Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Formas de estropear la celebración de Año Nuevo de tal modo que ya nada podrá salvarla

Todo el mundo ha escuchado muchas historias sobre un Año Nuevo arruinado. Después de todo, es una de las fiestas más importantes del año, lo que significa que hay muchas posibilidades de que algo salga mal. Vale la pena evitar las acciones que hace tiempo son formas probadas de arruinar la celebración, porque quién quiere pasar un mal rato en lugar de festejar y divertirse, ¿verdad?

En Genial.guru nos esforzamos por recopilar varias situaciones y actitudes que pueden arruinar cualquier Año Nuevo, incluso el más esperado, para que nuestros lectores puedan evitarlas.

Experimentar con platos exóticos

Cansados de los platos de siempre, que se preparan año tras año una y otra vez, a veces nos dan ganas de probar algo no tan tradicional y hasta exótico. En este caso, es mejor preparar una minirración unos días antes de la fiesta. Así quedará claro si realmente vale la pena cocinar el plato y cómo reaccionará el cuerpo a los nuevos alimentos. De lo contrario, puedes terminar con un platillo incomprensible o pasar el Año Nuevo con malestar estomacal.

Aceptar invitaciones de personas poco conocidas

Los nuevos amigos pueden sorprenderte tanto positiva como negativamente. No importa lo atractiva que suene su propuesta, existe la posibilidad de dejar la fiesta de mal humor y habiendo pasado un mal rato. En cambio, los viejos conocidos siempre crearán un ambiente 100 % cálido y alegre, haciendo que la reunión en la tan esperada celebración sea amena.

Gastar una fortuna en las fiestas de fin de año

Para muchas familias, el fin de año puede terminar siendo una época muy cara: muchos regalos para todos los familiares, grandes mesas festivas, etc. Existe el riesgo de agarrarse la cabeza después de la celebración y pasar los próximos meses intentando conseguir el dinero que tan fácilmente se destinó a las fiestas de fin de año. El evento puede abordarse con prudencia: calcula de antemano cuánto dinero puedes gastar sin comprometer tu presupuesto.

Invitar gente desde temprano en la mañana

Cuando la celebración de Año Nuevo comienza demasiado temprano, puede que no quede nada de entusiasmo para la noche. El descanso, la relajación y la preparación tranquila de la fiesta para recibir el próximo año pueden convertirse en un pasatiempo favorito para muchas personas. De esta manera, quedará suficiente fuerza para la cena festiva, las campanadas y los fuegos artificiales, y también te sentirás fresco y descansado.

Llenar el estómago hasta perder la capacidad de moverse

No comer en exceso es una meta que todos se proponen, pero solo unos pocos logran cumplir. La gente puede no aumentar mucho de peso durante las fiestas de fin de año, pero la sensación de haber comido en exceso es muy desagradable. Sin embargo, sobre la mesa hay un sinfín de platos que uno realmente quiere probar. Y tampoco hay que olvidase de los enormes postres al final de la cena. Dan ganas de probarlo todo y de inmediato, pero ¿realmente vale la pena sufrir las consecuencias por el resto de la celebración?

Reunir a un grupo grande de amigos y familiares alrededor de la mesa

¿Reunir a un grupo de amigos y parientes lejanos en la víspera de Año Nuevo? ¿Por qué no? Pero de repente puede ocurrir una situación incómoda o un reencuentro desagradable. En primer lugar, es difícil reunir a todos en la mesa y prestar atención suficiente a cada uno, de modo que nadie se sienta ofendido. En segundo, adivinar qué comida servir también es difícil: alguien está a dieta, otro no come mayonesa, etc. Y, en tercer lugar, no siempre está claro qué tipo de relación tienen todas esas personas entre sí. Alguien puede disgustarse con un familiar de repente, garantizando un Año Nuevo arruinado para todos.

No comer hasta la cena de Año Nuevo

Recuerda lo que pasaba el 31 de diciembre cuando eras niño. Los padres cocinaban durante todo el día desde temprano por la mañana, y tú caminabas junto a esas montañas de comida y no podías probar nada. Pero por la noche, cuando todos se sentaban a la mesa, podías tomar un trozo. Aunque no, no solo un trozo: tu mamá te servía diligentemente un plato entero de todo lo que veía. Luego, todos se quedaban sentados con una barriga enorme y no podían moverse. Y, al mirar la mesa, se daban cuenta de que apenas se habían comido una décima parte de los platos preparados.

Discutir con los familiares

En esta grandiosa noche se reúnen familiares de todo el país, y tal vez incluso de todo el mundo. Cada uno tiene su propio punto de vista sobre la vida y los temas delicados pueden convertir la celebración en una gran disputa. En el Año Nuevo, incluso un tema tan inofensivo como los regalos es una causa muy común de discusiones, dice una psicóloga.

Limpiar la casa y desmontar todo en el hogar en la víspera de Año Nuevo

Existe la creencia popular de que antes de celebrar Año Nuevo hay que tirar las cosas innecesarias y limpiar la casa. Esta es una excelente manera de comenzar la vida desde cero, pero es mejor hacerlo aproximadamente una semana antes de las fiestas. Aunque celebrar Año Nuevo de una manera poco común, en medio de cosas esparcidas por toda la casa, en un solo zapato y con un solo ojo maquillado, también es una opción interesante.

Comprar productos de calidad desconocida

En la víspera de las fiestas, a menudo, en las tiendas hay grandes descuentos en productos de marcas poco conocidas. En ocasiones, es realmente imposible resistirse a precios tan atractivos, y las manos meten todo solas en la cesta de compras. Por si acaso, es mejor abrir el frasco de un fabricante desconocido un par de días antes de Año Nuevo y probar su contenido para evitar sorpresas en la fiesta.

Hacer regalos inútiles

Nadie quiere recibir pantuflas, artículos de higiene, calcetines y kits para el hogar como regalos para las fiestas de fin de año. Esto no encaja para nada en el ambiente mágico y festivo que nos promete la celebración. Puedes leer sobre los errores más comunes cometidos por los familiares en este evento en otro de nuestros artículos, donde los usuarios de la red compartieron los peores regalos que recibieron para las fiestas de fin de año.

Celebrar hasta la mañana

Los buenos recuerdos de la celebración de Año Nuevo son un gran regalo para cualquiera. Pero pueden estropearse accidentalmente si la celebración se extiende hasta la mañana. No por nada el Año Nuevo es llamado “noche mágica”, y no “mañana mágica”.

Posponer las compras hasta el último día

Las hadas y los duendes mágicos que preparan platos increíbles para la mesa de Año Nuevo tienen la costumbre de barrer una gran cantidad de comida de los estantes de todas las tiendas. Además, las filas que forman se extienden a kilómetros de largo. Para adelantarse a ellos, hay un pequeño truco útil: compra los productos necesarios un par de semanas antes y ponlos en el refrigerador.

Cuéntanos en los comentarios: ¿qué Año Nuevo de tu vida recuerdas como el más desafortunado de todos?

Compartir este artículo