9 Trucos para salir en las fotos igual de genial como los famosos

Consejos
hace 4 años

En la vida moderna, las redes sociales juegan un papel muy importante, y cada vez más personas se obsesionan por el fenómeno de la selfie. En un estudio incluso se descubrió que, con una expectativa de vida, en promedio, de 27 000 días, la mayoría de las personas se hacen alrededor de 25 000 autofotografías. Y, por supuesto, todos nos esforzamos por aparecer en estas imágenes de la mejor manera posible. Las famosas han sido particularmente exitosas en este nuevo arte, e incluso cuentan con un repertorio completo de trucos que les ayudan a verse siempre impecables. La buena noticia es que estos consejos son extremadamente fáciles de aprender y cualquiera puede dominarlos, siendo especialmente importante ahora que se acercan las vacaciones.

En Genial.guru suponemos que deseas regresar de ese viaje, no solo con la experiencia adquirida, sino también con un recopilatorio de imágenes ideales para mostrar sin miedo a tus amigos y familiares. Si es así, entonces este artículo está dedicado especialmente para ti, aprovéchalo.

1. Iluminación correcta

No se trata solo de contar con equipos costosos (aunque si los tienes, sería un pecado no recurrir a ellos). En realidad, para alisar el tono de la piel, ocultar pequeñas imperfecciones y simplemente lograr un bonito efecto de brillo, basta con el sol brillando fuera de la ventana. Parece que la modelo Gigi Hadid ha dominado a la perfección este truco: en su perfil, casi todos las selfies están realizadas con la iluminación correcta y propia de un estudio, o bien al sol. Podemos coincidir en que, gracias a esto, sus imágenes se ven muy atractivas.

2. Fondo simple

Esta es una regla bastante obvia, pero a menudo se descuida. La cuestión radica en que esta es la manera más sencilla de enfocar la atención, precisamente, en tu apariencia, en vez del fondo detrás de ti; peor aún, que se vea el desorden en casa. Así que todo depende de tu imaginación y tus preferencias: al aplicar la máscara sobre las pestañas atraes la atención hacia tus ojos, al trabajar con tu cabello, a tu peinado, cuidando con detalle las vestimentas, imperceptiblemente, haces que se aprecie tu estilo, y así sucesivamente.

3. El teléfono al nivel de los ojos o un poco más alto

El error más común es tomar la imagen desde un ángulo demasiado "bajo", lo cual provoca un deterioro de la autoestima en los desventurados amantes de las selfies. Al poner tu teléfono demasiado bajo, se deforma la imagen, normalmente, no para mejor: la barbilla parece demasiado ancha, la cabeza se ve pequeña, al igual que los ojos. Si subes el teléfono demasiado alto, obtendrás el efecto de un extraterrestre. Por lo tanto, la opción más óptima es mantener el teléfono a la altura de los ojos o un poco más alto. En el primer caso, el rostro conservará sus proporciones más cercanas a la realidad. Mientras que, en el segundo, parecerá incluso un poco más delgado y los ojos, más grandes y expresivos.

4. Al estar sentados y de pie, es mejor girarse un poco

Sentados o de pie, tomando la foto de frente, no enfatizamos en absoluto la figura y, en general, se aparece de manera poco natural, como si nos hubiésemos fotografiado para el pasaporte u otro documento. Al fin y al cabo, en realidad, siempre estamos en movimiento y no nos congelamos en poses artificialmente limitadas. A partir de esto, vale la pena recordar un sencillo truco: es mejor intentar siempre lograr una pose libre y relajada, girando un poco hacia la cámara para enfatizar las líneas suaves de la figura.

5. La pose de la "alfombra roja"

Esto es una continuación del párrafo anterior. Para las fotos de cuerpo entero, vale la pena recordar la pose claramente ajustada que las famosas adoptan constantemente al posar para la prensa. La barbilla ligeramente levantada, las caderas laterales ligeramente inclinadas a un lado, una mano en la cintura para enfatizar la figura y, por supuesto, una postura erguida como una reina: estos son los ingredientes simples que dan como resultado una toma ideal.

6. Es importante encontrar un lugar para las manos

Las manos hacia las piernas, entrelazadas detrás de la espalda o torpemente apoyadas en las caderas (cuando hablamos de poses sentadas), no añaden gracia alguna. Incluso los codos levantados, como en la imagen de arriba, se ven mucho mejor que una modelo en postura firme como si fuera un soldado. Mejor aún resulta sujetar con las manos algún objeto adecuado: ya sea una copa si estás en un restaurante, o un cruasán en una cafetería; también puedes abrazar a tu amiga o a tu pareja si están juntos en un club, un parque o cualquier otro lugar. La naturalidad es lo que hace que una foto sea viva y genere emociones positivas.

7. El truco de la mano relajada

También existe otro truco común entre las estrellas que es digno de un párrafo especial en este artículo. En las revistas, es probable que hayas visto alguna foto donde un brazo ciñe el cuerpo sobre el abdomen, tocando con la mano el codo del otro brazo, que se levanta perpendicularmente con la mano relajada. Este es un ejemplo más adecuado para las sesiones de estudio, pero que en la vida normal también funciona. En realidad, puedes realizarlo aún más exitosamente: simplemente, tocando tu cabello, hombro o clavícula, o bien enrollando un mechón de cabello en tu dedo.

8. El truco de pegar la lengua al cielo de la boca

En una selfie, siempre tratamos de parecer más delgadas y prestamos especial atención a los pómulos y la línea de la mandíbula. A consecuencia de esto, inventamos muchas maneras de lograr el efecto deseado: desde el contouring complejo hasta el Photoshop banal. Sin embargo, si no posees ninguna de estas artes, existe una manera mucho más sencilla. Basta con pegar la lengua contra el cielo de la boca, y el "segundo mentón", así como el cuello, inmediatamente se tonificarán, haciendo las líneas del rostro más definidas. En serio, simplemente ponte de lado frente al espejo y pruébalo tú misma.

9. Sonríe con los ojos

La modelo estadounidense Tyra Banks se ve especialmente encantadora, pero otras estrellas tampoco se quedan atrás y no se olvidan de recurrir a este truco, tanto durante las sesiones caseras como las que se realizan en el estudio. Gracias a esta técnica, incluso la foto más inexpresiva o estricta comienza a aportar nuevos matices, y la expresión facial cambia, adquiriendo un toque misterioso. Especialmente resulta adecuado para aquellas personas a las que no les gusta mostrar sus dientes o creen que su sonrisa distorsiona sus rasgos faciales debido a las arrugas. Lo principal, básicamente, es no exagerar creando esa sensación de "ojos estrechos", tan solo será suficiente con un leve toque.

Comentarios

Lecturas relacionadas