Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un estudio sugiere que los esposos que tienen esposas controladoras viven más y tienen mejor salud

Todos hemos escuchado la frase “esposa feliz, vida feliz”, pero un nuevo estudio descubrió que “una esposa controladora tiene una vida más sana”, y ¡es verdad! Investigaciones anteriores demostraron que los cónyuges pueden afectar en la salud y la longevidad de los demás. Sin embargo, este estudio arrojó algo de luz sobre el porqué las esposas que están a cargo de las situaciones deben ser apreciadas.

Genial.guru le echó un vistazo a este estudio para comprender por qué un esposo puede beneficiarse de tener una esposa controladora.

Las esposas regañonas pueden ser algo bueno para sus esposos

Resulta que, cuando los hombres están infelizmente casados, tienen un menor riesgo de desarrollar diabetes, según un estudio dirigido por un sociólogo de la Universidad Estatal de Míchigan. Incluso en el caso de que la desarrollen, tienen una mayor probabilidad de recibir un tratamiento exitoso gracias a sus esposas.

Hui Liu, la investigadora, dijo que esto puede deberse al hecho de que algunas esposas monitorean constantemente la salud de sus maridos, especialmente si estos no se encuentran bien o tienen enfermedades como la diabetes, la cual requiere de un control frecuente. Sin embargo, los maridos pueden sentirse descontentos con las esposas que les dicen qué hacer, ya que pueden verlo como algo “fastidioso”.

Dado que la diabetes es la séptima causa principal de muerte en Estados Unidos, este hallazgo es significativo. La investigación que analizó los resultados de una encuesta realizada a 1 228 personas casadas, de edades comprendidas entre 57 y 85 años, durante 5 años, desafía la suposición de que un matrimonio infeliz equivale a mala salud y, por lo tanto, a una vida más corta.

Pero las esposas son más saludables en los matrimonios felices

El mismo estudio sugirió que lo contrario es cierto para las mujeres. Un buen matrimonio significaría un menor riesgo de ser diabético 5 años después. Las damas pueden ser más sensibles que los hombres en la calidad de una relación y, por lo tanto, es más probable que experimenten un impulso de salud dentro de una relación de buena calidad, según los investigadores.

Demasiado cuidado hace más daño que bien

Dicho esto, se observó que demasiado control también puede crear un estrés abrumador en los cónyuges. Muchos estudios han demostrado que los matrimonios infelices pueden ser malos para el cuerpo, el corazón y la mente. Una investigación en particular siguió a alrededor de 10 000 daneses durante 11 años, y concluyó que aquellos con parejas exigentes tenían un riesgo de mortalidad temprana entre un 50 % y 100 % mayor que aquellos que vivían vidas más pacíficas.

¿Estás de acuerdo con que las esposas controladoras pueden ayudar a sus parejas a vivir vidas más largas y saludables? ¡Comparte esto con alguien que conozcas que siempre mantiene a su esposo bajo continuo control para, de esta forma, mostrarle algo de aprecio!