Genial
Genial

12 Malos hábitos modernos que puedes querer dejar para mejorar tu vida

Nadie es perfecto, ¡y eso es genial! Qué mundo tan poco emocionante sería si nunca hubiera nada de qué preocuparse. Pero hay algunos hábitos que en realidad pueden ser perjudiciales para nuestra salud. ¡El comienzo de un nuevo año es un buen momento para meditar sobre las costumbres dañinas y reemplazarlas por algo más saludable!

¿Por qué no empezar el año con algunos cambios positivos en tu vida?

Genial.guru te deja una lista de 12 cosas que puedes considerar dejar en el pasado para mejorar tu vida. ¡Y no te pierdas el bono al final!

1. Velas

Científicos de la Universidad del Sur de Carolina demostraron que algunos tipos de velas son perjudiciales para nuestra salud, especialmente las velas hechas con cera de parafina, que es un producto derivado del petróleo. Contienen sustancias químicas como alquenos, alcanos, acroleína, tolueno, naftaleno y formaldehído, que pueden causar alergias, asma e incluso cáncer.

Además, las mechas de las velas pueden contener plomo, lo que puede ocasionar envenenamiento. Afortunadamente la mayoría de los fabricantes ahora usan zinc, algodón o fibras sintéticas, que son mucho más seguras.

Si amas las velas y no puedes vivir sin ellas, elige las que están hechas de cera de abeja natural, panal de miel o soja. Estos son ingredientes naturales y no causarán ningún daño. Para hacerlas pefumadas, agrega varias gotas de aceites esenciales antes de encenderlas.

2. Duchas frecuentes

Solíamos pensar que cuanto más nos duchábamos, más sanos estábamos. Sorprendentemente, los científicos han demostrado que esto es un mito. Bañarse con demasiada frecuencia puede arruinar tu microbioma, microorganismos que viven en nuestro cuerpo, lo que puede ocasionar problemas con el sistema inmunalógico y la digestión. Los jabones, geles de ducha y champús que usas simplemente destruyen el ecosistema de tu cuerpo. Ducharse con demasiada frecuencia puede incluso provocar la aparición de acné.

James Hamblin escritor de "The Atlantic" dice que, según su propia experiencia, el horrible olor de las primeras semanas después de dejar de ducharse es en realidad el resultado de un microbioma dañado. Cuando tu cuerpo se ajusta, huele mucho mejor, como una persona en lugar de un perfume.

Sin embargo, a pesar de los beneficios descritos por Hamblin, pocos de nosotros estamos listos para abandonar por completo la ducha. Limitar las duchas a una vez al día o cada dos días ya es un gran comienzo.

3. Jeans ajustados

Es cierto que los vaqueros ajustados te hacen lucir genial. Desafortunadamente, no son tan seguros como crees. Los científicos advierten que usar pantalones de mezclilla entubados puede empeorar algunas condiciones de salud, como el sindrome compartimental, la meralgia parestética (dolor y entumecimiento en los muslos), y la acidez estomacal. Aunque los riesgos son bajos, es mejor prevenir que lamentar. Así que no uses jeans ajustados si sabes que vas a moverte mucho.

4. Adicción a los teléfonos celulares

La adicción a los teléfonos celulares llegó tan lejos que está causando nuevas enfermedades. Por ejemplo,"el sindrome del cuello texto" se produce al mirar hacia abajo a tu teléfono celular y se caracteriza por dolor en el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda. Las enfermedades más comunes, como la ansiedad por recibir menos mensajes en las redes sociales y la obesidad también están en la lista de efectos negativos.

Sin embargo, hay otros peligros. Un estudio descubrió que los peatones que envían mensajes de texto mientras cruzan la calle se distraen cuatro veces más, lo que significa que ignoran los semáforos y crean situaciones peligrosas para los conductores, para ellos mismos y los demás peatones. Además, la luz azul de las pantallas interrumpe la producción de melatonina que regula el sueño e incluso puede dañar tu visión central.

Entonces, la próxima vez que inconscientemente tomes tu teléfono, tómate un segundo para pensar si realmente necesitas revisarlo en ese momento.

5. Cruce de piernas

Las piernas cruzadas son una de las posiciones preferidas y más convenientes para las mujeres. Hay muchos mitos en Internet al respecto, por lo que es difícil decir qué es realmente dañino y qué no.

Cruzar las piernas puede llevar a una mala postura.También puede causar dolor en el hombro y el cuello. Sentarse con las piernas cruzadas puede ocasionar efectos secundarios temporales como entumecimiento y aumento de la presión arterial.

Sin embargo, la consecuencia más peligrosa de sentarse con las piernas cruzadas es la trombosis venosa profunda o TVP. Puede llevar a problemas graves de salud e incluso crónicos. Para evitarlos, muevete más, haz ejercicio y no uses ropa demasiado ajustada.

6. Estilo de vida sedentario

Todos sabemos que la vida es movimiento. Sin embargo, algunas personas aún eligen pasar el tiempo frente al televisor en lugar de salir a la calle. Un estudio demostró que ver demasiada televisión y jugar puede provocar rigidez muscular, desplazamiento de la escápula y un mayor riesgo de ataques epilépticos debido a la fatiga y la falta de sueño.

También se encontró que la falta de actividad puede conducir a huesos frágiles. Esto se debe a que nuestro cuerpo necesita sentir su propio peso para construir huesos fuertes y esto nos regresa a la necesidad del movimiento. Entonces, llama a tus amigos y ve a caminar.

7. Merienda

En primer lugar, no importa si tus bocadillos son saludables o no. El simple hecho de que a menudo los comas es suficiente para arruinar tu salud. El hambre no es tan malo para nosotros como estamos acostumbrados a creer. Además, en realidad puede ser bueno para nosotros si comprendemos exactamente qué es. El hambre es una señal que nuestro cuerpo nos envía cuando necesita comida. Esto significa que al agarrar estos deliciosos bocadillos entre comidas en relidad estás satisfaciendo tus ansias o antojos.

¿Alguna vez has notado que la comida sabe mejor cuando tienes hambre? Entonces, ¿por qué privarte de tan hermoso placer? Evita comer bocadillos y escucha a tu cuerpo, así disfrutarás de cada parte de tu platillo favorito.

8. Dormir de lado y boca abajo

Aunque el sueño parece ser la cosa más sencilla y natural de la vida, en realidad es bastante fácil dañar tu salud al elegir la posición de dormir incorrecta. Los expertos dicen que dormir de lado y con el estómago hacia abajo es en realidad muy malo para ti.

Según este estudio, dormir de costado se ha relacionado con el dolor en el hombro y cuello. Sucede porque cuando te acuestas de lado, tu hombro debe soportar la mayor parte de tu peso corporal. Dormir boca abajo es aún peor, ya que voltea la cabeza hacia un lado, lo que nuevamente produce dolor en el cuello y los hombros. Incluso puede conducir a un disco desplazado o deslizado.

9. Frecuentes baños de sol

La luz del sol es en realidad la radiación UV, que pueder ser beneficiosa y dañina al mismo tiempo. Todos sabemos que el sol nos ayuda a producir la vitamina D, pero una cantidad excesiva de esta puede causar mutaciones cancerígenas.

La principal culpable aquí es la luz UVB, que hace que algunas partes del ADN permanezcan juntas y a veces incluso las mata. Puedes sentir esto mientras se te va quitando la piel después de quemarte al sol. La Dra. Jacqueline Gerhart dice que esto no es un efecto de una sola vez, porque la información puede pasar a las células nuevas de las dañadas. Entonces, mientras más te quemes con el sol, mayor es el riesgo de contraer cáncer.

Para estar seguros, los expertos recomiendan aplicar protector solar cada dos horas, aproximadamente dos cucharadas soperas por vez, y volver a aplicarlo después de nadar.

10. Privación de sueño

Desde que éramos niños, nuestros padres nos han estado diciendo que debemos dormir bien. Es saludable, agradable y nuestros cuerpos necesitan descanso. Sin embargo, todavía no nos damos cuenta de todos los peligros de la privación del sueño. Disminuye la concentración y disminuye el sentido del equilibrio, aumenta los riesgos de enfermedades cardíacas y diabetes. Algunos estudios sugieren que incluso puede conducir al cáncer de mama.

Sin embargo, seguimos creyendo que unas pocas horas de sueño aquí y allá son suficientes para nosotros y tendemos a mirar más allá del peligro en el que nos estamos metiendo. En el 2013, los conductores soñolientos causaron 72 mil choques automovilísticos y las estadísticas extraoficiales dicen que alrededor de 6 mil casos se vuelven fatales cada año.

11. Medicamentos para el dolor y sedantes

Un dolor de cabeza o ansiedad obviamente no es algo que quiera alguien experimentar. Todos buscamos formas de luchar contra ellos y a menudo recurrimos a las píldoras tan pronto como nos duele algo. Desafortunadamente, a veces olvidamos que la automedicación puede ser peligrosa, y con frecuencia compramos medicamentos de venta libre y tomamos más de la dosis recomendada sin consultar a un especialista.

Sin embargo, lo peor que puedes hacer es mezclar medicamentos para el dolor con sedantes. Un estudio demostró que podría ser más adictivo que las drogas ilegales. Pero ese no es el único peligro, ya que esta combinación puede provocar varios problemas, como somnolencia, falta de coordinación, fatiga, problemas de concentración, debilidad muscular, cambios en la frecuencia cardíaca y muchos más. La combinación de estos medicamentos causa más muertes por sobredosis que la cocaína y la heroína juntas.

Entonces, si tu médico te receta medicamentos, usa exactamente la cantidad recomendada y pregunta antes de combinarlos con otros.

12. Caminar con una mala postura

Sí, caminar con los hombros caídos o encorvado puede parecer cómodo, pero ¿alguna vez has considerado los efectos negativos que provoca una mala postura en tu salud? Puede dañar tu digestión, contribuye a los dolores de cabeza por tensión y puede causar dolor de cuello, ya que el peso de tu cabeza solo es soportado por los músculos de la parte posterior de tu cuello cuando te encorvas. Esta postura hace que parezcas menos seguro.

Por cierto, este estudio ha demostrado que una buena postura puede hacer maravillas en cuanto a tu estado de ánimo, tu autoestima y tu capacidad para sobrellevar el estrés, ya que también puede ayudarte a reducir los sentimientos de miedo. ¿No es esta una impresionante lista de razones para intentar sentarse derecho?

Bono: no le mientas a tu médico

Los médicos generalmente harán todo lo posible para salvar tu vida o mejorarla. Desafortunadamente, no pueden leer tus pensamientos. Si bien es comprensible que haya cosas que no deseas compartir con tu médico, esos son los puntos exactos que pueden ser cruciales en el diagnóstico.

La próxima vez que dudes antes de decirle a tu médico la verdad, respira hondo y responde las preguntas de la manera más sincera posible, porque, al final, es tu salud lo que importa y no el criterio del doctor.

¿Qué hecho fue el más sorprendente? ¿Qué otros hábitos dañinos conoces? ¿Estás acostumbrado a hacer cualquiera de las cosas mencionadas anteriormente? ¡Comparte tus hábitos con nosotros!

Imagen de portada DEPOSITPHOTOS
Genial/Consejos/12 Malos hábitos modernos que puedes querer dejar para mejorar tu vida
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos