Genial
Genial

Aspectos que deberías tener en cuenta si tu hijo adolescente quiere un piercing o tatuaje

Los tatuajes y perforaciones corporales (piercing) se han convertido en una forma de expresar identidad y pertenencia a grupos, principalmente entre adolescentes y adultos jóvenes, para quienes estas prácticas son cada vez más populares. Estudios han demostrado que aproximadamente el 23 % de los adolescentes tienen tatuajes, mientras que el 42 % se ha hecho alguna perforación corporal. Adicionalmente, más del 50 % de colegiales sin tatuajes han mencionado que estarían interesados en hacerse uno eventualmente. Este ya no es un fenómeno de pocos círculos, sino un elemento cada vez más normalizado.

Sabemos el importante rol que los padres juegan dentro de la toma de decisiones y lo vital que es para los jóvenes construir su identidad. Por eso, nosotros en Genial.guru te traemos elementos que deberías tomar en cuenta si tu hijo quiere colocarse un piercing o hacerse un tatuaje.

Investigar y dialogar son elementos esenciales previo a realizarse un tatuaje o piercing

Los psicólogos recomiendan que sea una decisión compartida entre padres e hijos. Esto ya que los jóvenes pueden correr riesgos si van a lugares donde no se cumplen las normas higiénicas. Es bueno medir los beneficios y riesgos que pueden surgir y llegar a compromisos. Además, de ser posible, se aconseja conversar sobre consideraciones que pueden generarse con los tatuajes y piercings. Entre las principales se encuentran:

  • los cuidados requeridos mientras sanan;
  • el costo, dolor y dificultad del procedimiento que conlleva realizarse un tatuaje y/o piercing;
  • el dolor y valor que representa removerse un tatuaje en el futuro (ligado a la posibilidad de arrepentirse de la decisión);
  • los efectos que pueden generar a futuro en la imagen externa proyectada.

Consideraciones generales de los piercings

Las perforaciones pueden realizarse en varias partes del cuerpo. Se trata de atravesar la piel para colocar una pieza de joyería. Los lugares más comunes para perforaciones son las orejas, las fosas nasales y el ombligo, además de los piercings orales, como los de los labios, mejillas y lengua.

Hay varios elementos que se deben tomar en consideración previo a hacerse un piercing. Por ejemplo, la edad. En muchos países existen restricciones de edad para el ingreso de menores de edad a establecimientos donde se realizan piercings. En algunos países, los chicos necesitan una hoja de consentimiento de sus padres, mientras que en otros deben estar acompañados por un adulto.

Es esencial tener las vacunas al día, en especial la de hepatitis B y tétano. Además, es bueno consultar con el doctor previo al procedimiento, sobre todo si la persona que quiere hacerse el piercing tiene antecedentes médicos, como alergias, diabetes, problemas hemorrágicos, queloides, etc.

Dónde hacerse un piercing es un asunto serio

Tanto la ubicación del piercing como el establecimiento donde se piensa hacerlo son de suma importancia. La mayoría de los locales en centros comerciales utilizan pistolas de plástico para perforar, por lo que no pueden ser esterilizadas al mismo nivel que otras herramientas que son empleadas en estudios profesionales. Un usuario de Reddit comentó, incluso, que las condiciones sanitarias que manejan ciertos locales donde usan pistolas de plástico son altamente cuestionables.

La ubicación del cuerpo donde se piensa hacer el piercing también es importante. Las perforaciones pueden hacerse en varias partes del cuerpo. Sin embargo, la boca representa un lugar de cuidado, ya que el 72 % de las personas que tienen aretes en la boca han tenido complicaciones bucodentales después de su colocación.

Durante el proceso, la higiene es crucial

Al momento de hacerse un piercing se debe considerar que la higiene es lo más importante. Recuerda que el desarrollo de la perforación y cuidado de la misma puede evitar contraer infecciones. Te presentamos un listado de elementos a considerar:

  • El piercing debe hacerse en un centro confiable y registrado.
  • El perforador debe lavarse y desinfectarse las manos previo al procedimiento. Además, debes asegurarte de que los guantes que se ponga sean nuevos y desechables.
  • Para los piercings, es recomendable buscar un perforador que utilice una aguja nueva, esterilizada y desechable. La misma debe ser desechada en un recipiente separado.
  • En caso de que no todo su material sea desechable, hay que confirmar que el perforador utilice una máquina de esterilización por calor.
  • Las joyas empleadas deben ser hipoalergénicas. Es decir, de acero quirúrgico inoxidable, titanio, niobio u oro de 14 o 18 quilates.
  • Al finalizar el procedimiento, se debe limpiar con una gasa que tenga solución fisiológica estéril, después se secará la zona perforada.

Tener un cuidado diligente después de la perforación

Se estima que 1 de cada 3 personas que se hacen piercings en otras partes del cuerpo que no sean el lóbulo de la oreja sufren complicaciones. Por eso es primordial seguir todos los cuidados necesarios establecidos por los especialistas, considerando los riesgos para la salud al no cumplir correctamente con las indicaciones después de hacerse un piercing. Algunos de los cuidados principales son los siguientes:

  • Se debe emplear solución salina estéril como cuidado después de perforarse. No es recomendable usar una solución propia ni usar la solución de lentes de contactos o gotas de ojos. Recuerda que el líquido empleado debe tener 0,09 % de cloruro de sodio como único ingrediente. También se debe evitar limpiar de más o tener fricción con ropa en el área del piercing.
  • Lavarse las manos antes de limpiar el piercing es una obligación. Para esto se debe evitar usar alcohol o jabones fuertes, con fragancias o coloración. Una vez limpiado, se enjuaga y seca completamente para evitar que se generen espacios donde crezcan bacterias.
  • Mantener la joyería en su lugar durante el período que tome en curarse. Si se necesita quitarla (para un procedimiento médico) contacta a la persona que realizó el piercing para que provea una alternativa no metálica.
  • Evitar emplear productos cosméticos alrededor del área perforada, sumergirse en lagos, piscinas, etc.
  • En el caso de las perforaciones en la boca, se deberá usar enjuague bucal antibacteriano después de ingerir alimentos.
  • Si se decide ya no tener el piercing, se debe sacar la joyería y continuar con el proceso de limpieza hasta que el orificio se cure completamente, considerando que en la mayoría de los casos quedará una pequeña marca.

Es normal que la piel parezca inflamada después de una perforación

Inicialmente, la piel parecerá un poco quemada o inflamada, ya que los piercings requieren que la piel se cure. En el caso de las perforaciones, se demoran aproximadamente de seis semanas a un año en cicatrizar, dependiendo del área del cuerpo.

Este procedimiento tiene un nivel de dolor, pero se recomienda evitar usar pastillas como aspirinas o ibuprofeno, ya que pueden generar mayor sangrado. Entre las condiciones a monitorear [VP3] están las siguientes. Si se presentan, lo mejor es acudir al doctor:

  • Dolor excesivo y alergias
  • Si bien es común que la piel se inflame por el proceso, se debe tener cuidado con la inflamación excesiva.
  • Normalmente, el sangrado en perforaciones es mínimo. Sin embargo, un mal procedimiento puede generar un desgarro que resulte en hemorragias.
  • Entre el 10 y 20 % de las perforaciones tienden a infectarse a causa de una higiene deficiente, manipulación de la joya o el empleo de instrumentos contaminados. Se debe acudir a un médico en caso de fiebre, temblores o enrojecimiento anormal.
  • Los piercings en la boca pueden generar complicaciones, como inflamación excesiva de la lengua, sialorrea (que es la producción excesiva de saliva), rotura del esmalte dental, malposiciones dentarias y recesión de las encías.

Sobre tatuajes, consideraciones básicas

De acuerdo con una encuesta, aproximadamente 3 de cada 10 personas tiene al menos un tatuaje. Esto es más prevalente entre jóvenes adultos, donde el 47 % de mileniales y el 36 % de la generación X dicen tener por lo menos un tatuaje.

Con la creciente popularidad de este tipo de body art, se debe conocer que hay partes del cuerpo donde el dolor es más intenso (aquellas cercanas al hueso) y otras donde no es tan fuerte. Además, es importante determinar si la persona desea poder esconder el tatuaje bajo la ropa y el efecto que pueden tener los cambios de peso en la gráfica. Todo esto, considerando que los tatuajes son, en su mayoría, permanentes.

A esto se debe tener claro que eliminar un tatuaje es un proceso difícil, largo, caro y doloroso. Además, hay casos en los que los tatuajes no pueden ser eliminados por completo. Otros temas por considerar son:

  • significado y estilo del tatuaje;
  • el precio y el tiempo que tomará;
  • el tamaño del tatuaje, que a su vez afectará elementos como precio y tiempo de ejecución;
  • ubicación del tatuaje.

El equipo siempre debe estar impecable

Un tema esencial es el equipo. Asegúrate de que las agujas sean desechadas en recipientes especiales y que las máquinas sean extraídas de recipientes estériles. Recuerda siempre asistir a un estudio que tenga los permisos correspondientes.

Si tienes preguntas, no dudes en hacerlas. Un tatuaje es permanente, así que si tú o tu hijo tienen cualquier inquietud, es mejor despejarla previo al proceso. Hay ciertos elementos que se deben tomar a consideración al momento de elegir y/o asistir al estudio de tatuaje:

  • Asegúrate de que tanto el artista como el local tengan los permisos adecuados. Esto, tomando en consideración que cada país y ciudad tiene reglas diferentes.
  • Fíjate que el local sea desinfectado y que se encuentre limpio. La higiene es primordial para evitar infecciones o posibles enfermedades. Además, es bueno conversar con el artista sobre el proceso en sí. Recuerda que los tatuadores deben usar agujas, bandas, guantes, rasuradoras y algodones desechables para evitar la contaminación de cualquier tipo. Ante esto, debes tomar en cuenta que las infecciones graves pueden contraerse no solamente por el equipo sin esterilizar, sino, además, por tinta contaminada o el uso de agua sin esterilizar.
  • El diseño final del tatuaje debe ser acordado con el artista. Recuerda que se trata de un arte permanente, por lo que las decisiones deben ser consensuadas y pensadas.
  • Es recomendable no tomar aspirinas o pastillas para el dolor previo a una sesión de tatuaje, ya que puede ocasionar un mayor sangrado.

Qué hacer después de tatuarse

Los primeros días del tatuaje, la piel estará enrojecida. Esto puede ser intimidante, pero es completamente normal, los tatuajes normalmente sanan en unas cuantas semanas, pero se debe esperar meses hasta que estén completamente sellados.

Entre las recomendaciones posprocedimiento se encuentran:

  • Asegúrate de que el artista cubra el tatuaje con vaselina y con un vendado para evitar infecciones provocadas por bacterias o polvo. Esto debe retirarse después de las 24 horas, tras lo cual se debe lavar el tatuaje gentilmente con jabón antibacteriano y agua, tomando especial detalle a secar delicadamente la superficie.
  • Durante un mes (tiempo en el que se realiza la cicatrización), evita entrar a las piscinas y al mar. Usa al menos dos veces al día vaselina y/o loción antibacteriana.
  • Se debe limpiar, desinfectar y secar la piel, manteniendo una apropiada higiene. La zona del tatuaje no debe estar húmeda.
  • Se debe esperar el tiempo adecuado para que se curen correctamente las heridas. Quitarse las costras antes de tiempo puede causar infecciones.
  • Es recomendado usar crema humectante suave varias veces al día, evitar el contacto directo con el sol y usar ropa que pueda pegarse a la tinta. Además, de ser posible, es mejor tomar baños con agua tibia o fría, ya que el agua caliente ocasionará más dolor y hará que la tinta no se cure bien.

El que los adolescentes quieran tener piercings o tatuajes puede ser intimidante para los padres, pero con un diálogo horizontal, además de los cuidados y consideraciones adecuadas, la experiencia puede ser manejable. ¿Qué harías si tus hijos quisieran tener tatuajes o piercings? ¿Qué opinas de esta tendencia cada vez más normalizada por los jóvenes?

Genial/Consejos/Aspectos que deberías tener en cuenta si tu hijo adolescente quiere un piercing o tatuaje
Compartir este artículo