Genial
Genial

Por qué los bebés deberían dormir en la habitación de sus padres durante su primer año, y otros datos relacionados

La mayoría de los padres, en especial los primerizos, siempre tienen la ilusión de crearle a su bebé un espacio acogedor para recibirlo. En muchos casos decorando la habitación con colores pasteles, peluches y agregando lindos accesorios, sin imaginar que no es hasta el primer año que podrán disfrutar de este espacio.

En Genial.guru quisimos facilitar un poco las cosas y realizamos una investigación profunda sobre estudios que explican detalles interesantes relacionados con el sueño de los bebés.

1. Dormir en la misma habitación

Según la Academia Americana de Pediatría, los bebés deberían dormir en la misma habitación de sus padres, al menos hasta el primer año de vida. Los recién nacidos deberían dormir solos en una cuna o moisés, a la vista de sus padres para facilitar el cuidado, alimentación y control, ya que los primeros 6 meses son críticos y se pueden presentar situaciones relacionadas con el sueño que ponen la vida del bebé en riesgo.

2. Dormir en la misma cama

No es recomendable compartir la cama de los padres con el bebé o la bebé, ya que se corre el riesgo de asfixias, caídas y atrapamiento del pequeño durante el sueño. Así que lo idea, es que el recién nacido tenga un espacio separado al de los padres, pero dentro de la misma habitación. Ya que de este modo se podrá tener un mayor acceso a las necesidades del pequeño.

3. Cunas junto a la cama

Estos dispositivos pueden resultar de gran comodidad para los padres, pero es necesario estar atentos a ciertos detalles, debido a que es común que los padres se queden dormidos mientras alimentan al bebé. Por eso, deben cerciorarse que no existan almohadas o ropa de cama que pueda poner al pequeño en riesgo, especialmente en sus primeros meses de vida que son más vulnerables.

Sin embargo, la recomendación de los especialistas es que los pequeños tengan una cuna separada de la cama de sus progenitores para dormir, y así evitar todo tipo de accidentes o descuido.

4. Postura correcta para dormir a los bebés

Los especialistas recomiendan que los bebés deben ser colocados boca arriba al dormir durante su primer año de edad, ya que de este modo se previene el riesgo de asfixias durante el sueño. Por eso, se debe evitar colocar o dejar que los pequeños duerman en forma lateral o boca abajo sin supervisión, y únicamente sería aceptable esta posición cuando el bebé esté despierto.

5. Cómo debe ser la superficie para dormir

Los bebés deben dormir sobre una superficie firme, por lo que se debe evitar los colchones blandos, ya que tienen la posibilidad de crear hendiduras en la superficie y permitirle al pequeño voltearse. Además, que estos colchones deben ser del tamaño exacto y ajustar perfectamente al espacio de la cuna o moisés, para que no existan espacios en los laterales donde el bebé pueda lastimarse.

6. Objetos dentro de la cuna

Las cunas o moisés durante el primer año del bebé, deben ir únicamente con una sabana ajustable, sin ropa de cama, ni almohadas, edredones acolchados, peluches o cualquier tipo de lencería blanda. Únicamente se recomienda colocar una funda protectora sobre el colchón que sea muy delgada y quede muy bien sujeta.

7. Almohadas protectoras

Anteriormente, se utilizaban almohadillas protectoras para cubrir la separación de los listones de las cunas, pero actualmente por las nuevas regulaciones, los listones deberían estar más juntos, de modo que ya no es necesario utilizar este accesorio dentro de las cunas.

8. Dormir en portabebés o asientos de vehículos

No es recomendable acostumbrar a los bebés a dormir, en especial los menores de 4 meses, en portabebés, sillas de automóviles, cochecitos o cualquier dispositivo distinto a su cuna, debido a que existe la posibilidad de que el pequeño tome una posición incorrecta que lo ponga en riesgo, por lo que siempre se debe prestar atención a la postura, y verificar que tenga la cabeza hacia arriba y sin ninguna obstrucción en sus vías respiratorias.

9. Dormir en sofás con bebés

Es común que los padres decidan alimentar o dormir a sus pequeños sobre un sofá y sillón para mayor comodidad, pero esos asientos son realmente peligrosos para ellos. Ya que puede quedarse atrapados entre los cojines, entre las demás personas sentadas o caerse. Por esto, se debe evitar dejar dormir a los bebés sobre los sofás, y llevarlos a su cuna para continuar con el sueño.

10. Bebés durmiendo juntos

Es recomendable evitar que los hermanos, incluso gemelos, compartan la misma superficie al momento del sueño. Lo ideal es que cada uno tenga una cuna separada de la otra y ropa de cama individual.

11. Abrigo excesivo en los bebés

Se debe evitar abrigar por demás a los bebés, ya que pueden sufrir de sobrecalentamiento. A los bebés se les debe vestir de acuerdo a la temperatura, con no más de una capa de abrigo de la que utilizaría un adulto, sin cubrir su cara o cabeza. Además de verificar signos de calor en el pequeño, como sudoración o sensación de calor en el pecho.

12. Monitores de sueño para bebés

No existen datos que comprueben que estos accesorios puedan detectar, si los signos vitales de los pequeños estén bien. Por lo que, no es recomendable confiar el absoluto cuidado de los bebés en estos dispositivos, sino que es necesario prestar atención de forma directa del sueño del recién nacido, cada cierto período de tiempo.

13. Enrollar al bebé con un manta cuando duerme

No es recomendable utilizan mantas o cubrir al bebé en forma de sobre, si se observa que tiene tendencia a voltearse cuando está dormido. En este caso, es mejor no usar ningún tipo de manta y dejar los brazos y piernas libres del pequeño, para que en caso de que ruede pueda ayudarse con sus manos a levantar su cabeza.

Y tú, ¿eres de las personas que prefieren dormir cerca de su bebé o en habitaciones separadas? ¿Conoces algún truco para qué los bebés recién nacidos duerman con mayor facilidad? Déjanos tu comentario.

Genial/Psicología/Por qué los bebés deberían dormir en la habitación de sus padres durante su primer año, y otros datos relacionados
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos