Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Viajé por medio mundo y me di cuenta de las 15 cosas que realmente ahorran dinero y energía en un viaje

¡Hola a todos! Mi nombre es Pável y me gusta viajar mucho e intentar llevar conmigo en cada viaje solo aquellas cosas que definitivamente me resultarán útiles, me ayudarán a ahorrar dinero y harán la vida en un país extranjero un poco más segura. Ya conté sobre las cosas más importantes para un turista experimentado y hoy me decidí a complementar esta lista con nimiedades útiles que me ayudaron a ver ya la mitad del mundo.

Ahora revelaré a los lectores de Genial.guru otras maneras de utilizar las cosas habituales y económicas en cualquier viaje para resolver los problemas más típicos de un turista.

1. Un segundo pasaporte

Llevo mucho tiempo viajando con dos pasaportes. Este truco me lo contó un viajero ucraniano que conocí en Ushuaia. Él tenía incluso tres pasaportes válidos.

En Rusia, por ejemplo, puedes tener dos documentos de identidad al mismo tiempo: uno por 5 años y el otro por 10. Esto resulta cómodo si estás viajando a un país en el que tienes que entregar tu pasaporte para solicitar una visa para otro país (por ejemplo, en Perú solicité una visa a Bolivia). Mientras que el segundo pasaporte lo utilicé para registrarme en un hotel, alquilar un auto o comprar un boleto de tren o autobús.

Un pasaporte adicional te será útil si lo utilizas como garantía, por ejemplo, alquilando un vehículo en Asia, donde a veces te quieren cobrar una multa adicional por algún tipo de rasguño, chantajeando con que tu documento no te será devuelto si no pagas. En este tipo de casos, no resultará tan doloroso decir adiós a un segundo pasaporte si te parece que te están extorsionando.

Tener un segundo documento de identidad también es muy conveniente por cuestiones de seguridad, ya que si se pierde uno, puedes regresar a casa con el segundo sin ningún problema.

2. Un cinturón como billetera

Después de que me robaran, primero en México, y después, además, en Chile, comencé a esconder el dinero en un elástico. Lo llevo debajo del cinturón y, si necesito efectivo, simplemente me quito el cinturón y saco el billete. Es muy fácil de confeccionar: compras una cinta elástica ancha, la doblas por la mitad y la coses de tal manera que obtienes mini bolsillos donde cabe un billete doblado. Y por la noche, con este cinturón puedes dormir tranquilo y bastante cómodo, sin temor a que te roben.

3. Bloqueo para puerta

Si viajas a un país que no sea el más pacífico del mundo y quieres protegerte, un dispositivo tan simple como este puede resultarte útil. Te permite bloquear fácilmente cualquier puerta para que nadie pueda molestarte mientras descansas en tu habitación de hotel o en un departamento alquilado.

4. Cinta adhesiva

Parece que con cinta adhesiva es posible arreglar absolutamente todo. Puede ser útil en un viaje, tanto para simplemente limpiar la ropa, pegar un billete roto y quitar fácilmente la pegatina con el precio de un regalo. También puedes utilizarlo para crear un lugar secreto para guardar cosas que te importan en tu habitación; por ejemplo, puedes pegar una bolsa de cosas de valor por debajo de la cama. Para que la cinta no ocupe espacio en tu maleta, simplemente, envuélvela en un bolígrafo.

5. Bolsa impermeable

¿Sueñas con tomar imágenes debajo del agua o haces fotos en medio de una cascada, pero no tienes una cámara costosa resistente al agua? Simplemente, compra una bolsa especial transparente para guardar documentos que tenga un velcro (no cuesta más de 2 euros). En primer lugar, podrás guardar ahí tus documentos de un modo más seguro.

En segunda instancia, allí cabrá perfectamente un teléfono inteligente, en el caso de que necesites protegerlo del agua. Si tu pantalla no es lo suficientemente sensible y es difícil presionar el botón de inicio de grabación de la cámara a través de la bolsa, puedes comenzar a grabar el video de inmediato y luego colocar tu dispositivo dentro y así empezar después a bucear.

6. Gomas elásticas para el pelo

Las gomas elásticas para el cabello son también una herramienta muy útil en viajes, así como la cinta adhesiva. Puedes atar con ellas la ropa para que ocupe menos espacio en la maleta y también utilizarlas para arreglar casi cualquier cosa. Por ejemplo, sujetar tu teléfono inteligente a un palo de selfie si se te rompe donde se apoya. Lleva tus gomas elásticas a la playa o de picnic porque te ayudarán a sujetar, literalmente, cualquier cosa.

7. Hilos, agujas, un alfiler y un anillo

Lleva contigo varias agujas, fíjalas en un pequeño trozo de cartón y envuélvelo con hilos (opta por el color de los hilos dependiendo del color de la ropa que te llevas de viaje). En primer lugar, este mini-kit te ayudará a coser tu prenda favorita. Además, la aguja te será útil para sacar una astilla (antes de empezar, desinfecta la punta con alcohol o con la llama de un encendedor).

Además, con la ayuda de una aguja, puedes desenredar una cadena, limpiar tus dispositivos o joyas de la arena o pequeñas impurezas. Con un alfiler puedes reparar rápidamente una bolsa rota o una cremallera. Y con la ayuda del anillo de un llavero, cerrar la maleta o mochila para que a los ladrones les sea más difícil sacar algo de ella. Por ejemplo, junta dos tiradores de la cremallera para que no se separen.

8. Jabón, champú seco y espuma para los dientes

En lugar de frascos con champú y gel, es mejor llevar contigo una pastilla pequeña de jabón: hay variedades especiales con las que puedes lavarte, tanto la cabeza como el cuerpo, y no son inferiores en calidad a los productos líquidos. En primer lugar, se puede transportar en equipaje de mano sin restricciones de peso y volumen.

Además, nunca se derramará dentro de tu bolso o la maleta. Y después de utilizarlo, puedes secarlo con una toalla o servilleta. Aparte, es más cómodo y fácil utilizarlo para lavar y quitar las manchas de la ropa que empleando productos líquidos. Y, por último, es mucho más ecológico que los recipientes de plástico que deben desecharse después de su uso.

Si vas a un lugar donde durante varios días no tendrás posibilidad de bañarte o tomar una ducha, un champú seco y espuma dental se convertirán en tus mejores compañeros de viaje. Con ellos, no necesitarás buscar agua para lavarte el cabello o cepillarte los dientes.

9. Gancho en forma de S

Hazte con este gancho en cualquier ferretería o tienda especial. Con él, puedes, por ejemplo, colgar tu mochila en el pasamanos del transporte público durante viajes largos, para no sostener una carga pesada con tus manos.

10. Linterna ultravioleta

Hoy en día, casi todos los teléfonos inteligentes cuentan con una linterna común y corriente, pero ¿para qué te puede servir una linterna que emite rayos ultravioleta? Con esta, puedes comprobar el dinero para que no te den billetes falsos mientras lo cambias o recibes el cambio. También te ayudará a verificar la limpieza de tu habitación de hotel. Por ejemplo, te mostrará manchas sucias invisibles a la luz normal en tu ropa de cama y en el cuarto de baño.

Además, siempre llévalo contigo para un paseo nocturno por la playa, para no pisar accidentalmente un escorpión, que puede fusionarse con una superficie arenosa en la oscuridad. Bajo la luz ultravioleta, los escorpiones comienzan a brillar y se pueden ver incluso debajo de la arena.

11. Pinzas para sacar garrapatas

Es una cosa muy sencilla y útil que ocupa poco espacio, pero puede ser importante en cualquier viaje donde vayas a pasar mucho tiempo en contacto con la naturaleza. En una ciudad y un país extranjeros, no siempre sabes dónde buscar ayuda médica de inmediato y, cuando te pica una garrapata, debes eliminarla lo antes posible con la ayuda de unas pinzas especiales.

12. Sal

La sal en una caja de fósforos puede ser útil, no solo para condimentar alimentos si te parecen poco salados. También te ayudará a eliminar una mancha en una prenda y evitar que sufras de una deshidratación. Con el calor, sudamos mucho, y para mantener el equilibrio de agua y sal en el cuerpo, debes beber, o bien bebidas deportivas especiales con electrolitos, por lo general, caras, o simplemente agregar un poco de sal a una botella de agua común y corriente.

13. Adaptador de enchufe

Sucede que a veces necesitas cargar tu dispositivo favorito en la habitación del hotel y, por alguna razón, no hay enchufes o no funcionan. Pero siempre tienen una bombilla. Por ejemplo, los turistas en Nepal, a menudo se encuentran con este tipo de situaciones. Para estos casos, existe un adaptador compacto especial (que se vende en cualquier ferretería o tienda de bricolaje), se enrosca en el casquillo de la lámpara. Con él tendrás luz y hasta dos tomas adicionales.

14. Bálsamo labial en vez de crema

Si te gusta viajar con pocas cosas o simplemente te llevas un bolso pequeño para pasear por la ciudad y en este no cabe un tubo de crema, no olvides llevar contigo un simple bálsamo para labios. Puedes utilizarlo, no solo cuando tus labios están agrietados, sino también en vez de una crema hidratante, por ejemplo, para evitar la aparición de callos.

15. Repetidor de la señal de Wi-Fi

A menudo, sucede que en los hoteles la señal de Wi-Fi llega débilmente a la habitación y tienes que bajar cada vez a la sala principal para revisar las redes sociales y tu correo electrónico. Un repetidor compacto que se conecta a la toma de corriente de tu habitación puede ayudarte a aumentar tu señal de Wi-Fi.

Si tuvieras que elegir un solo artículo útil para tu viaje, ¿cuál sería? Tanto el teléfono inteligente, como la billetera con efectivo y las tarjetas de crédito no cuentan.

Compartir este artículo