Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Trucos que ayudan a sobrellevar el miedo al parto

La preocupación más común entre las mujeres embarazadas es la llegada del parto. Factores como la desesperación ante el dolor y la inquietud acerca del bienestar del bebé al nacer pueden aumentar el miedo, siendo más fuerte en las madres primerizas. Desconocer la experiencia, haber tenido un historial de partos mal atendidos o alterarse ante los comentarios de otros, suele perturbar la tranquilidad de las futuras mamás. Por suerte, cambiando algunas cosas y realizando otras, este miedo puede disiparse.

Genial.guru reunió 10 consejos para ayudarte a pasar por un parto lleno de plenitud.

1. Relajarse desde el inicio para ayudar en el final

Vivir sin estrés es ideal para cualquier persona en cualquier etapa de su vida. Un estudio de la Universidade do Algarve en conjunto con la Universidad Complutense de Madrid señala que practicar ejercicios de relajación durante el embarazo disminuye la ansiedad, el estrés y la posibilidad de padecer depresión. Además, asegura un buen estado emocional y psicológico en la madre para brindar un mejor ambiente al recibir al recién nacido.

2. Informarse ante cualquier duda, por pequeña que sea

Conocer todos los aspectos posibles acerca del parto, los tipos de partos que existen, sobre cómo distinguir las contracciones reales de las falsas alarmas, aprender respecto a los cambios que atraviesa el cuerpo durante la gestación y saber cuáles derechos tienen la madre y el bebé, facilita el proceso de dar a luz. Por otra parte, mientras menos desinformación presenten las madres, menos probabilidades de permitir casos de violencia durante el parto habrá.

3. Confiar en el apoyo de los médicos y familiares

Atribuirse muchas responsabilidades aumenta los niveles de estrés en las personas. Cuando esto ocurre en el embarazo puede afectar el desarrollo del bebé o adelantar el momento del parto; por ello es ideal buscar y aceptar el apoyo de familiares, amigos y del equipo médico que lleve el control del embarazo. También pueden ser muy beneficiosos gestos tan pequeños como recibir masajes que alivien los dolores de la gestación.

4. Comunicarse completamente con el obstetra

Usualmente, algunas mujeres embarazadas asisten a sus consultas mensuales y se limitan a escuchar, cuando lo correcto sería preguntar acerca de cualquier duda que se tenga. Comentar los miedos que se atraviesan, expresar las ideas que se tienen sobre el parto e incluso, decirle al obstetra qué cosas desearían tener en el momento de dar a luz, favorecen una buena relación médico-paciente; y no solo brinda tranquilidad a la gestante, sino que además aporta suficiente información al obstetra.

5. Prepararse ante la posibilidad de un parto prematuro

Se le considera pretérmino o prematuro a todo parto que se dé antes de las 37 semanas de gestación. Ante el hecho de atravesar una situación así, lo mejor que puede hacer la madre es estar tranquila y confiar en el personal médico; según las semanas de embarazo que se tengan serán las acciones o medicamentos que utilizarán los doctores. Muchos bebés prematuros solo necesitan estar un tiempo en incubadora para completar el proceso de maduración de algunos órganos; fuera de eso, no suelen presentar mayor complicación a futuro.

6. Evitar ser pesimista con el proceso

Los cambios hormonales que presenta el cuerpo durante la gestación suelen alterar las emociones; así, las embarazadas pueden estar más susceptibles a una variedad alterada de sentimientos como la ira, la tristeza e incluso la alegría desenfrenada. Según la American Pregnancy Association, realizar algunos cambios en la rutina diaria puede ayudar a sobrellevar las emociones en el embarazo, como compartir con allegados y sentir su apoyo, tener tiempo para el cuidado personal, descansar lo suficiente y comer alimentos sanos.

7. Saber actuar ante la adversidad

Las posibilidades de tener complicaciones en el parto, por pocas que sean, siempre están presentes; ante ello, la futura madre debe tener tranquilidad y autocontrol para asumir dichos retos. Si además del problema que pueda existir en el parto, existen alteraciones emocionales por parte de la paciente, la labor de los médicos será más complicada, pudiendo agravarse la situación.

8. Mantenerse en la mejor condición física posible

Siempre y cuando no sea un embarazo de alto riesgo, el ejercicio presenta muchos beneficios para la futura mamá. Además de ayudar a controlar el peso y la presión sanguínea, facilita la recuperación física postparto, mejora el ánimo y ayuda a fortalecer el cuerpo, contribuyendo a su preparación para la hora del parto. Ante cualquier duda, siempre es aconsejable consultar con su médico.

9. Aumentar el optimismo en todo el embarazo

La oxitocina es una hormona que se segrega durante diversos momentos positivos de nuestra vida, se le conoce como “la hormona del amor” ya que se ve vinculada a diferentes situaciones agradables de las relaciones sociales. Durante el parto es liberada en grandes cantidades, lo que favorece la conexión madre-hijo y alivia en gran medida el dolor. Llevar además un embarazo tranquilo y feliz favorece que esta hormona esté presente en diversas etapas de la gestación, lo cual es muy bueno tanto para la futura madre como para el bebé.

10. Aclarar todas las dudas acerca de la anestesia durante el parto

Si bien algunas mujeres prefieren dar a luz en casa, de la manera más natural posible, a otras les preocupa el dolor físico que conlleva el parto. Si el mayor miedo que se tiene durante el embarazo es el dolor del alumbramiento, lo mejor que puede hacerse es informarse acerca de todo lo relacionado con la anestesia epidural; preguntar al doctor si puede ser contraproducente para la madre o el bebé, según sea el caso médico, y asegurarse de hasta qué punto del desarrollo del parto puede ser aplicada.

¿Qué otras maneras de perder el miedo al parto conoces? Déjanos tu respuesta en la sección de comentarios.