Genial
Genial

26 Plantas exóticas que puedes cultivar en tu casa y cómo cuidarlas

Tener plantas en casa es beneficioso por muchas razones. Remueven las toxinas del aire, mejoran el paisaje de nuestros hogares, reducen el estrés e incluso hay estudios que afirman que las plantas tienen efectos positivos en la recuperación de la salud. Cultivar puede ser muy entretenido y es una gran forma de decorar tu casa.

En Genial.guru, hicimos una selección de plantas exóticas que llenarán de vida tus espacios y, además, te decimos cómo cuidarlas.

1. Ave del paraíso

Una hermosa planta que da flores coloridas, mejor conocida como ave del paraíso. Esta planta es originaria de Sudáfrica, por lo que necesita temperaturas cálidas y mucha luz, pero también es bastante tolerante a interiores. Resiste bien con poca humedad, si su tierra está húmeda es mejor no regarla. Llega a medir de 1 a 2 m, por lo que necesitarás una buena maceta para sostenerla y dejarla crecer.

2. Cabeza de medusa

Si preguntas por una cabeza de medusa, probablemente te mostrarán una Euphorbia flanaganii o alguna planta de su familia. Estas suculentas crecen como pequeñas serpientes. Parecen desérticas, pero en realidad no resisten bien largos periodos sin agua en épocas de calor, necesitan riego constante y una buena fuente de luz. Crecen rápido y llegan a dar pequeñas flores. Son muy decorativas si las colocas en un sitio con altura para que se pueda apreciar la caída de sus tallos.

3. Planta flamenco

También se conoce como anturios y, aunque hay varios tipos de esta especie, podrás reconocer las plantas flamenco por su intenso color rojo. Estas llamativas flores, originarias de América Central, viven bien en interiores, aunque son un poco sensibles. Necesitan mucha luz pero no sol directo, no les agradan las corrientes de aire ni que las cambies constantemente de sitio. Procura tener su tierra siempre en humedad, requieren riesgo constante.

4. Planta cebra

Proveniente de Brasil, se dan mejor en ambientes húmedos. La planta cebra es bastante conocida y sus cuidados recaen mucho en su riego. Debes tener cuidado de no humedecerla demasiado o las raíces podrían pudrirse. Busca una maceta que drene bien el agua y no dejes que su tierra seque por completo antes de volver a regarla. Sus breves flores crecen en verano y solo las podrás disfrutar por unos días. Aun así, sus hermosas y grandes hojas rayadas lucen bastante durante todo el año.

5. Aloe vera

La sábila o Alore vera es un tipo de suculenta que además de verse bien en tu hogar, tiene múltiples beneficios. Es popular sobre todo por ser excelente para los cuidados de la piel, como quemaduras, o para sanar heridas. También tiene propiedades que ayudan a la circulación y la digestión. Si vas a tenerla en tu hogar, busca una maceta donde sus raíces puedan crecer y mantenla en estado de humedad leve.

6. Flor de loto

Se sabe que sus semillas pueden germinar después de cientos de años. Esta flor, también conocida como rosa del Nilo, es una de las más populares, estéticas y cargada de significado para varias culturas. Aunque lo más común es que se den en estanques, también podemos adaptarla para que viva dentro de nuestra casa. Puedes tenerla en agua o en tierra, solo búscale un sitio donde pueda tener la luz del sol directamente, ya que no soporta bien el frío.

7. Palmeras

Seguramente lo primero que se viene a tu mente cuando piensas en palmeras son en esas plantas gigantescas que vemos en la playa. Pero también existen bastantes especies de palmeras que son mucho más pequeñas y que podemos tener en nuestro hogar. Normalmente, crecen de 2 a 3 m y pueden cultivarse en macetas, por lo que son ideales para interiores y solo necesitan buena iluminación. Si tienes un jardín con espacio, también puedes optar por algunas especies más altas. Aunque suelen ser de crecimiento lento, seguro con el tiempo se harán notar.

8. Plantas carnívoras

Existe una variedad muy grande de plantas carnívoras, pero la más común que podemos encontrar dentro de hogares es la conocida como planta atrapamoscas. Si adquieres una planta carnívora, préstale atención. Estas plantas necesitan una humedad constante pero también muchas horas de luz del sol. En ocasiones, les cuesta adaptarse a interiores, pero con el tiempo se convierten en una planta resistente que además de darle un interesante toque a tu hogar, acabará con todos los insectos a su paso.

9. Bambú de la suerte

Se le conoce como bambú de la suerte porque en algunas culturas es símbolo de fortuna o crecimiento. El bambú es una planta muy decorativa y poco demandante. Se da en tierra, pero también puede vivir en agua si la limpias cada dos semanas. Debes tenerla en un lugar con luz indirecta, mucho sol puede quemar sus hojas. Tampoco resisten a temperaturas muy frías, lo que la hace ideal para tenerla en interiores.

10. Oreja de elefante

La planta Alocasia también es llamada oreja de elefante por la forma y el tamaño de sus hojas. Puedes tenerla fuera o dentro de casa, aunque siempre alejada de zonas de sol o calor directo. Busca darle riego constante, pero cuida no humedecer de más las raíces. También es mejor si la plantas en macetas grandes para que dejes crecer sus raíces y sus hojas que lucirán mejor tu hogar.

11. Orquídeas

Las orquídeas son hermosas y hay una variedad enorme de especies en su familia, así que seguro que encuentras una de tu color preferido. Al principio, requieren de mucho cuidado para poder adaptarse bien a nuevos ambientes. Búscale un lugar luminoso, necesitan mucha luz para florecer. Intenta plantarlas en una maceta de plástico transparente, con sustrato poroso como pedazos de corteza, ya que crecen en árboles y arbustos y una tierra apretada no les sentará bien. Riégalas una vez por semana y asegúrate de que el agua llegue bien hasta las raíces.

12. Jazmín de Arabia

La sampaguita es mejor conocida como jazmín de Arabia y es la flor tradicional de Filipinas. Esta planta da pequeñas flores blancas que desprenden un agradable perfume. Se cultivan principalmente para hacer aceites esenciales y tés, precisamente por su delicioso aroma. Vivirán bien en interiores, pero si quieres que den grandes flores necesitan de una fuente de luz directa, les encanta el calor.

13. Cuerno de alce

Una planta de la familia de los helechos que, al ver su forma, no queda duda del porqué de su nombre común. El cuerno de alce lucirá mucho como una planta colgante. Es de crecimiento lento, pero puedes ayudarla si le da sol indirecto. En cuanto al riego, lo mejor es sumergir la maceta unos 15 minutos en agua y después dejar escurrir. Dependiendo de la cantidad de calor que obtenga en el sitio donde la coloques, lo recomendado es regarla de esta forma una vez a la semana para no dejar que se seque.

14. Ficus ruby

Originaria de Asia, esta planta se distingue por los tonos rosados de sus hojas. Es adaptable, colorida y no necesita demasiado para sobrevivir. Le encanta la humedad, por lo que un error común que hace que el ficus ruby muera pronto es regarlo demasiado. Cuida no encharcar la tierra y cámbiasela por lo menos una vez al año para asegurarte de que siga siendo un ambiente agradable para tu planta. También dale ratos de luz indirecta para fortalecer sus hojas y que sus colores sean más notorios.

15. Lengua de suegra

La lengua de suegra o planta serpiente es una de las plantas más resistentes y fáciles de cuidar que puedes encontrarte. Es decisión tuya si prefieres tenerla dentro, fuera, en una maceta grande o pequeña. Sobreviven casi bajo cualquier condición; sea cual sea el lugar que les escojas dentro de tu hogar, seguro les sienta bien. Riégalas solo cuando su tierra esté completamente seca. Además, ayuda más que otras plantas a purificar el aire de tu hogar y es perfecta para reducir alergias y contaminantes del ambiente.

16. Escudo persa

No solo las flores pueden darle color a tu hogar. El escudo persa es una linda opción para resaltar entre el verde del resto de tus plantas. Lo llaman así por la forma de sus hojas, que con sus colores, entre púrpura y plateado, parecen dar un efecto metálico, como los escudos antiguos. Con mucha humedad y algo de sombra, estará sana. Si le das espacio, puede llegar a crecer hasta 1,3 m, pero funciona bien como planta de interior incluso si quieres dejarla en una maceta pequeña.

17. Haworthia сooperi

Si buscas una planta que de verdad se vea diferente, esta es una suculenta con un aspecto único. Las hojas de Haworthia cooperi son anchas, cortas y parecieran ser traslúcidas. En un ambiente agradable, se reproduce rápido y la verás llena de retoños. Mantenerla es sencillo, lo único que tienes que cuidar es no darle demasiado riego y no exponerla a temperaturas bajas.

18. Medinilla magnífica

La medinilla magnífica es una especie de arbusto tropical que tiene grandes hojas verdes que contrastan con el brillante rosa de los tallos y las flores que caen desde su centro. Es una planta un poco más delicada de cuidados. Pueden llegar a alcanzar más de 1 m de altura si su maceta es espaciosa. Necesita mucha luz, pero en otoño e invierno podría entrar en periodo de reposo, así que es mejor moverla a un sitio con más sombra.

19. Cola de borrego

Es conocida como cola de burro o cola de borrego. Una suculenta del sur de México que luce mejor en una maceta colgante o de pared por la manera en que crece. A veces puede llegar a dar pequeñas flores al borde de los tallos. Sus hojas son un tanto delicadas, pero no te preocupes mucho si se caen, volverán a crecer pronto. También están diseñadas para almacenar agua durante las lluvias, por eso son muy duraderas aunque tengan poco riego.

20. Dracaena marginata

Es una planta de la familia de los arbustos. Pequeña, decorativa, llamativa y de pocos cuidados. Es perfecta para interiores porque no le gustan nada el frío ni el sol directo. Necesita poca agua, pero mucha humedad y es mejor si la mantienes en tierra apretada y una maceta pequeña. Además, esta dracaena es conocida por ser de las plantas del hogar que más ayuda a purificar el aire.

21. Caladio rosa

El caladio rosa es una variante de la oreja de elefante. Suelen ser altas y sus hojas rosas tienen forma de grandes corazones que iluminarán tu casa. Buscarán buena cantidad de agua y espacio para crecer. Es mejor tenerla dentro, pues es muy sensible al frío. Si tienes mascotas, es importante que la planta no esté a su alcance, podría ser dañina si se ingiere.

22. Costilla de Adán

Recientemente, se ha popularizado la Monstera deliciosa, que también es comúnmente llamada costilla de Adán por las formas que hacen los huecos de sus hojas. Una de las más conocidas, pero también más solicitadas plantas de interiores, por la cualidad que poseen de ser estéticas y enaltecer cualquier espacio que ocupen. Para asegurar que crezca sana, riégala moderadamente y bríndale un poco más de agua cuando veas que le están brotando hojas nuevas.

23. Planta payasito

Sus hojas son distintivas por tener colores que parecen manchas de pintura. También se le dice hoja de sangre, pues casi siempre nos encontramos con esta planta en tonos rojizos, pero también es común verla en matices rosas. Es muy decorativa. Procura que esté cerca de la ventana, sus colores lo necesitan. Le gustan los ambientes húmedos, pero necesita poca agua. Aunque, en épocas de mucho calor, es recomendado regarla 3 veces a la semana.

24. Planta china del dinero

A la planta china del dinero podrás ubicarla por la forma redonda de sus hojas que tienen un centro amarillo, donde conectan con el tallo. Aunque sí proviene de China, también se le conoce como planta del misionero, gracias a quien la redescubrió y la introdujo a Europa. Donde la coloques, tu planta buscará la luz, se recomienda girarla cada ciertos meses para procurarle un crecimiento parejo. Considera que originalmente se da en espacios de sombra, mucha luz directa podría ser perjudicial para ella.

25. Lirio tigre

Los lirios tigre son unas hermosas flores provenientes de Asia que llaman la atención por su intenso color naranja con pequeñas manchas. Estos lirios se logran adaptar bien a diversos ambientes. Necesitan una fuente de luz para dar flores y, cuando lo hacen, suelen salir varios brotes al mismo tiempo. Las plantas jóvenes necesitan riego seguido y tierra con buen drenaje. Cuando crecen, se fortalecen y puedes disminuir la cantidad de agua.

26. Tradescantia

También conocida como amor de hombre o zebrina, es una planta fuerte y adaptable. Se caracteriza por los tonos púrpuras de sus hojas que crecen y se multiplican rápidamente. Casi no necesita cuidados, aun si olvidas regarla a veces o se te pasa el agua que le des, igual resistirá. Recuerda situarla cerca de la luz para que mantenga sus colores vivos.

¿Tienes ya alguna planta de la lista? ¿Cuál te gustaría tener?

Genial/Consejos/26 Plantas exóticas que puedes cultivar en tu casa y cómo cuidarlas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos