Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Autora de Genial compartió 32 actividades que hizo con su hijo para evitar que se aburriera dentro de casa

La capacidad de un niño para mantenerse entretenido con una sola actividad oscila entre los 8 y los 20 minutos, según su edad. Y, si a eso le sumamos que es necesario que se mantengan en casa por salud y bienestar, la situación puede complicarse un poquito más.

Mi nombre es Karina, y, como muchos, también tengo un pequeño en casa, así que mantenerlo entretenido y sin aburrirse es una tarea complicada, sobre todo porque tengo que seguir con mi trabajo remoto mientras sus clases en la escuela permanecen suspendidas. Anteriormente escribí más de 100 ideas para hacer con los pequeños en casa, pero siempre es bueno tener algunas más.

Tal vez estés tratando de sobrellevar el mismo conflicto que yo, y es por eso que quiero compartir con todos los lectores de Genial.guru 32 actividades e ideas que llevé a cabo con mi hijo y mi sobrina en casa, y que resultaron ser muy efectivas a la hora de entretenerlos.

Advertencia: algunas de las actividades pueden implicar un absoluto desorden y caos en tu casa que garantizarán minutos sanos de diversión para tus pequeños. Puedes adaptar la dificultad de estas ideas a la edad de tus hijos sin ningún problema.

  • Líneas y alineados: haz distintas líneas en el suelo con cinta adhesiva y pídeles a tus hijos que las sigan con sus juguetes. Nosotros lo hicimos con carritos.
  • Olimpiadas de limpieza: organiza unas olimpiadas con las actividades de limpieza de la casa como categorías. Así, por ejemplo, puede estar la categoría de limpieza de vidrios, y quien termine más rápido va ganando medallas o premios. La idea es involucrarlos en la limpieza de una manera un poco menos tediosa de lo habitual.
  • El juego del oso: si alguna vez jugaste timbiriche, se trata de un juego muy parecido en el que tienes que formar la palabra “oso” dentro de cuadros. Solo necesitas una hoja cuadriculada y bolígrafo o lápices.
  • Sacar toda la ropa que no usamos: la limpieza de armarios suele ser postergada por falta de tiempo, pero si los niños están en casa, puede ser un buen momento para hacerla. Incluso puedes donar las prendas que ya no utilizan a personas sin hogar o que la necesiten. Esta es una buena forma de empezar a enseñarles a los niños a realizar actos de bondad y humanidad.
  • Stop motion con plastilina: se trata de una técnica de animación en la que se toma una foto por movimiento, y en la que 30 imágenes hacen un segundo de video. Nosotros hicimos nuestras propias figuras con plastilina y, si había que mover un brazo, había que hacerlo lentamente; es decir, movimiento + foto + movimiento + foto. Nuestra historia fue acerca de un árbol que perdió a sus amigos árboles, pero una niña decidió quedarse con él para ser su amiga y cuidarlo.

  • Escribir un cuento o historia en grupo: hay que inventar un cuento o una historia en la que, entre todos, creen al personaje principal; luego, uno escribe la primera frase, le sigue otro participante con otra frase y así sucesivamente hasta llegar al final del relato. El resultado puede ser muy divertido.

  • Búsqueda del tesoro: esconde un premio en algún lugar de la casa y escribe en papeles distintas pistas y notas que también tienes que ocultar. Una nota debe llevarte a otra y esa a otra, y así sucesivamente hasta que los niños encuentren el premio.
  • Torneo de juegos de mesa: sobre todo con juegos que requieren menos jugadores que los miembros de la familia. Al hacer torneos, todos podrán jugar. Personaliza las reglas como mejor se acomoden a la situación.
  • Carrera de gusanos: crea gusanos de papel que se arrastren con tan solo soplarlos con un popote y juega carreras con ellos. El que sople más y llegue a la meta primero ganará.
  • Contar historias o anécdotas familiares: puede parecer increíble, pero a muchos niños les encanta escuchar historias reales sobre sus abuelos, sus padres y principalmente sobre ellos mismos cuando eran bebés. Siempre habrá un relato que les llame la atención. Puedes contarles uno por día y según el interés que tengan para evitar que pierdan atención en la actividad.
  • Hora de peinados locos: hazle un peinado gracioso o muy loco a tu pequeño y deja que él te haga uno a ti. Será más divertido si más miembros de la casa quieren participar.
  • El suelo es lava: probablemente es un juego que todos conocen, pero si no, se trata de evitar caer al suelo o pisarlo pasando de sillas a sillones y mesas. Ustedes pueden poner las reglas que quieran.
  • Abecedario de ejercicio: hicimos un abecedario en el que cada letra contenía un ejercicio distinto. Un día puedes pedirles a tus pequeños que hagan la rutina con su nombre, otro con el nombre de su mascota, otro día con el nombre de su mejor amigo, y así sucesivamente. La idea es que todos los días activen su cuerpo de una manera diferente y más divertida.
  • Planeta inventado: puede ser inventar un planeta, una ciudad, e incluso un zoológico. La intención es inventarlo todo: si es un planeta, habrá que pensar qué tan grande es, las condiciones de la atmósfera, si hay vida en él y qué tipo de vida, cómo vive esta, cuánto dura un día y un año, si existe el día y la noche, etc.
  • Contenedor de arroz: puede ser de cualquier otra cosa, pero a los niños les gusta meter las manos en materiales y sentir su textura. Mi pequeño, por ejemplo, se entretuvo jugando con una pala, un poco de arroz y una excavadora de juguete. Puedes usar cualquier material que tengas en casa, pero este debe resultarles atractivo al tacto.
  • Estación creativa: con materiales que generalmente tiramos a la basura y otros artículos de papelería que tengas en casa puedes crear un espacio donde los niños puedan hacer uso de esas cosas y crear algo con su imaginación, pegando, uniendo, rompiendo y usando todo como ellos gusten.
  • Escriban y hagan notas de ánimo, aliento y agradecimiento: a veces no nos damos cuenta de que, en situaciones complicadas, lo único que nos hace falta son palabras de amor, de agradecimiento y de aliento. Escribe con tus pequeños notitas y envíenselas a quienes crean que necesitan leerlas, o incluso puedes publicarlas en tus cuentas de redes sociales. Quizá alguien las vea y le alegren su día.
  • Comederos y bebederos para perritos de la calle: son tiempos de crisis que también afectan a los animales de la calle, así que, si tienes la posibilidad, dales a tus pequeños la responsabilidad de llenar todos los días un platito con croquetas y otro con agua, y ponerlo frente a tu casa. Así, los animales de la calle tendrán alimento. Esta es una idea que puedes mantener para siempre y que les enseñará a los niños a ser amigables con las mascotas.
  • Arma tu propio campo de minigolf o cricket: utiliza tu imaginación y creatividad para armar distintos campos de juego con cartón, madera o utensilios que tengas a la mano. Pídeles a los niños que te ayuden a hacerlos para mantenerlos entretenidos por más tiempo.
  • Recipientes, embudos y agua: mi hijo también se entretuvo pasando agua por embudos en distintos recipientes. Sí, hubo mucho desastre, pero se mantuvo entretenido por un buen rato.
  • Obleeck: se trata de otro juego de texturas, ya que esta es una sustancia que se encuentra en un estado que parece líquido y sólido al mismo tiempo. A los niños les encanta y es muy fácil de hacer, solo necesitas mezclar una taza de harina de fécula de maíz (la que se usa para hacer atole y postres), 1/2 taza de agua y, si es posible, colorantes. Mientras más colores tenga, mucho mejor.
  • El árbol genealógico: investigar y ramificar a tu familia puede ser una actividad interesante hasta para ti. Intenta llegar a lo más recóndito de tu pasado; podrías descubrir que entre tus parientes se encuentra un afamado escritor o viajero de otro país.
  • Bodypaint: dibuja las siluetas de los niños en un papel grande y deja que las pinten con los colores que mejor les parezcan y el diseño que ellos inventen. También puedes dibujar cualquier cosa que a ellos les guste y dejar que la pinten.
  • Hacer cosas con la mano no dominante: cepillen sus dientes con la mano que casi no usan, tiendan la cama, escriban y dibujen. Hagan concursos y que gane el que lo haga mejor.
  • Juego de palabras: en un papel grande escribe nombres y apodos de las personas con las que tus pequeños estén más familiarizados. Luego escribe esas mismas palabras en notas adhesivas y pídeles que las peguen donde corresponde.
  • Palabras encadenadas: es un juego simple en el que alguien dice una palabra y otro debe empezar la suya con la sílaba que terminó la anterior. Por ejemplo: Juego — goma — malo — lote, y así sucesivamente.
  • Estación de lavado de juguetes: haz una estación de lavado de juguetes en recipientes, uno con espuma (jabón y agua), otro con agua limpia y un espacio de secado. Los niños se entretendrán y, al mismo tiempo, mantendrán limpios los juguetes con los que suelen jugar.
  • Arma un espectáculo o festival familiar: cada integrante de la familia tiene que crear un número para un festival, ya sea un monólogo, una obra de teatro, un baile o cualquier otra gracia o talento que se les ocurra. Prepárenlo y preséntenlo por y para ustedes.
  • Tira y colorea: es un juego simple en el que cada número de un dado representa una figura. En una hoja cuadriculada, el jugador coloreará la figura que cayó en el dado. Cada participante tendrá su propia cuadrícula y ganará el que coloreé más cuadros. Puedes inventar las figuras que quieras por cada número del dado y usar los colores que más les gusten a tus pequeños.

  • Pasteles sin un ingrediente: pueden ser pasteles o cualquier otro postre, el punto es hacer un platillo varias veces, pero en cada oportunidad, quitándole un ingrediente a la receta. Por ejemplo, un pastel sin echarle huevos, otro pastel sin leche, uno más sin azúcar y así sucesivamente. Al final, la idea es comerlos todos para identificar cuál es la función del ingrediente faltante en cuanto a textura o sabor. Por ello, te recomendamos hacer pasteles o postres en cantidades y porciones pequeñas.

  • Juego de figuras: dibuja con cinta adhesiva en el suelo o con papel figuras geométricas de acuerdo con la edad de tu pequeño. Luego pídele que busque cosas en la casa con las mismas formas y las coloque donde corresponde. Si tienes más de un niño, puedes hacer concursos, y quien obtenga más objetos en cierto tiempo establecido ganará. Así, los triángulos valen 10 puntos, los círculos 5 puntos, etc.
  • Croquis e indicaciones: dibuja el croquis de algún lugar conocido y luego dales indicaciones a tus pequeños para llegar a ese sitio. Quien llegue más rápido y siga las indicaciones correctamente ganará un punto.

Comparte con nosotros y nuestros lectores qué y cómo has hecho para mantener entretenidos a los niños dentro de casa. Las mamás y los papás del mundo te lo agradeceremos infinitamente.