La historia de la mujer que fue el amor de la vida de Freddie Mercury

Todo el mundo conoce a Freddie Mercury como un artista genial. Pero solo una mujer estaba a su lado cuando Mercury todavía era un total desconocido. Ella no lo abandonó cuando el músico estuvo incapacitado por la enfermedad. Mary Austin es el gran amor de Freddie Mercury y su única amiga.

Genial.guru adora a Queen y a Freddie Mercury. Además, nos encantan las historias románticas. Por lo tanto, nuestra historia de hoy está dedicada al amor y la amistad de una chica sencilla y un músico de fama mundial.

Inicio

Mary Austin y Freddie Mercury se conocieron gracias al amor por la ropa hermosa. Mary trabajaba en una tienda de ropa londinense llamada Biba, y Freddie se ganaba la vida vendiendo ropa vintage con su amigo Roger Taylor (baterista de Queen) en el mercado de Kensington. La gente todavía desconocía el nombre de Freddie Mercury: faltaba todo un año antes de la aparición del grupo Queen.

Mary Austin nació en una familia de sordomudos y se comunicaba con sus padres utilizando el lenguaje de señas. Pero por lo demás, esta familia no era diferente de muchas otras: su padre trabajaba como yesero y su madre era una criada. La chica bajita y frágil atrajo de inmediato la atención del futuro ídolo del rock. Es cierto que Mary estaba un poco sorprendida: Freddie siempre vestía de forma llamativa. Ante ella apareció un rebelde de pelo largo de 24 años vestido con un traje extravagante, lo que, por supuesto, desconcentró mucho a la chica normal y corriente.

Mary recuerda que en aquel entonces eran más pobres que un ratón de iglesia, y su romance era similar a la relación de miles de parejas. Los jóvenes escuchaban música, paseaban, pero no podían permitirse ningún capricho extra. La vida de los músicos novatos en Londres no fue nada fácil en la década de los setenta ya que había miles de ellos.

Camino a la gloria

Queen, año 1974.

En un par de meses de noviazgo, los jóvenes comenzaron a vivir juntos en un departamento pequeño. Pronto aparecerá el legendario cuarteto Queen que conquistará el mundo entero. Pero hasta ahora nadie lo sabe, y la pareja vive muy modestamente: Freddie compone canciones, y Mary, siendo una verdadera amiga de combate, lo apoya.

En 1973, Queen lanzó su primer álbum. La vida iba mejorando poco a poco, y la pareja pudo alquilar un departamento en una zona prestigiosa de Londres. Freddie Mercury compuso la balada “Love of my Life” y se la dedicó a Mary. También le propuso matrimonio. Es cierto que la propuesta de matrimonio se hizo con el sentido del humor inherente de Mercury:

“Luego, cuando tenía 23 años, me regaló una caja grande para Navidad. Dentro había otra caja, luego otra, y así sucesivamente. Era una de sus bromas. Al final, encontré un hermoso anillo de jade en la última caja pequeña. Lo miré y me quedé sin aliento. Recuerdo haber pensado: ‘No entiendo lo que está pasando’. No fue en absoluto lo que esperaba. Así que le pregunté: ‘¿En qué mano debería ponérmelo?’ Y él dijo: ‘En el dedo anular de tu mano izquierda’. Y luego añadió: ‘¿Te casarás conmigo?’. Me quedé sorprendida y solo susurré: ‘Sí, me casaré contigo’”.

Freddie le presentó a su novia a su mamá. Jer Bulsara se quedó encantada con la elegida de su hijo y soñaba con que los chicos se casarían y tendrían hijos. Pero la boda nunca se celebró. El compromiso duró tres años y terminó con la separación.

Tras el primer álbum, la banda lanzó dos más con un año de diferencia. Queen estaba ganando popularidad, Freddie tenía muchos admiradores. Mary se sintió como una extraña en el nuevo mundo de Freddie Mercury.

“Algún tiempo después, vi un maravilloso vestido de novia vintage en un boutique. Y como Freddie no dijo nada más sobre el matrimonio, pregunté: ‘¿Es hora de comprar un vestido?’. Pero su respuesta fue ‘No’. Rechazó la idea del matrimonio, como si no hubiera pasado nada. Me quedé decepcionada. Todo se estaba volviendo muy complicado, y nuestra relación sufrió muchos cambios”.

La separación

Freddie llegaba a casa cada vez más tarde, y la relación se deterioró. Después de un tiempo, le contó a Mary sobre su homosexualidad. Ella recordó que siempre intentaron ser honestos entre sí y evitar los escándalos. Su romance había terminado, pero la amistad y el amor platónico entre el gran cantante de rock y la chica sencilla duraron hasta el final.

Después de separarse, Mercury convenció a Mary de que no lo dejara, y la chica se instaló en el vecindario de la casa del cantante y siempre estuvo a su lado: acompañó a Freddie en conciertos y giras, trabajó como su asistente.

“Conocí a Mary en 1970, y desde entonces tenemos una gran relación. Me apegué a ella como a nadie más. Vivimos juntos durante siete años, y todavía la amo. El amor es lo más difícil de lograr, y puede decepcionar cruelmente como nada más. Con Mary he estado vinculado por fuertes lazos a lo largo de los años. Ella pasó por casi todo y siempre estuvo conmigo”.

Por supuesto, Mary Austin también tuvo su vida personal, igual que Freddie Mercury. Tuvo dos hijos, pero nunca se casó con su padre. Freddie Mercury incluso se convirtió en el padrino del hijo mayor de Mary. En aquel momento, Freddie buscó dolorosamente el amor, fue asediado por los admiradores, pero para recibir el calor y el apoyo se dirigía a Mary.

“Todos mis amantes me preguntaron por qué no podían reemplazar a Mary, pero esto es simplemente imposible. La única amiga que tengo es Mary. Y no necesito a nadie más. Para mí, ella era mi pareja de hecho. Para mí, fue un matrimonio... creemos el uno en el otro. Para mí, esto es suficiente. No podía amar a un hombre como amaba a Mary”.

La enfermedad y el final de la historia

El hecho de que Freddie Mercury tenía VIH al principio fue conocido solo por dos personas: Mary Austin y Jim Hutton. Cuando la enfermedad incapacitó al cantante, estos dos no abandonaron a Freddie ni un solo momento. Mary, porque era una amiga leal de toda la vida y Jim era el último amante de la estrella de rock.

El mismo Hutton ha vivido con VIH durante casi 20 años y murió en 2010 de cáncer de pulmón.

En 1991, Mercury perdió la vista y casi no se levantaba de la cama. Dejó de tomar pastillas y se negó a luchar por su vida. Mary y Jim estaban allí: recordaban los viejos tiempos, veían las grabaciones de los conciertos de Queen, se reían y lloraban juntos.

“Nuestra relación es pura amistad, pero amistad del más alto nivel. Es algo instintivo. Todavía la amo. Tal vez envejezcamos juntos”

Testamento y funeral

Freddie Mercury murió el 24 de noviembre de 1991. Antes de su muerte, hizo un testamento según el cual la mayor parte de sus ingresos (presentes y futuros) y la enorme mansión Garden Lodge en Londres pasaron a ser propiedad de Mary Austin.

“Podrías haber sido mi esposa. Y todo esto [la propiedad] te habría pertenecido de todos modos”.

Mary Austin asegura que los amigos y colegas de Mercury se apartaron de ella tan pronto como se enteraron de que Freddie le había dejado la mayor parte de su fortuna. Después de la muerte de su amigo, se quedó sola y luchó durante mucho tiempo con las autoridades fiscales, quienes amenazaron con quitarle la mansión de Mercury.

Otro punto importante de la última voluntad de Mercury es el funeral. El cantante quería que Mary Austin esparciera sus cenizas, solo que el lugar debería permanecer en secreto. Mercury tenía miedo de que gente extraña se amontonara en su tumba. No quería que nadie profanara el lugar de su último refugio.

Mary guardó la urna con las cenizas de Mercury durante dos años, y luego la esparció. Cumplió la petición de Freddie: ningún hombre en el mundo sabe dónde están las cenizas del gran Freddie Mercury.

“Jamás en mi vida traicioné a Freddie. Y no lo traicionaré ahora”.

Los fans de Queen tienen algunas teorías sobre esto. Primera: Mary llevó las cenizas del cantante a su tierra natal, en Zanzíbar. Segunda: Freddie encontró su último refugio en el jardín favorito de su mansión “Garden Lodge”. Tercera: recientemente, en uno de los cementerios de Londres, los admiradores del cantante descubrieron una placa conmemorativa con el nombre Farrukh Bulsara (nombre real de Mercury). Solo que Mary Austin no confirma ninguna de estas conjeturas.

La actualidad

En 2018, Mary Austin cumplió 67 años. Vive en la mansión de Mercury detrás de muros inexpugnables y no se comunica con los periodistas. Mary se negó a participar en la película biográfica Bohemian Rhapsody, pero leyó el guión de la película y lo aprobó.

A los fans de Queen no les gusta mucho Mary Austin. Los admiradores de Freddie Mercury de todo el mundo van a Londres a la mansión Garden Lodge para dejar allí sus flores, dibujos y poemas en memoria del gran músico. Pero Mary Austin ordenó eliminar todas las inscripciones memorativas de la cerca y la puerta de la mansión. Las paredes están cubiertas de plexiglás, lo que hace imposible dejar los recuerdos.

Pero la madre y la hermana de Freddie Mercury, Kashmir, expresan su gran reconocimiento a Mary y aseguran que forma parte de la familia Bulsara.

¿Ya tuviste la oportunidad de ver la película Bohemian Rhapsody? Ahora sabes mucho más sobre la historia de amor de Freddie y Mary.

Compartir este artículo