Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

15 Maneras de hacer desaparecer los moretones de la piel y ayudar a su curación

Seguramente, en algún momento, te has golpeado o has sufrido de alguna caída. Como resultado te encuentras con la aparición de un moretón. Esta marca, que también se conoce como “hematoma”, por lo regular desaparece en dos semanas pero, en algunos casos, puede llevar meses hasta que se quite por completo. Aunque lo más común es esperar a que se desvanezcan con el paso del tiempo, hay algunos métodos que pueden acelerar su proceso de curación.

Por ello, Genial.guru recopiló algunas recomendaciones que pueden ayudarte a lidiar con estas marcas en la piel, pues sabe que tu salud y tu belleza son muy importantes.

1. Aplicar hielo

Uno de los métodos más usados para lidiar con los moretones consiste en aplicar hielo sobre la marca. Al hacerlo, se reduce la hinchazón generada por el golpe y se acelera la curación del moretón. Lo más recomendable para esta técnica es descansar el área en donde se encuentra el hematoma y posteriormente colocar una bolsa con hielos, envuelta en una toalla, por un periodo de 10 a 20 minutos. Este proceso debe repetirse varias veces durante 1 día o 2, según sea necesario. También puedes hacer uso de una compresa fría, para llevar a cabo esta técnica.

2. Tomar analgésicos

La mayoría de las veces, los moretones duelen. Si es una marca muy grande y consideras necesario tomar algo para disminuir el dolor, puedes recurrir a analgésicos que te ayuden a aliviar el síntoma, como el paracetamol, pero es importante que no excedas la dosis recomendada. Si el dolor o la hinchazón son muy fuertes y no disminuyen con el paso de los días, es mejor que no hagas caso omiso y le preguntes a tu médico cuál es la mejor alternativa para tratarlo.

3. Elevar la zona afectada

Cuando recibes un golpe y aparece un moretón, es importante que descanses la zona afectada. Para hacerlo, la posición correcta debe ser semiinclinada, por lo que debes elevar la parte del cuerpo que recibió el golpe a la altura del corazón o encima de él. Con esto lograrás que la circulación de la sangre se reduzca y evitarás que se acumule en el tejido golpeado. Lo más ideal es mantener en reposo la parte en donde se encuentra el moretón, ya que el movimiento y la actividad muscular podría empeorar al hematoma, irritando y aumentando la presión de los tejidos.

4. Vendar el moretón

Si el área que recibió el golpe está muy hinchada, puedes recurrir a una compresión para reducir este problema. Para hacerlo puedes usar una venda durante un periodo de 2 a 7 días, o mantenerla hasta que la hinchazón se haya disminuido considerablemente. Es importante que se preste atención al lugar que tiene que vendarse, pues la venda no debe cortar la circulación porque eso podría afectar la apariencia del moretón, empeorando su color y ralentizando la curación del mismo.

5. Masajear el área del golpe

Cuando se trata de curar moretones, puede emplearse un tipo de fisioterapia que acorte el tiempo de recuperación. Los movimientos deben introducirse a medida que se soporte el malestar pero evitando que sea demasiado doloroso. Esto se recomienda en la segunda etapa (cicatrización), ya que en la primera es cuando se forma el hematoma y el objetivo principal es reducir la hinchazón. Si se emplearan masajes en esta etapa, podría incrementarse la lesión. Por ello, a partir del tercer o quinto día, puede hacerse uso de la fisioterapia que resulte más conveniente para ti, según sea soportado y no haya dolor.

6. Tomar el sol

Tomar el sol en un periodo de tiempo moderado, de 10 a 15 minutos, es benéfico porque hace que la piel produzca vitamina D, la cual es esencial para absorber calcio y mantener los huesos fuertes. Por otro lado, la luz ultravioleta puede ser un factor que desintegre la bilirrubina, el pigmento que le da el color amarillo al hematoma. Es importante no exponerse al sol cuando la radiación solar es más intensa para evitar quemaduras u otros problemas en la piel. Como modo de prevención, lo más recomendable es que uses bloqueador antes de asolearte.

7. Poner crema de árnica o alguna que contenga vitamina K

Un estudio señala que la aplicación de árnica sobre el moretón puede reducir significativamente su desarrollo e incrementar la velocidad de su curación, mientras alivia y calma el dolor. Esto se debe a que se ha demostrado que tiene la capacidad de controlar los hematomas, reducir la hinchazón y promover la recuperación de la zona afectada. Por otro lado, la investigación también indica que la vitamina K puede resultar útil cuando se trata de hematomas, ya que puede acelerar el proceso de cicatrización, mejorando su apariencia hasta lograr su desaparición.

8. Consumir más vitamina C

La vitamina C estimula la producción del colágeno en la piel y funciona como un protector antioxidante. Se ha demostrado que la ingesta de esta vitamina ayuda considerablemente a la cicatrización de heridas y hace menos visibles las cicatrices elevadas. Con la producción de colágeno alrededor de los vasos sanguíneos, evita la formación de hematomas y hace más rápida su curación en caso de padecerlos.

9. Aplicar aloe vera

Es bien conocido que el aloe vera es una planta con muchos usos medicinales. De acuerdo con una investigación, su aplicación puede ser útil para acelerar la cicatrización de heridas y lesiones, mientras mejora la integridad de la piel. Además, tiene propiedades antinflamatorias, antisépticas y protectoras en la piel. Por ello, es recomendable emplear su extracto como tratamiento principal o complementario para este tipo de lesiones.

10. Usar una compresa con hojas de perejil

El perejil es rico en vitamina A, C y K, por lo que puede mejorar las condiciones de la piel y otros problemas como el acné. Para aplicarlo, pueden colocarse unas hojas de perejil y posteriormente una venda para dejarlo reposar. Con esto, podría reducirse el color oscuro que tiene el moretón y una reducción en la inflamación, debido a sus propiedades antinflamatorias, aclaradoras y regenerativas.

11. Colocar rodajas de papa

Un estudio señala que las papas tienen propiedades antinflamatorias, por lo que pueden ayudar a que el dolor ocasionado por el golpe sea más ligero. Además, este alimento contiene una enzima llamada catalasa, la cual tiene la capacidad de aclarar la piel y promover la oxigenación de las células. Para que el efecto sea significativo, puede partirse la papa en rodajas y frotarlas en la zona en donde está el moretón, para que mejore la circulación y se desinflame poco a poco. Este proceso se puede repetir de 2 a 3 veces en el día.

12. Poner trozos de cebolla

Una investigación señala que la cebolla, especialmente su cáscara, cuenta con propiedades curativas, por lo que tiene la capacidad de aliviar y reducir la inflamación en la piel. Colocar pedazos de este alimento en la zona golpeada, ayuda a que las molestias por el moretón disminuyan, haciendo que se sienta menos dolor de manera rápida. Basta con dejarla actuar durante 10 minutos y enjuagar posteriormente con agua templada.

13. Aplicar paños tibios o calientes

Después de que la hinchazón del golpe disminuya, puedes aplicar compresas tibias o calientes sobre el área afectada. Normalmente, el momento ideal para hacerlo es después de que hayan pasado 24 horas de la lesión. El calor aumentará la circulación de la sangre que se dirige hacia la zona en donde se encuentra el hematoma, despejando cualquier cúmulo que se haya generado y promoviendo una mejor apariencia en la piel. Lo ideal es aplicar calor durante 20 minutos, dos o tres veces al día.

14. Mejorar tu alimentación

Es importante que tu alimentación sea sana para que puedas sanar rápidamente. Debes consumir más proteína, pues esta se usa para construir, mantener y reparar los tejidos corporales. Es indispensable evitar la deficiencia de vitaminas B12, C y K, pues son sumamente importantes para prevenir la aparición de moretones posteriores. Otro factor que debe tomarse en cuenta es la hidratación, ya que esto mejorará la circulación y ayudará a que la piel se recupere más rápido.

15. Frotar con vinagre de manzana

El vinagre de manzana se ha utilizado con fines medicinales para tratar heridas. Una investigación señala que este producto tiene la capacidad de eliminar las bacterias y mejorar la circulación de la sangre que está cerca de la superficie de la piel, haciendo que no se estanque en el área del hematoma. Para aplicarlo, se puede diluir con agua tibia, absorberlo con una gasa o algodón, y frotarse suavemente en el moretón.

Consideraciones importantes

  • Ninguno de estos remedios reemplaza o iguala la atención médica. Aunque en la mayoría de los casos, los hematomas desaparecen por sí solos, debes consultar a un especialista si el moretón persiste después de 2 semanas y hay dolor.
  • Antes de hacer uso de cualquier técnica o consumo de medicamento, asegúrate de leer las indicaciones y nunca rebases las dosis que se recomienda.
  • Identifica de qué tipo es tu hematoma. Los remedios anteriores son considerados para los moretones provocados por lesiones ligeras.

¿Has probado alguno de estos remedios? ¿Conoces alguna otra manera de quitarte los moretones? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.

Ilustradora Leisan Gabidullina para Genial.guru
Compartir este artículo