Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Tés que pueden ayudarte a quemar tanta grasa como una hora en el gimnasio

--4-
13k

El té es la bebida más consumida después del agua y el café. Y en los últimos años, es ampliamente disfrutada en todo el mundo. Esta bebida aromática está hecha principalmente con las hojas de Camellia sinensis, que es una especie de planta de té originaria de Asia. Su consumo, en general, se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud, incluyendo la reversión del daño a los glóbulos rojos y la reducción del riesgo de diversas enfermedades cardiovasculares.

Algunos estudios incluso han relacionado el consumo de té con la pérdida de peso y la reducción de la grasa abdominal. Se ha descubierto que ciertos tipos de té son más efectivos que otros para lograr este objetivo.

En Genial.guru hemos preparado una lista con 11 de los mejores tés para acelerar la pérdida de peso y disminuir la grasa abdominal.

1. Té verde

El té verde es una de las especies más famosas de tés y está relacionado con diversos beneficios para la salud. También es uno de los tés más efectivos en lo que se refiere a la pérdida de peso. Esto se debe a que el extracto de té verde es extremadamente alto en catequinas, que son antioxidantes naturales que pueden acelerar el metabolismo y, por ende, la quema de grasa especialmente en el área del abdomen.

También contiene sustancias bioactivas como la cafeína y el EGCG (galato de epigalocatequina), que puede ser bastante beneficioso para el metabolismo. Además, las sustancias presentes en el té verde aumentan los niveles de hormonas responsables de la quema de grasa en nuestro sistema y liberan más grasa en el torrente sanguíneo convirtiéndolo en energía disponible.

2. Té rojo

Otro tipo de té es el té rojo o té pu-erh, que lleva el nombre de la región de Pu-erh en la provincia de Yunnan, China. Este té pertenece a la familia china del té negro y se fermenta a través de una reacción química entre las bacterias beneficiosas y el té primario secado al sol. Tiene un aroma relajante y terroso que se desarrolla con el tiempo y la gente suele disfrutar bebiéndolo principalmente después de una comida. Cuanto más tiempo se almacena, más fuerte es el aroma.

Se realizaron algunos estudios, tanto a animales como a humanos, que demostraron que el té rojo puede mejorar la pérdida de peso. El té de pu-erh suprime la síntesis de ácidos grasos, lo que termina por afectar el proceso de lipogénesis, transformando la grasa en energía casi inmediatamente después de la comida. Esto evita que la grasa se acumule y también previene el aumento de peso. Además, se ha descubierto que reduce los niveles de azúcar y triglicéridos en la sangre.

3. Té negro

El té negro está lleno de nutrientes que son levemente diferentes a los del té verde o blanco. Pero de manera similar al té verde y al té blanco, está relacionado con la pérdida de peso. El té negro es rico en antioxidantes llamados flavonoides, o también conocidos como polifenoles, que están asociados con una gran cantidad de beneficios para la salud, como la pérdida de peso. Además, los polifenoles presentes en el té negro ayudan con la producción intestinal de ácidos grasos de cadena corta, que se ha demostrado que acelera el metabolismo.

Además de la pérdida de peso, el té negro regula los niveles de azúcar en la sangre según un estudio reciente. Esta investigación descubrió que beber tanto café como té elimina el riesgo de diabetes tipo II. De hecho, consumir al menos 3 tazas de té o café por día puede reducir el riesgo de diabetes tipo II en un 42%.

4. Té oolong o té azul

El té oolong es un tipo tradicional de té chino que se ha oxidado parcialmente. A menudo se describe con un aroma afrutado, fragante y un sabor muy singular. Varios estudios han demostrado que el té oolong puede facilitar la pérdida de peso al mejorar el proceso de quema de grasa y acelerar el metabolismo. Los polifenoles en el té oolong son al menos parcialmente responsables de los beneficios de pérdida de peso.

Algunos de estos polifenoles ayudan a evitar que el proceso del metabolismo se ralentice a medida que pierdes peso, hacen que sea un poco más fácil seguir perdiendo peso y ayudan a mantener el mismo ritmo. Además, el té oolong es rico en catequina y cafeína. Estas 2 sustancias trabajan juntas para ayudar a acelerar el metabolismo y la cantidad de grasa que quema mientras ayuda a mantener la masa corporal magra.

5. Té blanco

El té blanco se procesa muy ligeramente y se cosecha cuidadosamente mientras la planta aún es joven. Tiene un sabor muy distinto que lo diferencia de otros tipos de té. Tiene un sabor dulce sutil, delicado y ligero. Los múltiples beneficios del té blanco han sido investigados exhaustivamente a través de los años y van desde mejorar la salud hasta matar las células cancerosas.

El té blanco y el té verde tienen la misma cantidad de catequinas, lo que contribuye a una pérdida de peso rápida y efectiva.

También, el té blanco inhibe eficazmente la formación de nuevas células grasas, que se conocen como adipocitos. Como se reduce la formación de nuevas células de grasa, también se reduce el aumento de peso. Además, estimula la lipólisis, el proceso de quema de grasa en el cuerpo. El exceso de grasa en el cuerpo se quema de manera eficiente, lo que da como resultado la pérdida de peso.

6. Té rooibos

El té rooibos es un té de hierbas hecho de hojas y tallos delgados de la planta arbustiva de origen sudafricano llamada Aspalathus linearis. A través de los años se ha popularizado por sus numerosos beneficios para la salud y, debido a hallazgos e investigaciones recientes, actualmente se utiliza por sus propiedades para la pérdida de peso. Es rico en antioxidantes como la aspalatina y notofagina, que son responsables de ayudar a atrapar los radicales libres de oxígeno dañinos que tienden a dañar el ADN.

Además, estos antioxidantes pueden ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre y mejorar tu resistencia a la insulina. También es dulce y bajo en calorías, por lo que puede ser un gran sustituto de una bebida azucarada; puede ayudar a mantener bajo control los niveles de glucosa en la sangre, evitando los picos agudos que pueden desencadenar síntomas de hambre y posiblemente conducir a un menor consumo de calorías.

7. Té matcha

El té matcha, también conocido como té en polvo, se obtiene a través de la misma planta que el té verde. Pero el matcha es mucho más beneficioso, especialmente cuando se trata de ayudar con la pérdida de peso y es más efectivo que el té verde porque se procesa de manera diferente. El té matcha es considerablemente bajo en calorías: 1 gramo contiene aproximadamente 3 calorías.

Además, al igual que el té verde, el té de matcha también contiene bastantes antioxidantes, como el galato de epigalocatequina, que puede ayudar a expulsar toxinas, mejora el sistema inmune y reducir la inflamación en nuestros sistemas. También previene el aumento de peso y acelera la pérdida de peso. Curiosamente, se ha descubierto que el té matcha también acelera el metabolismo deteriorado. Las catequinas presentes en el té ayudan a mejorar la tasa metabólica durante y después del ejercicio.

8. Té hecho de hojas de bálsamo de limón

El bálsamo de limón es una hierba conocida por sus efectos calmantes y relajantes, y es una de las bebidas más recomendadas para la salud en general. El bálsamo de limón pertenece a la misma familia que la menta. Además de reducir el estrés, causar sueño y mejorar las condiciones de la piel y el cabello, el té de bálsamo de limón es una bebida excelente para las personas que desean mejorar su digestión.

Acelera el proceso de digestión y te garantiza evacuaciones oportunas. Además, es abundante en antioxidantes que ayudan a purificar el torrente sanguíneo, desintoxicar el cuerpo y controlar los niveles anormales de hormonas que te hacen sentir hambre con mayor frecuencia.

9. Té de canela

La canela es la especia de olor dulce que agrega ese suave aroma y sabor a varios de los platos en nuestras mesas. El té de canela es naturalmente bajo en calorías y puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre, lo que lleva a la persona a consumir menos calorías y evitar el aumento de peso. El consumo regular de canela alienta al sistema digestivo a funcionar de manera adecuada y podría ser la nueva píldora milagrosa para la pérdida de peso, especialmente para la grasa en el área abdominal.

Una mezcla de canela en polvo y miel puede evitar que el cuerpo acumule grasa y acelerará tu metabolismo. Tiene un alto contenido de una sustancia llamada cinamaldehído, que es la responsable de casi todos sus beneficios para la salud y contiene grandes cantidades de antioxidantes polifenólicos altamente potentes. Además, en comparación con otras hierbas y especias ricas en antioxidantes, la canela tiene el tercer contenido antioxidante más alto. Esto indica que puedes utilizarla como un antioxidante natural para evitar la oxidación no deseada de los lípidos en los alimentos.

10. Té de cúrcuma

La cúrcuma es una especia de color amarillo o naranja que agrega color al curry y tiene numerosos beneficios para la salud. El principal antioxidante en esta especia es la curcumina, que es una sustancia antiinflamatoria que se ha utilizado durante siglos en la medicina china. La cúrcuma puede ayudar a controlar el aumento de peso, eliminar la obesidad y tratar los trastornos metabólicos.

La curcumina, el antioxidante en la cúrcuma, suprime los signos de inflamación en muchas células, incluyendo pancreáticas, grasas y los músculos. Esta acción limita la resistencia a la insulina, el alto nivel de azúcar en la sangre y otro tipo de afecciones metabólicas que van de la mano de la obesidad. Cuando el cuerpo no combate la inflamación, es más fácil concentrarse en la pérdida de peso.

11. Limón y jengibre

El limón y el jengibre tienen una amplia variedad de beneficios para tu salud en general y acelerar el metabolismo es uno de ellos. También tiene la capacidad de aumentar la energía 3 veces más que el café y el azúcar. Es rico en antioxidantes y puede estimular el sistema inmune debido a su alto contenido de vitamina C. Además, el jengibre tiene la capacidad de equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, los cuales son responsables de provocar antojos de toda clase de alimentos.

Además, mejora la absorción de grasa en el cuerpo y evita su acumulación. El limón también ayuda a mejorar la salud del hígado, lo que mejora la digestión siendo responsable de producir bilis, lo cual ayuda a descomponer la grasa.

¿Tienes alguna sugerencia en especial sobre los tés que pueden ayudar a tratar los problemas metabólicos y a acelerar la pérdida de peso de manera saludable? Por favor escríbelas en la sección de comentarios. Además, cuéntanos cuál es tu té favorito y cuál vas a probar. No olvides compartir este artículo con las personas de tu vida que puedan estar interesadas.

--4-
13k