Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Razones para tener cuidado con el síndrome de ovario poliquístico

Si no sufres del síndrome de ovario poliquístico (SOP), muy probablemente alguna amiga o tu hermana sí tengan este problema. En Brasil, por ejemplo, se registran casi 2.5 millones de nuevos casos al año. Y también existen, como es de esperar, un montón de mitos alrededor de ello.

Por esta razón, Genial.guru quiso investigar y reunir en este artículo las informaciones principales para disipar todas las dudas que tengas al respecto.

1. ¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno hormonal de las mujeres en edad reproductiva, cuya característica es el aumento de la producción de hormonas masculinas.

2. ¿Cómo se diagnostica?

Para realizar un diagnóstico preciso, es necesario descartar cualquier otra patología y que la paciente presente dos o tres síntomas a la vez:

  • Aumento del volumen ovárico (o microquistes);
  • Ausencia o irregularidad menstrual;
  • Ausencia de ovulación;
  • Exceso de peso;
  • Acné;
  • Exceso de vello en el rostro, barriga y senos;
  • Caída de cabello;
  • Resistencia a la insulina;
  • Problemas de fertilidad.

3. 2,5 millones de nuevos casos por año

El 18 % de mujeres en edad fértil sufren de esta enfermedad. En Brasil, por ejemplo, se han registrado cerca de 2.5 millones de nuevos casos por año.

4. Puede convertirse en cáncer

El SOP causa una gran irregularidad menstrual en el 85 % de mujeres jóvenes, pero este trastorno puede manifestarse de muchas otras formas. Además, está asociado con un mayor riesgo de contraer otras enfermedades como cáncer de endometrio (tumor localizado en las paredes internas del útero), infarto y diabetes.

5. Es esencial cambiar tu estilo de vida

El método principal y, por ende, más efectivo para tratar el SOP es un cambio de estilo de vida. Debes alimentarte bien y realizar actividades físicas: esto puede revertir muchos de los síntomas, entre otras cosas porque el aumento de peso puede empeorar este trastorno.

En vez de remedios, los ginecólogos “prescriben” hacer ejercicio. En efecto, el deporte es el tratamiento de primera línea en la mayoría de los casos. No es necesario realizar horas de entrenamiento para alcanzar los beneficios del ejercicio físico, basta con dejar el sedentarismo y realizar algún tipo de actividad al menos tres veces por semana.

6. ¿Los anticonceptivos son el único tratamiento para el SOP?

Los anticonceptivos orales constituyen el tratamiento más utilizado para tratar el síndrome de ovario poliquístico, y generalmente son seguros y eficaces siempre y cuando la paciente no tenga mayores comorbilidades metabólicas, es decir, dos o más enfermedades al mismo tiempo.

Sin embargo, aunque se recomienda el anticonceptivo para regular la menstruación y las hormonas, algunas mujeres no desean usar la píldora debido a sus efectos secundarios. La buena noticia es que se puede optar por otros tratamientos, y es el médico quien podrá definir la mejor manera de controlar esta enfermedad.

7. Factores de riesgo cardiovasculares

Este trastorno hace que la grasa, la adiposidad central (abdomen), la testosterona, la glucosa postprandial, los triglicéridos, el colesterol total y el LDL aumenten. Así pues, las mujeres que sufren este síndrome y tienen sobrepeso son más propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares que aquellas que presentan un IMC normal.

8. Riesgo de diabetes

El SOP provoca resistencia a la insulina e hiperandrogenismo. Estos dos factores están asociados al aumento del riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Este mismo cuadro hiperinflamatorio del organismo puede afectar igualmente las funciones autoinmunes y favorecer la aparición de enfermedades a nivel de la tiroides, respiratorias, litiasis biliar y cáncer.

9. ¿Cómo ayuda la pérdida de peso?

Los cambios de hábitos de vida, es decir una dieta equilibrada y el ejercicio físico son el mejor tratamiento para tratar este trastorno. La pérdida de peso favorecerá:

  • La disminución de andrógenos circulantes (hormonas masculinas);
  • Mejora del perfil lipídico. Se deben realizar estudios que consisten en una serie de exámenes de laboratorio para diagnosticar irregularidades en lípidos tales como el colesterol y los triglicéridos.
  • Disminuye la resistencia periférica a la insulina.
  • De esta forma ayudarás a disminuir el riesgo de aterosclerosis, una enfermedad vascular crónica, y de diabetes; además tu ciclo ovulatorio se regularizará.

10. El SOP no significa infertilidad

Un total de 50 % a 80 % de las pacientes comienzan a ovular cuando se trata el síndrome, y al menos la mitad de ellas queda embarazada.

Desafortunadamente, esta es una enfermedad que afecta a muchas mujeres. ¡No esperes a que los síntomas empeoren, consulta al médico lo antes posible!

¿Cuántas veces al año vas al médico? ¿Conoces a alguien que haya sufrido de este síndrome? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y no dejes de estar atenta a tu cuerpo! Como dice el refrán, “es mejor prevenir que lamentar” 😉

Compartir este artículo