Genial
Genial

10 Libros y películas que nacieron gracias a un sueño (o pesadilla) de su autor

Los sueños son como filmes que se proyectan dentro de nuestra mente mientras dormimos. La mayoría de las veces, al despertar, no recordamos nada de lo que soñamos. Otras veces, las imágenes quedan tan grabadas en la memoria que hasta parecen reales. Tan reales que pueden ser el disparador de grandes creaciones. En el siguiente artículo, vamos a hablar sobre 10 personas cuyos sueños (o pesadillas) inspiraron obras literarias y películas increíbles.

Genial.guru quiso saber cómo hicieron algunos autores para crear sus fantásticas obras. Cuando se enteró de que fue gracias a sus sueños, no pudo dejar de compartir la información contigo.

1. Frankenstein

Mary Shelley pasaba el verano en una finca suiza en compañía de unos amigos. Para entretenerse, uno de los anfitriones desafió a sus huéspedes a escribir el mejor relato de horror. Esa noche de tormenta, Mary tuvo una pesadilla. Soñó que un científico jugando a ser Dios hizo vivir a un ser monstruoso. Así nació Frankenstein. Cuando Mary volvió a Gran Bretaña, le dio forma a la novela con la que ganó reputación como escritora.

2. Obras de Edgar Allan Poe

Casi toda las obras de Allan Poe están basadas en sueños y pesadillas del autor. En especial, dos poemas: “País de los sueños” y “Un sueño dentro de un sueño”. La pérdida de sus seres queridos sumió a Edgar en el alcohol y el consumo de opio. A raíz de eso, lo que soñaba era realmente terrorífico. En su ensayo “Una opinión sobre los sueños”, él dice que estos son el producto de un estado de conciencia sobrenaturalmente influenciado. Al menos en su caso, parece que fue así, pues sus relatos hacen poner la piel de gallina.

3. Despertando a la vida

El director Richard Linklater atribuye gran parte de sus películas a sus sueños. A lo largo de su vida, Richard tuvo varios sueños lúcidos que lo ayudaron a inspirarse para escribir este film surrealista, mezcla de realidad y animación. Esta técnica cinematográfica introduce al televidente en una extraña sensación, como adentrarse en los sueños de otra persona.

4. El origen

Toda la película gira en torno a los sueños, por lo que no sorprende saber que la musa para crearla fueran las experiencias con sueños lúcidos que Christopher Nolan tuvo durante su vida. El origen es fruto de la frustración de Nolan, al no poder manipular sus sueños. Entonces, imaginó cómo sería si una persona tuviera el poder para introducirse en los sueños de otros y manipularlos a su antojo. Así escribió el filme ganador de varios premios.

5. Misery

La base para crear el libro, que luego se llevó al cine, fue un sueño que Stephen King tuvo durante un vuelo. También lo inspiró la reacción que sus fans tuvieron con la obra Los ojos del dragón. Cuando bajo del avión, se apresuró a describir los personajes y la trama de una de sus más memorables novelas de terror psicológico.

6. Crepúsculo

Stephanie Meyer, una noche, soñó con una muchacha en medio del bosque que conversaba con un chico de extraordinaria belleza. Él trataba de convencerla de que la amaba profundamente pero, al mismo tiempo, deseaba su sangre porque, en realidad, era un vampiro. Este sueño le cambió la vida, pues la impulsó a escribir la saga Crepúsculo, éxito en las librerías y luego en la taquilla. En el capítulo 13 del primer libro se puede leer esa extraña conversación entre los protagonistas que surgió mientras la autora dormía.

7. El Exterminador

James Cameron se encontraba en un hotel de Roma para promocionar una de sus películas. Tuvo que hacer reposo a causa de una gripe. La fiebre le produjo una horrible pesadilla. Soñó con un cuerpo cromado que surgía de una explosión, arrastrándose hacia él con cuchillos en las manos. Al despertar, dibujó lo que hoy conocemos como el cyberasesino con apariencia humana que dejó al público desbaratado de miedo en la butaca.

8. Vuelven

Jason Mott es el autor de Vuelven, novela que narra la historia de una pareja de ancianos que recibe la visita de un agente del gobierno que trae de vuelta a su hijo ahogado cincuenta años atrás. La idea para al libro se le ocurrió después de soñar que mantenía una conversación sobre la muerte con su madre fallecida, sentados a la mesa de la cocina. La novela fue adaptada para televisión en el año 2014.

9. El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Antes de escribir la novela, los pensamientos de Robert Louis Stevenson giraban en torno a la dualidad de personalidades, lo que en psiquiatría se llama trastorno de personalidad doble. Pero no sabía cómo transmitir sus ideas al papel. Hasta que, una noche, tuvo una escalofriante pesadilla que lo hizo gritar dormido. Su esposa, asustada, lo despertó. Él, enfadado, le dijo: “¿Por qué me despertaste? Estaba soñando con una dulce historia de terror”. En tres días, Stevenson tenía escrito el primer borrador de una de las historias más tenebrosas de la literatura.

10. Stuart Little

Stuart Little llegó a la mente de E. B. White en un sueño. De camino a Nueva York en tren, el autor soñó con un niño que se comportaba como un ratón. Plasmó la historia en varios episodios que compartió con sus sobrinos y luego guardo. Años después, esos escritos se transformarían en un libro infantil fantástico que tendría versión cinematográfica en 1999.

Cuéntanos, ¿tienes sueños tan nítidos que parecen reales? ¿Te animarías a escribirlos como hicieron varios de los autores mencionados en el artículo? Si quieres, ¡puedes darnos la primicia! Hazlo en la sección de comentarios.

Compartir este artículo