Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Cosas por las que un departamento se ve desordenado incluso después de una limpieza profunda

4-32
807

Sucede muy seguido: ponemos las cosas en orden, observamos el departamento con una mirada de satisfacción y nos damos cuenta: algo todavía está mal. No hay rastros de polvo, todo está en su lugar, pero algo todavía molesta a la vista.

Hoy, Genial.guru decidió por fin descubrir qué cosas dan la impresión de desorden, incluso en un departamento perfectamente limpio. Y ahora ciertamente ya no permitiremos que esto suceda en nuestra casa.

1. Mesas de centro de vidrio

Estamos hablando de las mesas de centro de vidrio transparente y oscuro, muy populares a principios de la década de los 2000. Por un lado, ayudan a agrandar visualmente el espacio. Pero, por el otro, aun una pequeña cantidad de cosas en una mesa de este tipo (especialmente si tiene estantes debajo de la encimera) trae una sensación de desorden. Además, las mesas de centro de vidrio requieren un mantenimiento más complejo, porque las huellas dactilares y, en general, los rastros de todo lo que se apoya en ellas son claramente visibles en su superficie. Una solución más práctica es una mesa de madera, fibropanel o ratán.

2. Enredadera

Por supuesto que las plantas de interior suman +100 a la comodidad y a la frescura. Pero solo aquellas que estén ubicadas en lugares convenientes y que tengan suficiente agua y luz solar. En nuestros departamentos, a menudo se puede encontrar una enredadera que ha salido de la maceta hace mucho tiempo y que trenza los cables o una antena de televisión. Algunos colocan especialmente hilos y cuerdas finas alrededor de la habitación para tales plantas. Esto no agrega orden a la habitación, especialmente si la planta no está ubicada del lado soleado. Y el polvo que se acumula en las hojas es bastante difícil de limpiar si la enredadera está por debajo del techo.

3. Puf

En las tiendas de muebles, los pequeños y lindos pufs se ven muy atractivos. Inmediatamente nos hacen pensar dónde se pueden colocar y cómo los usaríamos. Pero lo cierto es que al final, en la mayoría de los casos, un puf solo sirve como un lugar para almacenar cosas y se olvida su propósito original. ¿Cómo resolver este problema? O bien, después de pensarlo detenidamente, directamente no comprarlo, o comprar uno que sea más alto para que sea cómodo, por ejemplo, poner los pies sobre él cuando estás sentado en un sillón. Y elegir uno bonito, para que sea una pena arrojarle cosas encima.

4. Silla con ropa

¿A cuántos de nosotros nos resulta familiar? Después de todo, es muy cómodo colgar unos pantalones, una camiseta o una camisa en el respaldo, sin necesidad de doblarlos y meterlos en el armario. Todo está a mano, ni siquiera necesitas levantarte de la silla. Y si la silla debe llevarse temporalmente a otra habitación, la pila de ropa se traslada a la cama y, a su regreso, se coloca encima de nuevo. Pero no importa cuántas ventajas pueda tener el respaldo de una silla, el estante del armario es el mejor lugar para guardar la ropa. Allí no se llenará de polvo, no se ensuciará ni se arrugará. Y no creará una sensación de desorden.

5. Ventilador de pie

Es insustituible en momentos en que es imposible encender el aire acondicionado por alguna razón y el clima caluroso no deja otra opción. Tiene muchas ventajas, la principal de las cuales, probablemente, es que se puede ajustar su altura. Sin embargo, un ventilador así se ve desprolijo, interfiere constantemente con el paso e incluso después del final de la temporada de calor, permanece en la habitación durante mucho tiempo. Una opción alternativa es un ventilador torre, que no es inferior en potencia a un ventilador de piso. Afortunadamente, hoy en día el mercado tiene una gran selección de modelos de todos los colores y tamaños.

6. Tabla de planchar

Muchos de nosotros tenemos la costumbre de dejar la tabla de planchar sin guardar después de su uso. Y a veces este hábito entra tanto en nuestras vidas que ya no recordamos cómo es una habitación sin la tabla abierta en ella. Comenzamos a usarla como soporte para algo, le ponemos objetos, libros, y hasta podemos dejar platos encima. Y se convierte en un mueble necesario. Pero debido a esto, el interior de la habitación se ve mal instantáneamente, e incluso después de una limpieza profunda, la tabla de planchar deja una sensación de desorden. ¿Cómo evitarlo? Por ejemplo, puedes reemplazar la plancha por un vaporizador; es mucho más conveniente para la mayoría de las prendas.

7. Secador de ropa

No bien abres un secador, la habitación parece tener un tercio menos de espacio. En medio de nuestras tareas diarias, a menudo no tenemos prisa por quitar las prendas secas, y cuando lo hacemos, no siempre nos ocupamos de guardar el secador. Esto es especialmente cierto para las familias numerosas, donde el lavado se realiza dos o hasta tres veces por semana. Para hacer frente a este problema, puedes prestar atención a la gran selección de modelos de secadores que existe hoy en día; el mercado incluso ofrece elegantes modelos de madera que pueden encajar de manera perfecta y orgánica en el interior de la casa.

8. Platos junto al fregadero

Dejar un par de tazas en el fregadero de la cocina se ha convertido en un hábito, porque querrás volver a tomar té o café muy pronto, y así ni siquiera tendrás que abrir la alacena para sacar la taza. Y parecería que no hay nada de malo en ello, pero tener platos junto al fregadero, aun si están limpios, hace que la cocina se vea desordenada. Para evitarlo, te recomendamos que elijas un gabinete de fácil acceso y el más cómodo de la cocina para guardar las tazas y los platos.

9. Piano

Por supuesto que estamos hablando de un piano que nadie toca. Muchos de nosotros estamos familiarizados con esta situación. La tapa del instrumento se abre una vez al año, o incluso con menos frecuencia, y la superficie se usa como un estante para libros, cuadernos, figuritas y otras cosas pequeñas. Es fácil acostumbrarse a eso, pero el interior de la habitación se beneficia enormemente cuando todo funciona como debería, las cosas están en su lugar y no hay nada que sobre. Y la limpieza lleva muchísimo menos tiempo.

10. Repisa con espejo en la entrada

En este caso el desorden comienza desde la puerta. Como regla general, en el estante más cercano al espejo gradualmente comienzan a acumularse cosas. Y son objetos que ya tienen un lugar asignado en el departamento: peines, cremas, perfume, billetera, joyas, guantes, gorro, cepillos de pelo, todo está ahí. Una opción alternativa es colgar en la pared un espejo sin estante, porque es comprensible que uno necesite mirarse antes de salir. Y las cosas deben guardarse donde van: los peines y las cremas, en el tocador; los guantes, en el armario.

11. Toallas y repasadores multicolores

Si una toalla con un estampado de colores cuelga en la cocina o en el baño, lo más probable es que se destaque notablemente en el interior y llame la atención. Y sea cual sea la parte de la casa en que se encuentre dicha toalla, se notará y creará mucho ruido visual. Nuestro consejo: tanto para el baño como para la cocina, elige textiles en tonos neutros: gris, beige, oliva. Así no se convertirá en una mancha de colores, sino que, por el contrario, le dará armonía a la habitación. Lo mismo ocurre con las botellas de jabón, champú o detergente lavavajillas de varios colores. Una alternativa es reemplazarlos por dispensadores de un solo tono tranquilo. El esfuerzo para lograr el cambio es mínimo, pero el efecto será evidente enseguida.

¿Qué opinas de esto? ¿Qué otras cosas podrían completar esta lista?

Imagen de portada Madhourses / depositphotos
4-32
807
Compartir este artículo