Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Cosas que todos están acostumbrados a tirar, aunque no deberían

8185
18k

Desde hace varios años, la idea de la limpieza total se ha mantenido popular en el mundo. Blogueros, famosos y psicólogos dicen de todas las formas posibles una sola cosa: desecha todo lo que no hayas usado durante seis meses o un año lo más rápido posible. Pero ¿por qué tirarlo a la basura cuando puedes darle otro uso de una manera fácil y sencilla, sin tener que mirar todos los videos de bricolaje y manualidades de YouTube? Incluso el desperdicio de alimentos, los desechos de la construcción, las puertas de los gabinetes y un globo terráqueo roto pueden ser útiles en el hogar.

Genial.guru no te recomienda guardar y almacenar sin cesar todo lo que ingrese en tu departamento, sino solo sugerirte que pongas esas cosas en uso de inmediato. Así, la cantidad de basura en el mundo puede reducirse, tu vida podría volverse más fácil, y tu casa, más acogedora.

Muebles viejos

“Hice una cama para mi princesa, Leila. Reparé una vieja mesa de café y convertí una manta antigua en una almohada para perros”.

Los muebles viejos son los primeros candidatos para desechar cuando se trata de reparar o actualizar un departamento. Y no es de extrañar, ya que, como regla general, todos esos vestidores y armarios ocupan mucho espacio y no combinan con el interior renovado. Sin embargo, a veces es más razonable y barato darles una segunda oportunidad.

  • Aparadores de la abuela. Desafortunadamente, casi siempre, los muebles modernos parecen estar hechos casi de cartón laminado. Además, les temen a la humedad, al daño mecánico y al tiempo. Pero los aparadores y las cómodas de la vieja escuela están hechos de madera real. Son confiables y cómodos, y a veces es suficiente con volver a pintarlos para que queden bien en el interior de tu departamento.

  • Sillas sin patas y taburetes sin su par. No solo sirven de leña. Los taburetes huérfanos pueden convertirse fácilmente en soportes para macetas; las sillas rotas pueden convertirse en un columpio, en estantes para libros e incluso en ganchos para la ropa, y las mesas rotas pueden volverse mesitas de noche.

  • Macetas (especialmente de arcilla). Si se rompieron, no importa: un poco de tierra, musgo, un par de plantas suculentas, un excelente arreglo floral, ¡y listo! Lo principal: no tienes que pagar de más por un soporte especial.

  • Muebles infantiles que ya cumplieron su función. Los cambiadores pueden ser buenos estantes para electrodomésticos, estantes del baño y de la cocina, y una cuna puede convertirse fácilmente en un pequeño sofá. Además, como regla general, los fabricantes prevén esa posibilidad y hacen agujeros para las fijaciones en los lugares correctos de antemano.

“Usamos esta cuna durante 5 años. Ambos niños durmieron en ella. Descubrimos cómo darle otra oportunidad de quedarse en la casa, en lugar de terminar en la basura”.

  • Lámparas rotas. Si solo están dañadas la pantalla o la barra del soporte de la lámpara, pero el soporte de abajo está en orden, siempre puedes darle al objeto una segunda oportunidad, porque la luz en casa nunca es demasiada. Todo lo que puedas encontrar te ayudará a renovar el artículo: desde una madeja de estambre hasta los viejos juguetes de los niños, que tampoco hay que apresurarse a enviar a un cubo de basura.

Cosas viejas

“Hice una biblioteca con una maleta vieja”.

Debido a la abundancia actual de opciones y de las modas, muchos artículos para el hogar se tiran inmerecidamente pronto. Cepillos de dientes casi nuevos, rastrillos de afeitar, papelería, lámparas de mesa, entre otros. Por suerte, es fácil poner en uso estas cosas y evitar enviarlas a la basura.

  • Productos cosméticos viejos. Los recipientes de las sombras para los ojos y las cremas pueden ser excelentes macetas para suculentas, y las pequeñas paletas pueden convertirse en kits de viaje para todas las ocasiones.

“Convertí mi vieja paleta de sombras en un minikit de cuidados. El imán mantiene todo en su lugar”.

  • Toallas de felpa. La felpa es excelente para pulir cubiertos, así como vidrio y cristalería, por lo que puede usarse como trapos de cocina reutilizables. Y las toallas, que ya no da pena estropear, ayudan perfectamente en la cocina.

“El mejor truco culinario que he conocido. Corta una tira de una toalla vieja, humedécela con agua y envuélvela alrededor del molde que estés usando. Obtendrás pasteles excelentes, horneados de forma pareja y sin elevación en el centro”.

  • Cepillo de dientes. Los dentistas recomiendan reemplazar un cepillo de dientes una vez cada 3 a 4 meses. Durante este período, casi no llegan a deshilacharse, por lo que puedes usarlos para limpiar absolutamente cualquier cosa: juntas de azulejos en el baño y en la cocina, la suela de los zapatos en la que se metieron piedras pequeñas o arena, los teclados y las tuberías con curvas incómodas.

  • Alfombra. Solo mira cuánto valen las alfombras reales hoy en día y quédatela. En la mayoría de los casos, basta con quitarle el polvo y la suciedad para que se vea genial. Y si ya estás completamente cansado de ella, córtala en pedazos y haz almohadillas suaves para las patas de los muebles.

  • Cortina de la ducha. ¿Se soltó o te aburrió? No pasa nada. Lo importante es que su propiedad principal sigue con ella: no deja pasar la humedad. Por lo tanto, puede llevarse de día de campo y ponerse debajo de la manta. Y, si tienes animales, entonces puedes coser una alfombra para ellos con este objeto. Las cortinas convencionales o tul también pueden ser útiles en el hogar.

“Acabo de terminar de coser bolsas para la comida. Ya no me preocuparé por la contaminación”.

  • Cámara de rollo. No es necesario tirarla. Hoy en día, los rollos fotográficos nuevamente están de moda, e incluso los venden y revelan en todas las ciudades importantes, y también en línea. Además, las fotografías hechas con rollos son aún más conmovedoras y cálidas.

  • Sábana. Las sábanas con elástico que ya no son adecuadas para uso doméstico pueden adquirir una nueva función en una huerta. Es cómodo usarlas para tapar las plantas durante las noches de heladas: en lugar de envolver cada brote individualmente, puedes proteger una zona entera con una sábana grande.

“Las canastas están hechas de cortinas y de fundas de edredón; las ballenas están hechas de ropa vieja, y los vestidos fueron hechos por las niñas con sábanas”.

  • Televisor de tubo. Los televisores viejos pueden convertirse fácilmente en acuarios, florarios, etc. Después de todo, ya tienen un vidrio sellado en la pared frontal. Y, si pones el televisor en el piso, tendrás una original mesita de noche.

“Un televisor de la década de 1960. Sacamos el quinetoscopio y ahora guardamos dentro libros, flores y hasta un gato”.

  • Vasos sin su par. La cristalería se rompe a menudo y en todos los hogares. Y la mayoría simplemente tira las copas sin patas o los vasos del set que quedaron solos. Pero pueden usarse como macetas o soportes para cosas pequeñas, que siempre son muchas en una casa.

  • Juguetes para mascotas. Otro tipo de juguetes que se acumula constantemente en la casa. Las mascotas siempre los pierden o los arruinan. Y, por cierto, estos artilugios cuestan bastante caro. Sin embargo, siempre hay una manera de ahorrar dinero y no comprar un juguete nuevo: simplemente puedes hacer otros con varias piezas de los anteriores.

“Mi perro regularmente destruye sus juguetes. Para no tirarlos, cosí varios en un monstruo híbrido. ¡Él está muy contento de tener un juguete nuevo!”.

Desechos alimentarios

Según diversas estimaciones, del 30 al 80 % del contenido de nuestro cubo de basura proviene del desperdicio de alimentos. Y, en países como Estados Unidos y Gran Bretaña, estos desechos constituyen aproximadamente el 19 % de toda la basura que se elimina en los vertederos. Números impresionantes, ¿verdad? Y reducirlos es bastante fácil: solo debes dejar de tirar todo a la basura de inmediato.

  • Cáscaras de papa. En apariencia, no son muy atractivas, pero tienen un rico “mundo interior”. Las cáscaras contienen polisacáridos, vitamina C, riboflavina, tiamina, folatos, magnesio, calcio, cobre, hierro y mucho más. Calman perfectamente la piel en caso de quemaduras, ayudan con la artritis y son adecuadas para fertilizar flores: solo necesitas secarlas en el horno.

“Pelé papas para una sopa y, en lugar de tirar las cáscaras, las horneé con un poco de aceite. ¡Yupi, papitas caseras!”.

  • Restos de café. Ni siquiera necesitas hacer nada extra con ellos: solo bebes café, y eso es todo. Los restos del café molido son un excelente neutralizador de olores y un repelente de plagas e insectos. Es fácil usarlos para hacer un exfoliante o un fertilizante para flores. Y con ellos también puedes pulir un rasguño grueso en un objeto de madera, como se muestra en la foto a continuación.

  • Extremos de fresas y zanahorias. Lo más simple es agregarlos a las hojas de té al preparar una infusión para obtener una excelente bebida antiinflamatoria. También puedes reutilizar las raíces de las hojas verdes que compras en la tienda: ponlas en agua durante unos días y volverás a tener hojas frescas.

“Aprendí esto de mi madre. Cada vez que compres cebollas de verdeo, solo corta la mayor parte y ponla en el refrigerador, y sumerge las raíces en una taza de agua. En un par de días tendrás otra porción de cebollas de verdeo. Y puedes repetirlo 2 o 3 veces”.

  • Cáscaras de cítricos. Solo sécalas. En muchas recetas se usa su ralladura, pero estas cáscaras también pueden agregarse a las hojas de té. O ponlas en el lavavajillas y eliminarán las manchas de jabón de los platos. Además, la cáscara salpicada de sal puede limpiar perfectamente la placa del baño.

“Mamá hace rodajas confitadas con las cáscaras de las naranjas que comemos”.

  • Semillas de bayas. Los huesos de cereza pueden verterse en un calcetín y, cuando haga frío, calentarlos en el microondas y usarlos como almohadilla térmica. Las semillas de manzanas contienen la difícil de encontrar y necesaria para nuestro cuerpo vitamina B17. Simplemente mastícalas y obtendrás una herramienta para reducir la fatiga. También puedes plantar las semillas y cultivar nuevos frutos.

“Mi esposa guardó las semillas de las frutas y las verduras que comimos el mes pasado, y armó un pequeño huerto casero con la ayuda de latas de leche y paquetes de huevos”.

  • Cáscara de banana. Este parece ser un remedio universal para lo que sea en general: elimina las verrugas, suaviza la carne, previene las arrugas y blanquea los dientes. Y, lo más importante, no necesitas hacer nada extra; en todos los casos, simplemente debes aplicarla y esperar el resultado.

“Peperoni de cáscara de banana. Así es como atraigo a los amantes de la carne a mi bando”.

Ropa vieja

“Con una chaqueta, una billetera y telas viejas hice una bolsa que pasa los estándares de equipaje de mano en todas las aerolíneas del mundo”.

Esto es algo que se envía al vertedero regularmente, aunque todavía puede servir de lo más bien. Después de todo, a menudo tenemos que separarnos de objetos prácticamente nuevos debido a alguna mancha indeleble, un pequeño agujero o una nueva tendencia de moda.

  • Camisetas. Casi todo el mundo sabe que con ellas pueden hacerse pequeñas alfombras y fundas de almohadas. Agregaremos que la mayoría de las camisetas está hecha de algodón, y este absorbe bien la humedad. Así que es un trapo perfecto para literalmente cualquier ocasión. Además, es fácil convertir a una prenda de adulto en una de niño, y las camisetas de los chicos son ideales para perros pequeños y gatos. ¡Y son mucho más baratas que la ropa especializada!

“Con mi vieja camisa hice una perfecta prenda nueva para mi bebé”.

  • Calcetines. Cosa universal. Y es como si hubieran sido creados para usarlos para otros fines que no son los de su propósito original, porque se pierden y se rompen constantemente. Pueden ponerse sobre los zapatos para que no se ensucien durante el almacenamiento en el armario o en las patas de las sillas para que no rayen el piso. Úsalos como organizador para artículos pequeños, o pon jabón y cáscara de cítricos dentro de un calcetín para obtener un excelente remedio para las polillas junto con un neutralizador de olores.

  • Jeans. Con los bolsillos puede hacerse un cómodo organizador para almacenar artículos pequeños, que es fácil de colocar en un sillón, una silla, la mesa de la cocina, etc. Y con la pernera del pantalón puede hacerse una elegante mochila o incluso un columpio. Pero aquí tendrás que trabajar un poco con la aguja.

  • Vestidos viejos. Al igual que los jeans, los vestidos son útiles para la fabricación de cosas para el hogar, como trapos, almohadas y fundas. O puedes actualizar un poco el atuendo viejo y continuar usándolo.

“Lo lucí en una boda, y eso que hasta hace poco tenía manchas oxidadas por todas partes. Simplemente las cubrí con aplicaciones y cuentas, y ahora puede volver a usarse”.

Basura de construcción

“Mis padres plantaron un manzano cuando yo nací. Desafortunadamente, el árbol murió hace unas semanas, así que hice una estantería con él”.

Parecería que hasta el propio nombre de esta categoría tiene la palabra “basura”, pero no: algo que queda en la casa después de los trabajos de reparación o construcción no solo sirve para ser eliminado. Hay cosas que pueden ser útiles, y hasta ayudarte a ahorrar dinero.

  • Bolsas. No tires las bolsas vacías de aserrín, grava o carbón, ya que todavía pueden usarse como bolsas de basura, cosa que durante las reparaciones y la construcción siempre se acumula bastante. O puedes hacer algo útil con ellas. En general, no deben ser desperdiciadas, al igual que las bolsas del supermercado, por cierto.

“Para no tirar un montón de plástico, convertí los paquetes de granos de café en una bolsa grande”.

  • Virutas. El relleno natural es casi una tendencia. Es una excelente opción para llenar las cajas de regalo: protege el contenido de sacudidas y golpes menores. Las virutas pueden cubrir el suelo en una maceta para que la humedad se evapore más lentamente, y también ayudar a combatir las manchas de grasa.

  • Cajas. Embalaje de materiales de construcción, paletas, incluso cajas de botellas de vino: todo esto puede encontrar un uso si, por ejemplo, necesitas con urgencia una pequeña estantería o biblioteca.

“Me llevé un montón de cajas de vino vacías de mi tienda gratis. Ahora son una gran estantería”.

¿De qué cosas no puedes separarte tan fácilmente? ¡Comparte tus trucos con nosotros! Hagamos aquí un artículo de sabiduría popular.

Imagen de portada charlenehg / reddit
8185
18k