto. No te olvides de la temporada: las sandías son más baratas en verano, las fresas a mediados de la primavera. Regatea: el vendedor estará más dispuesto a darte un descuento por la mañana de los días de la semana.

Ahorro potencial: reducción de costos en alimentos y productos domésticos entre un 30 y un 60 % por mes. Es aún más rentable hacer un pedido a la vez para varias familias; por ejemplo, para uno mismo y para los padres (a veces, en estos casos es posible dividir el pedido y pedir el envío a direcciones diferentes).

7. Haz un calendario de los mejores momentos para hacer las compras por un año por adelantado

Estudia los descuentos estacionales y haz un calendario de compras de en qué momento es más rentable comprar tal o cual cosa. Por ejemplo, la papelería se vende con descuento después del comienzo del año escolar, al inicio del otoño, y las bicicletas, tiendas de campaña y los muebles para las vacaciones de verano comienzan a liquidarse dos meses después de que el verano termine. Los esquíes y las tablas de snowboard son más baratos una vez que haya terminado el invierno, y las joyas, a sus principios. Encontrarás los precios más bajos para la electrónica en enero, después de las fiestas de fin de año.

Las grandes marcas tienen su propio calendario de fiestas, descuentos y ofertas especiales.

  • En IKEA, todos los meses hay liquidación de distintos grupos de productos. Aún más cosas a precios reducidos se pueden encontrar si entras a la tienda por el lado de las cajas (estos artículos generalmente no están en el sitio web). Se pueden obtener descuentos adicionales, un pastel, regalos de cumpleaños y bebidas gratis con la tarjeta familiar de IKEA.
  • Durante el año, hay liquidación de temporada en “Leroy Merlin” y “OBI”.
  • Entre el 31 de diciembre y el 10 de enero hay grandes descuentos en diferentes tiendas de productos electrónicos.
  • Los mejores precios en las tiendas en línea chinas se ofrecen unos días antes del Año Nuevo chino y el hipermercado virtual chino, AliExpress, organiza una liquidación adicional el 29 de marzo en honor de su cumpleaños; ese día se entregan cupones, los descuentos alcanzan el 80 % y funciona el programa de reembolso.
  • Los mejores descuentos para la literatura infantil y libros de estudio tienen lugar en la primera quincena del segundo mes escolar.

Ahorro potencial: descuentos de hasta 80 % y obsequios. Se puede obtener un beneficio adicional pagando las compras con tarjetas bancarias. En distintos bancos hay diferentes programas de descuentos y acumulación de puntos que luego se pueden cambiar por artículos o grandes descuentos en numerosas tiendas e instituciones asociadas con el banco.

6. Aprende las cosas que reducirán tus gastos y te traerán ingresos adicionales

Hay cientos de cosas que se pueden aprender rápidamente gracias a las lecciones en línea y a los cursos gratuitos. Se pueden convertir en un pasatiempo interesante, en una forma de ahorrar en los servicios de otras personas o en una ganancia adicional.

  • Aprende a hacerte la manicura y a realizar diseños de uñas sencillos: tal vez tus amigas se convertirán en tus clientas, y ahorrarás el dinero que gastas en un salón. De ser necesario, siempre puedes hacerte una manicura o una pedicura sin esmalte con un profesional, y ya en casa completarla por tu cuenta. El dinero ahorrado se puede invertir en un esmalte nuevo, en una salida al café con las amigas o, simplemente, en engordar al chanchito del ahorro.
  • Estudia cómo funcionan el cuerpo y los músculos, profundiza en los trabajos de los nutricionistas, busca un plan de entrenamiento adecuado para ti con las aplicaciones en línea o inscríbete en las clases gratuitas. Por ejemplo, muchas personas van a los parques para hacer yoga de forma gratuita.
  • Aprende técnicas simples de decoración de ropa, prueba tejer y hacer abalorios: decora las prendas con bordados, crea accesorios y ropa de “diseñador” a partir de modelos de ropa básicos.
  • Pruébate en el papel de repostero casero: si en tu círculo cercano hay muchas familias con niños, se puede convertir en un buen ingreso adicional. Especialmente si en la infancia te gustaba jugar con plastilina: mucha gente le encarga pasteles infantiles a las personas que pueden esculpir bonitas figuras de sus personajes favoritos.
  • Puedes aprender los conceptos básicos de algunas profesiones; por ejemplo, hacer cursos en línea para los dibujantes principiantes o ingenieros eléctricos (más adelante podrás aprobar el examen necesario para la obtención de un diploma y trabajar oficialmente). Por cierto, muchos electricistas juntan los restos de los alambres de cobre y 1 o 2 veces al año los entregan para que sean reciclados (la ganancia alcanzará para unas vacaciones junto al mar para dos).

5. Compra un auto usado en clima lluvioso. Múdate a un nuevo departamento en invierno

Al comprar un auto usado, ve a verlo bajo la lluvia: en ese momento los daños se ven mejor, podrás verificar qué tan bien el auto resiste carreteras mojadas y que no haya goteras en su interior; además, el vendedor estará más dispuesto a hacerte un descuento. Si compras en un concesionario de automóviles, también trata de posponer la compra hasta el fin de mes.

Una norma similar se aplica a la elección de una propiedad: busca el departamento nuevo en temporada fría y de lluvias, cuando es posible comprobar el sistema de calefacción, ver si hay fuentes de corrientes de aire y exceso de humedad. Durante esos meses hay menos ofertas, pero más descuentos.

Ahorro potencial: si encuentras un problema con el auto, puede bajar el precio inmediatamente para evitar gastos extras en las reparaciones. O simplemente rechazar la propuesta. La misma regla se aplica a la vivienda: un descuento en el costo del alquiler o venta y la posibilidad de evitar pagos imprevistos.

4. Busca regalos caros en los mercados de pulgas y de segunda mano a precios ridículos

  • Pasa cada tanto por el mercado de pulgas, o por un par de tiendas de segunda mano: muchas veces allí se pueden encontrar artículos raros u originales por muy poco dinero. Cuadros de artistas poco conocidos, porcelana vintage, obras completas, decoraciones navideñas, lámparas y vasijas, sombreros y carteras, todo esto puede convertirse en un regalo elegante y memorable.
  • Se puede obtener un descuento adicional en los mercados de pulgas temprano en la mañana en un día laborable. Las tiendas de segunda mano organizan ventas con descuentos de hasta 80 % los fines del mes.

Ahorro potencial: un buen artículo puede costar el 10 % de su valor original. En otras palabras, si en una tienda te cobran entre 50 y 100 USD por un vinilo antiguo, en un mercado de pulgas puedes encontrarlo en un paquete sellado a un precio de entre 5 y 7 USD.

3. Aprovecha al máximo las fuentes de agua para pagar entre 3 y 5 veces menos por los servicios públicos

  • De ser posible, dúchate en el gimnasio. Si lo visitas 3 veces por semana, ahorrarás más de 6 000 litros de agua por año. Solo no te olvides de ponerte chancletas cuando vayas a una ducha pública.
  • Usa el lavavajillas para lavar las verduras y las frutas para gastar 10 veces menos agua que con un lavado manual. Ponlos en el lavavajillas después de haberles quitado la tierra con un cepillo común.

2. Prepara platos con productos sobrantes y usa los trucos de los verdaderos chefs

Un buen cocinero prepara el pescado como el plato principal y una sopa de pescado como entrada, evitando los gastos adicionales.

  • Para cocinar con las sobras, basta con conocer los principios básicos de la combinación de los productos y las reglas de su preparación: los tomates siempre van bien con el queso, el pollo hervido o frito complementará bien una ensalada, la sandía y el aguacate combinan perfectamente con la crema de queso y con el pan negro, y con las sobras de cualquier sopa se puede hacer una deliciosa salsa
  • Prepara grandes porciones de comida para varios días, y congela una parte. Esto reduce el costo de productos por porción.
  • Es más rentable comprar los productos universales que combinarán con cualquier cosa y de los que se podrá preparar el plato principal, la guarnición y, tal vez, hasta el postre. Por ejemplo, arroz.
  • Ahorra en los alimentos, pero proporciónate una dieta completa: come entre 1 y 2 veces a la semana pescado o mariscos, 1 o 2 veces, carne, y el resto del tiempo, consume legumbres y huevos como fuente de proteínas. Come más arroz y fideos con vegetales, sopas simples de verduras y gachas de avena o de trigo sarraceno.
  • Si la fecha de vencimiento de la leche caducará pronto, colócala en contenedores de hielo y úsala para el café o para las salsas. Los restos del vino también se pueden congelar, y luego usarse para cocinar salsas, caldos o estofado de carne.
  • Prueba recetas económicas, pero inusuales y deliciosas. Si comes afuera, compara los precios. Por ejemplo, en agosto, una pequeña taza de capuchino del McDonald's solo costaba 0,6 USD y había un descuento que permitía comprar una taza de 0,3 litros por 0,4 USD, o dos tazas de 0,2 litros por solo 0,3 USD.

Ahorro potencial: hasta 50 % en alimentos si se cocina con lo que se tiene, en vez de comprar alimentos para cada receta por separado.

1. Cambia a prácticas ecológicas

Si vives en una región en la cual, durante el invierno, la temperatura cae por debajo de cero y tienes un balcón donde llega poca luz solar, apaga el refrigerador durante ese período, coloca un armario viejo en el balcón y guarda los productos en él. Hacerlo te ahorrará alrededor de 40 USD por año, dependiendo del modelo del refrigerador y de los precios de la electricidad, o simplemente te permitirá lavar el refrigerador sin preocuparte por los productos.

Durante el verano, trata de cocinar utilizando hornos solares: son móviles, no requieren mucho espacio y no gastan ni electricidad, ni gas. Los platos populares para las cocinas solares son: el pescado, los mariscos y las verduras al vapor, sopas y caldos, estofados.

Ahorro potencial: desde 40 USD por año en caso de dejar de usar el refrigerador o el congelador en invierno, y en verano, al usar hornos solares, podrás reducir los costos del gas y de la electricidad en un 30 o 50 %.

Bono: cómo ahorrar casi 2 000 USD en 147 días

El usuario Atlas_Black contó qué otros consejos le ayudaron a ahorrar casi 2 000 USD en 147 días.

  • La lista de compras para la tienda de comestibles consistía en huevos, leche, cereales, cortes de carne baratos, algunas verduras de temporada y fideos. A veces, añadía a esta lista algún producto caro, por ejemplo carne o pescado, si lograba no gastar en un mes más de la cantidad que había determinado.
  • Revisó sus listas de suscripciones pagas y se dio de baja en todas las que no necesitaba usar en ese momento, incluso si le costaban meros centavos.
  • Para ahorrar el dinero que gastaba en el ocio, sacó sus viejos juegos de mesa e invitó a sus amigos a reunirse en su casa para no gastar dinero en los cafés y en los bares.
  • Apagaba la luz cada vez que salía de la habitación.
  • Trató de ganar dinero extra haciendo cosas que le salían bien. Dibujando logotipos, una vez logró ganar 50 USD por unas pocas horas de trabajo.
  • Trabajaba en un restaurante y no se negaba a comer allí gratis, por lo que gastaba menos dinero en comida fuera del trabajo.
  • No compraba lo más nuevo, sino que invertía en aquello que necesitaba: determinaba qué aspectos de su vida necesitaban mejoras, ahorraba y gastaba dinero en eso. Por ejemplo, compró un nuevo juego de buenos cuchillos y otro de utensilios de cocina, pero no gastó en un nuevo teléfono, porque el viejo era modelo prácticamente igual al más moderno.
Imagen de portada susanbetten / instagram
1-3-
10k